Home / Eume / Una vuelta de tuerca al Legado de Tibu: nace el movimiento «Paga la mariscada»

Una vuelta de tuerca al Legado de Tibu: nace el movimiento «Paga la mariscada»

Pablo González en su vídeo proponiendo que paguemos una mariscada y no sigamos con el Legado de Tibu
Pablo González en su vídeo proponiendo que paguemos una mariscada y no sigamos con el Legado de Tibu

MARTA CORRAL | Ferrol | Miércoles 4 junio 2014 | 17:12

Entregados como estamos a la fiebre del viral comunitario más exitoso de cuantos hayan recaído en Galicia, asistimos a diario, como público o parte del elenco, al espectáculo único de cientos de chapuzones dispersos por los muros de Facebook.

«O te mojas o me pagas una mariscada», ese es el trato que nos legó Tibu. De manera que, sin plantearse siquiera otras opciones, la mayoría de los retados saltan al agua sin complejos, divertidos, originales. Cada vez con más posproducción, buscando el más difícil todavía.

Pero, aunque parezca mentira, algunos de los retados -los llamados sosos, amargados, faltos de sentido del humor, marginados sin amigos, aguafiestas- deciden -decidimos- pagar la mariscada a sus -nuestros- amigos.

¿Por qué no? Eso mismo ha pensado el ferrolano Pablo González cuando estaba a punto de ser un retado más pasado por agua. Decidió hacer algo drásticamente distinto y, además, apostando por la economía de Galicia.

Así, a través del vídeo de su personalísimo Legado de Tibu -que podéis ver en este enlace– Pablo anima a pagar la mariscada. No sólo para compartir mesa con amigos, también para potenciar el consumo de marisco gallego. «En Galicia, el sector primario y, concretamente el marisquero, juega un papel fundamental que podemos todos potenciar», apunta Pablo en su vídeo.

El que se ha erigido como el gurú de los chungos que no nos hemos bañado -a la hora en que publicamos este artículo el vídeo de Pablo lo han compartido 1.249 veces- le ha dado una vuelta de tuerca y un significado al famoso legado: «He estado pensando estos días y he llegado a la conclusión de que, quizás, podríamos aprovechar esa potencialidad global que tienen los virales y desvincularnos del Legado de Tibu».

Pablo nos anima a no mojarnos, a pagar la mariscada, a consumir marisco gallego y, así, aumentar sus ventas: «Mi idea es la siguiente: no tirarse al agua. Si todos en este momento, en este preciso instante, a partir de hoy, conseguimos no lanzarnos al agua, convenciendo a la gente de que no se bañe, podemos potenciar el nivel de mariscada en un 2000 %».

El propio Pablo invitará esta semana a sus amigos, cumpliendo así con el compromiso. «Bajaré a la plaza, veré lo que hay y compraré allí para invitar a algunos amigos», nos confiesa.

Ya saben, la alternativa de Pablo nos deja secos, rodeados de amigos o familiares y con el estómago lleno. Además, si nos ponemos estupendos, también podremos subir nuestro vídeo de apoyo y convencer a nuestros contactos de que no se mojen, diciéndoles: #PagaLaMariscada

Pablo González en su vídeo proponiendo que paguemos una mariscada y no sigamos con el Legado de Tibu

Pablo González en su vídeo proponiendo que paguemos una mariscada y no sigamos con el Legado de Tibu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*