Home / Ferrol / Ferrol / Miedo y asco en la plaza de Armas

Miedo y asco en la plaza de Armas

Jorge Suárez en el pleno de investidura de Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos)

Jorge Suárez, en el pleno de investidura de Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

RAÚL SALGADO | Ferrol | Viernes 25 noviembre 2016 | 20:55

No es nada nuevo, pero el ritmo del pleno de este jueves en el Concello de Ferrol invita a bajarse del tren. Pensar en una sesión de contenido meramente técnico que va más allá de la medianoche, más de cinco horas de improductivo debate, es sencillamente propio de Dalí. Y él era un genio difícilmente imitable.

La clase política ferrolana ha optado por agarrarse al micrófono mientras los ciudadanos sufrimos su inconsistencia moral. Intervenciones interminables, como si esto fuese el Congreso de los Diputados. Divagando en torno al color de las nubes. Nos venden desde otros altavoces que la recuperación vino para quedarse, pero las listas del antiguo Inem no están vacías.

Con este telón de fondo, la corporación opta por taparse los oídos y eludir los verdaderos problemas. En verdad, a algunos lo único que les importa es la pasta. La pinza de PP y PSOE parece predestinada a acabar en la nariz para tapar el olor. El silencio ha sido la consigna en el día después, nadie se atreve a salir de la madriguera.

Realmente, a ver quién cuenta por qué partidos teóricamente unidos por prácticamente nada unen sus votos… para retirar dinero a ediles en el gobierno y adjudicarse las monedas a ellos mismos. ¿Dónde están las carencias de Ferrol? ¿Quién justifica que concejales del PP no fuesen capaces de salir al paso de lo ocurrido?

La formación hegemónica en Galicia se pone una venda, quizás sabedora de una mayoría absoluta a la vuelta de la esquina en la ciudad, y se presta a diseñar su hoja de ruta para recuperar el bastón. En el corto plazo, se mete en el barro y pacta con una portavoz socialista a la que han cargado con todo tipo de críticas históricamente. No solo ellos. Poco parecen importar ahora.

Y al revés, ya que Beatriz Sestayo ha sido la principal defensora de cualquier negativa a un PP que ve salpicado por corrupción. No se ve ahora mucho obstáculo para llegar a acuerdos. No analizaremos que su enmienda fuese replicada por Martina Aneiros casi sin titubear, provocando que en el salón de plenos se atisbase que aquello venía cocinado con antelación.

A saber cómo se podrán defender desde este viernes vetos, rechazos y censuras de toda clase. La memoria es frágil, pero la hemeroteca es traicionera. Se propone moción de censura y todos apartan el cáliz sin tener en cuenta que el ferrolano de a pie tiene complicado fiarse desde este hito de casi cualquier representante en el consistorio.

Los que nos sentimos ferrolanos estamos hartos de que se manche el nombre de esta ciudad tan golpeada. De que otra vez salgamos en los medios porque nos gusta el espectáculo. Que nadie nos acabe de quitar el cartel de peculiares. Para elegir representantes en Puerto o Mancomunidad hay empujones, como para mociones sobre temas que no dependen de un Ayuntamiento.

Otro tanto ocurre si salta el dinero al aire. Lo pilla el primero. Frente a todo esto, un ejecutivo esclavo de su minoría que, todo hay que decirlo, se presentó a pecho descubierto, sin saber quién le daría la mano. Y este oficio es de navajeros. Una concejala de Urbanismo, departamento capital, privada de cotización y a régimen a base de dietas.

Sin poder regresar en el corto plazo a su trabajo, argumentan ella y cada vez más que por una obsesión personal de un PSOE destrozado. Al que la vista no le ofrece perspectiva más allá de la manzana siguiente, que no prevé que la siguiente caída será hacia la irrelevancia. Qué más da mientras uno mismo tenga sueldo.

Cavando un agujero insoportable en el que la palabra tránsfuga ya apesta y sobre la cual, por cierto, nadie dice nada. Llevamos más de dos meses y de tanto invocar no hay un dictamen oficial. Navegando en la incertidumbre, se cita esa palabra para intentar minar a dos concejalas que, por ahora, son tan legítimas como el resto.

El BNG, sostenido en un Iván Rivas que defiende cada vez mejor su labor, perdió el tiempo provocando al PP, que le respondió por medio de Guillermo Evia. Aparentemente, rencillas más personales que de grupo. Absurdas trincheras, llamar la atención sobre lo menos importante y no tener la valentía de entrar en un gobierno cojo. En apariencia, su lugar natural.

Y Ciudadanos, escribió este viernes una compañera en otro medio, convidado de piedra. El alcalde recurre a la serie sobre narcos más relevante de nuestro tiempo y pone luz sobre el enésimo conflicto que puede llevarse por delante la estabilidad del Ayuntamiento. De verdad, no entiendo que no se den cuenta (casi todos entre) los 25.

