Home / Opinión / "Esa cabeciña..." / Los cuatro jinetes del apocalipsis de las relaciones de pareja

Los cuatro jinetes del apocalipsis de las relaciones de pareja

ALEXANDRE LAMAS (Psicólogo) | “Esa cabeciña…” | Lunes 11 junio 2018 | 18:40

Muchas personas que acuden a terapia piensan que su relación de pareja va mal porque hay discusiones. Aspiran a una relación en la que nunca se discuta. Es un error pensar de esta manera. Las parejas que funcionan no son las que no discuten, si no las que se llevan bien cuando no discuten y resuelven adecuadamente las discusiones.

La expresión “Los cuatro jinetes del apocalipsis de las relaciones de pareja” no es mía, es de John M. Gottman, un psicólogo norteamericano que ha llegado a predecir con un 91% de fiabilidad el futuro de las parejas, gracias a sus investigaciones con cientos de ellas en su centro de investigación, que él denomina “El laboratorio del amor”.

De las seis señales que nos pueden alertar de que una pareja no acabará bien, la más famosa es la número dos “Los cuatro jinetes del apocalipsis”, paso a resumiros de qué van.

El primer jinete: las críticas

Gottman diferencia entre las quejas y las críticas. Las quejas solo hacen referencia a una acción específica. La crítica, sin embargo, es más global y va acompañada de una carga negativa sobre el carácter y la personalidad de la otra persona. Por ejemplo, una queja sería: “Deberías haberme consultado antes de invitar a alguien a casa. Quería estar a solas contigo”. Una crítica sería algo así como: “Para ti lo más importante son los amigos, nunca piensas en nada más”. (Podéis añadirle tacos si queréis).

Este primer jinete es muy habitual en las relaciones y no significa estar condenado a la separación. El problema es que este jinete allana el camino para los otros tres.

El segundo jinete: el desprecio

El sarcasmo, el escepticismo, los insultos, gestos como poner los ojos en blanco, la burla, el humor hostil, etc. Son formas del desprecio, el peor de los cuatro jinetes, que envenena las relaciones. Porque es imposible resolver un problema cuando tu pareja recibe el mensaje de que el problema es él o ella. El desprecio siempre aumenta el conflicto.

Cuando alguien usa estos recursos no es porque quiera arreglar las cosas, lo que busca es rebajar a la pareja. Y humillar a otra persona nunca ha resuelto nada.

Tercer jinete: actitud defensiva

Se da como respuesta a la crítica o el desprecio. Aunque defenderse de los ataques es algo comprensible, rara vez da los resultados esperados. Siguiendo el ejemplo del primer punto vendría a ser algo así: “Para ti lo más importante son los amigos, nunca piensas en nada más”. “Si tan mala persona soy, ¿por qué estás conmigo?”.

Esta respuesta está mandando el mensaje: “El problema no soy yo, eres tú”. Por lo que el atacante no solo no dará el brazo a torcer, si no que atacará con más vehemencia.

Cuarto jinete: actitud evasiva

En las parejas donde las discusiones tienen un planteamiento violento, donde las críticas y el desprecio provocan una actitud defensiva, finalmente uno de los dos se distancia. Es la llegada del cuarto jinete. El ejemplo típico de esta situación sería una persona que se encuentra con un bombardeo de críticas y lo que hace es ponerse a ver la tele o irse de la habitación.

Cuanto más adopta esta actitud, más ataques recibe. Al apartarse está evitando la pelea, pero también esta poniendo en peligro la relación. A juicio de su pareja, la persona evasiva actúa así porque no le importa la relación.

Este jinete llega de ultimo, por eso no es habitual en las parejas que llevan poco tiempo. Se da cuando el mal rollo es tan grande que la evasión parece lo más razonable.

Pero hay soluciones. Para Gottman la clave para reanimar una relación no reside tanto en cómo manejamos las discusiones si no en cómo se relaciona la pareja cuando no está discutiendo. Es decir, ve más importante fortalecer las cosas buenas para así enfrentar mejor los conflictos.

Seguiremos profundizando en ello. Seguiremos hablando de ello, pero si no podéis esperar, os recomiendo su libro Siete reglas de oro para vivir en pareja.

Alexandre Lamas es psicólogo y ejerce profesionalmente en Ferrol, para más información podéis visitar su página web en este enlace.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*