Home / Actualidad / Desayuno con Suárez

Desayuno con Suárez

El Parador de Turismo de Ferrol acogió el desayuno informativo con Suárez (foto: M.C.)
El Parador de Turismo de Ferrol acogió el desayuno informativo con Suárez (foto: M.C.)

MARTA CORRAL | Ferrol | Jueves 21 enero 2016 | 22:08

Cuando en plena campaña electoral el azar quiso que fuese una servidora la redactora de Ferrol360 que acompañase al candidato de Ferrol en Común durante un día entero dentro de su ajetreada agenda electoral, Jorge Suárez, un tipo al que yo tenía por tímido y reservado, me mandó un WhatsApp pocos días antes de la fecha elegida para saber qué es lo que yo desayunaba, bromeando sobre el formato de 24 horas con los candidatos que íbamos a realizar. Ocho meses más tarde, no sólo yo sino toda la prensa ferrolana ha desayunado no una, sino dos veces con el actual alcalde de Ferrol.

El regidor es un hombre accesible que nada tiene que ver con pedestales, cuyo traje es siempre el mismo ya sea durante una rueda de prensa, en los pasillos o tomando una caña. Quizás, precisamente por esa cercanía, su perfil no encajaba a priori con el formato de Conversas no Parador, el ciclo de desayunos con personajes relevantes que ha puesto en marcha el Club de Prensa, porque el alcalde no suele cortarse ante los micros. Finalmente, Suárez resultó ser un padrino de excepción, repartiendo retranca y conciliación, contestando sin tapujos a todas las preguntas que periodistas y otros invitados le formulamos a destajo.

«Son un rapaz normal», comenzó, «miña nai é do Couto e meu pai de Barallobre, nacín en Vigo e síntome ferrolán polos catro costados». En su presentación -que fue una declaración de intenciones en toda regla-, Suárez relató que «veño do mundo da Xustiza e son relativamente novo na política e non creo nela coma unha profesión», aunque ve necesarias dos legislaturas seguidas para materializar proyectos, «non como ambición persoal».

Confesando en varias ocasiones que lo único que lamenta desde que llegó a la Alcaldía es no poder pasar más tiempo con su familia, el alcalde se mostró como una persona que siempre busca la gama de grises y huye de sectarismos, apostando por «superar as diferenzas», incluso anteponiendo un «proxecto de cidade» por encima de su propia ideología.

Confía en recuperar los 90.000 habitantes de un Ferrol que pocos recuerdan ya, pero que está convencido que volverá: «Que poidamos soprarlle á nube de pesimismo que nos invade e recuperar a autoestima e a fe en nós mesmos», vaticinaba.

Los dos Ferroles

A nadie se le escapa que desde la llegada del bipartito cada tema se polemiza más que el anterior y la sociedad ferrolana parece estar más polarizada que nunca. La Semana Santa o la peatonalización han sacado lo peor de la ciudad y el alcalde es consciente de ello: «Existen dous Ferroles. O Ferrol obreiro e o Ferrol do Casino, por chamalo dalgún xeito». Sabe que en temas como la Armada, Navantia o el trato con las cofradías se le mira con lupa.

«Non é a primeira vez que pasa, cando chegamos ás institucións hai xente que ten medo de que sexamos uns bolivarianos revolucionarios», bromeó, al tiempo que reconocía mantener «unha magnífica relación co presidente da Autoridade Portuaria e os edís do PP en Ferrol. Ese ten que ser o camiño».

«Non son antimilitarista, estou en contra da OTAN pero entendo que cada país ten que ter un exército para defender a súa soberanía», admitió Suárez, zanjando los rumores sobre una posible incoherencia: «Non estou en contra da construcción naval militar». Admitiendo, eso sí, que cuando Navantia negocia con Arabia Saudí «teño más problemas de conciencia».

Explicó que «coa Armada nunca tiven ningún problema» y que con el presidente de la Junta General de Cofradías y Hermandades de la Semana Santa de Ferrol, César Carreño, mantiene «unha excelente relación».

No obstante evitó precisar qué cantidad aportará el Concello a la celebración religiosa diciendo que «esa casilla aínda está en branco» y apreciando que «nun Estado laico os eventos relixiosos non teñen que ser subvencionados, pero entendo o ben que a Semana Santa fai polo comercio e a hostalería». «Por riba dos meus principios e ideas está a cidade de Ferrol»,concluyó.

Man Castro, Siro López, Jorge Suárez y el director del Parador, José Antonio Cedena (foto: M.C.)

Man Castro, Siro López, Jorge Suárez y el director del Parador, José Antonio Cedena (foto: M.C.)

«O cuarto poder ten moito poder»

Suárez dijo intentar siempre «comunicar en positivo», pero reconoce que sufren «un acoso e derribo por medo aos movementos de unidade popular» y eso que no pretenden quemar contenedores sino «aplicar a transparencia e a participación cidadá».

Reconociendo entre risas que después de las polémicas suscitadas por su barba de dos días o sus camisas por fuera del pantalón se ha comprado «tres ou catro americanas», el alcalde manifestó que «o cuarto poder ten moito poder». Hablando de la profesión periodística, confesó que su hermana ejerce de periodista en Vigo y conoce de cerca esta «profesión menosprezada e maltratada», poniendo como ejemplo de lucha a los profesionales de Diario de Ferrol.

Suárez dice estar de acuerdo con el apoyo institucional a los medios, pero de una forma equitativa y justa, reconociendo que sintió presiones de algunos que buscaban obtener financiación «o día seguinte á toma de posesión ». Pretende, con la ordenanza de publicidad institucional que prepara el Concello, que la financiación «sexa equitativa e non haxa trato de privilexio» porque con el anterio gobierno, dice, «había moita opacidade».

«Eu non me sinto especialmente maltratado, a crítica é lexítima, o que me produce tristura é que cando sexa vello e revise a hemeroteca vou pensar que o fixen peor do que o fixen ». Jorge Suárez, genio y figura.

2 comentarios

  1. Hay que llevarse bien con la prensa para que lo traten bien a uno y censuren los comentarios que no son favorables

  2. Cada vez que abre la boca, genera un conflicto con un nuevo sector social. No le llega con tener follón con Semana Santa, rondallas, comerciantes,… que ahora también carga contra los que no trabajan en astilleros, o los que, aún trabajando, son socios del Casino.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*