15 comentarios

  1. Jorge Suárez no tenía ni idea de Ferrol y la culpa de lo que pasa ahora es del que le puso de cabeza de lista

  2. Cualquiera diría que al Sr Raúl Salgado le paga su sueldo el Alcalde o su formación, vaya artículo. Resulta que ahora, los únicos que no son responsables de la situación son el Alcalde y FeC?
    Las opiniones las hay para todos los gustos, por suerte vivimos en Democracia, por eso espero que mi opinión ses publicada también

    • Juanvi, pides respeto a todas las opiniones porque vivimos en democracia, pero acusas al que escribe (servidor) de trabajar a sueldo de alguien. Curioso respeto el tuyo.

      • Juanvi: Está todos los días en todos los foros escribiendo siempre, siempre, siempre a favor del PP, por algo sera.
        Les invito a que miren en Diario de Ferrol especialmente

  3. Él si que esta metido en una cueva, llorando cual niño pequeño pidiendo por su Mamá.
    Que se dedique a trabajar, que para eso los ciudadanos pagamos los impuestos para que este jendarme pueda comer y vivir a nuestra costa. Este si que es de la casta !

  4. No he acusado, he dicho que “da la sensación”,en mi opinión, no es lo mismo que afirmar. Y si escribo con frecuencia porque como ferrolano me implico en la actualidad local. Y defiendo al PP porque les voto y porque me da la gana, sólo faltaría que no pudiese defender mi ideología cuando lo considere oportuno

  5. Ferrol tiene su merecido, todos pidiendo el cambio, pues ahora lo tenéis, locura por conseguir la alcaldia, pues ahora lo tenéis. Ahora tenéis al peor alcalde de la.historia, todos tranquilos que este alcalde ya dijo que no venia a gestionar, debe de ser la única verdad que dijo en su vida.

  6. Que penita tener que aguantar de lunes a viernes a un alcaldevde la cstegorīa de Suarez que no sabe ni mandar ,ni gestinar …ni tan siquiera tener unidos a sus concejales.
    Una grillera tiene montada en el Concello

  7. Iago Iglesias Yáñez

    Me parece muy fuerte lo de este artículo. “A algunos sólo les importa la pasta”, “adjudicarse las monedas a ellos mismos”. Puede que no me publiquen este comentario, pero decirles que hasta ahora presumía que éste era un medio de comunicación serio y objetivo, pero lo único que atisbo en este artículo es un inexplicable interés en dejar a quien ostenta la alcaldía como la víctima de una situación que sólo él creó. Ni ganó ni le votaron para liderar nada, pero ahí está. Y aún encima de no hacer nada, actúa con prepotencia. Y resulta que la culpa es de los demás. Pues no, señores. No estoy de acuerdo.

    • Bravo por no estar de acuerdo, Iago. Básicamente porque no tienes que estar de acuerdo, esto es la democracia. ¿Serio y objetivo? Es un artículo de opinión; si no estás de acuerdo, estupendo. Nadie obliga a que aplaudas ni a que los demás lo hagan ante tu discrepancia. En ese artículo, servidor defiende que el interés económico es a todas luces lo que ha movilizado a dos partidos teóricamente antagónicos. Sorprendente, en mi modesta opinión. Aquí nadie defiende nada o a alguien, critica algo y a alguien. Que no es lo mismo. Por cierto, la persona a la que te refieres no ganó (las elecciones), pero sí le votaron para liderar algo: un gobierno. Por algo está ahí, que los alcaldes no se eligen a dedo.

    • A los alcaldes los eligen los concejales, no los ciudadanos, señor Iglesias. Lo establece la Constitución y la legislación correspondiente. En democracia no gobierna quien saca más votos, sino quien es capaz de aunar la mayor cantidad de apoyos en un parlamento o una corporación para formar gobierno. El actual alcalde lo es legítimamente. Se puede ser alcalde de dos formas: con mayoría absoluta (que nadie la logró en las últimas elecciones locales) o con coaliciones de gobierno. Y no hay que olvidar que en Ferrol, desde 1979, casi nunca hubo gobiernos monocolores. Por lo tanto, critíquese gestión, iniciativas, acuerdos, impulso o estilo. Pero no legitimidades para gobernar, porque estas últimas son claras.

  8. Inquina.
    Eso es lo que tienen algunos ferrolanos y ni yo sé por qué ni ellos lo saben. Hace una semana di una opinión sobre el aparcamiento de la plaza de Armas y me contestó una señora empezando su argumento llamándome RADICAL. Y solo por hablar de un aparcamiento.
    Ahora veo que el alcalde se puso en la alcaldía porque le dio la gana. Otro dice que es el peor alcalde que tuvo Ferrol. También que no hace nada. Etc. Etc.
    Raúl, el artículo me encantó pues a pesar de lo que dice alguno más arriba es imparcial y objetivo.

  9. Pues a mi, sinceramente, me parece un articulo de opinión muy certero. Yo, que suelo votar al PP, me parece increible este “abrazo sestayista” y no me gusta nada.
    No me gusta este Alcalde, primero por no arreglar ningún problema, y segundo por crear alguno que no lo había, pero en este caso el PP y el PSOE se han casado.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*