Home / Ferrol / Cedeira / Comienza el juicio por «asesinato» al cedeirés que atropelló mortalmente a otro en 2012

Comienza el juicio por «asesinato» al cedeirés que atropelló mortalmente a otro en 2012

FERROL360 | Lunes 20 marzo 2017 | 21:52

Primera sesión este lunes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña del juicio contra el cedeirés acusado de atropellar intencionadamente a otro hombre en el paseo marítimo de la villa causándole la muerte. Siete hombres y tres mujeres seleccionados tendrán que emitir un veredicto por este suceso y será este martes cuando declare el acusado.

Según los argumentos de la defensa, todo habría sido un «accidente». Aseguran que «no hay pruebas» que demuestren la acusación de asesinato a la que se enfrenta este vecino de Cedeira, de modo que piden su libre absolución. Su letrado añadía en la sesión de esta mañana, negando la intencionalidad del atropello, que la víctima estaba «obsesionada» con el acusado, llegando a ponerle hasta 80 denuncias.

La Fiscalía, por su parte, solicita 21 años de prisión por un delito de asesinato, pero la acusación particular eleva la petición a 24 años. El Ministerio Público entiende que el atropello fue intencionado, pero la defensa alega que se trata de una acusación «injusta»: «Fue un accidente y la coincidencia de la enemistad es lo que ha llevado a iniciar este proceso judicial», ha expuesto ante el jurado su abogado defensor.

Una enemistad manifiesta

Los hechos ocurrieron en Cedeira el 10 de agosto de 2012 cuando la víctima, Juan José García Cheda, caminaba por una calle cercana al puerto de la villa en el mismo sentido de la marcha por donde circulaba en coche el acusado, Maximino Caruncho Pérez.

Eran las 9:50 horas cuando, según el escrito de la Fiscalía, el acusado «varió la trayectoria y le arrolló por la espalda sin que la víctima pudiese advertirlo ni hacer nada por evitarlo y sabiendo que con ello le ocasionaría la muerte o, cuando menos, que ésta sería la consecuencia más probable de su acción».

Los numerosos procesos judiciales que se establecieron entre ambos daban cuenta de la enemistad que se profesaban. Según el relato que recogen varios medios, Maximino Caruncho, constructor de profesión, habría realizado obras en un edificio colindante a la vivienda de la víctima, provocándole daños estructurales al inmueble y ahí habría comenzado el conflicto entre ellos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*