Home / REC360 / Entrevistas / «Ahora desde Ferrol damos clase a españolas que viven en Cambridge y Oxford»

«Ahora desde Ferrol damos clase a españolas que viven en Cambridge y Oxford»

Augusto y Rüdiger en sus academia situada en la calle Españoleto (foto: Ferrol360)

FERROL360 | Lunes 31 mayo 2021 | 16:03

A Augusto Piñón y Rüdiger B. Arndt los habíamos entrevistado ya en 2017, cuando llevaban poco más de dos años al frente de su centro de idiomas: Babblers, ubicado en la calle Españoleto, en Ferrol, donde se puede aprender inglés y alemán. Nos decían entonces que la ciudad naval necesitaba «urgentemente una inyección de creatividad» sin saber que tres años después tendrían que ser inmensamente creativos si querían seguir creciendo.

La pandemia les pilló habiendo hecho, de forma muy puntual, algunas clases a través de Skype, pero eso no supuso ningún problema: «Reaccionamos muy rápido. Ya el jueves antes del decreto del estado de alarma propusimos a nuestro alumnado pasarnos al online ante la incertidumbre y les pareció estupendo», relatan, añadiendo que la nueva fórmula les obligó a hacer de las sesiones un «show» de entretenimiento, todo un reto.

Empezaron con Skype, pero pronto invirtieron en una plataforma profesional en conjunción con 2KSystems. El Microsoft Teams se usa mucho también en centros escolares y permite hacer aulas virtuales, compartir todo tipo de materiales e incluso, destacan, «es muy interactivo y una ventaja para aquellas personas que no pueden acudir en ese momento y podrán ver la grabación de la clase correspondiente».

Dos profesores nativos

No obstante, aunque la modalidad a distancia ha llegado a Babblers para quedarse, no renuncian a los valores que han convertido el centro de idiomas ferrolano en una apuesta segura: pequeños grupos y clases dinámicas, material exclusivo extra, certificado oficial en menos de 9 meses, test mensuales para medir la progresión, simulaciones de exámenes reales y tutorías personalizadas.

Además, a través de su página web, se puede solicitar una prueba de nivel totalmente gratuita para saber nuestro punto de partida. Augusto y Rüdiger, Augus y Rüdi para los que han tenido la suerte de conocerlos personalmente, capitanean este barco en el que también están dos profesores nativos, Vincent y Declan, ambos de Irlanda del Norte, y la ferrolana Natalia Ares, que se encarga de impartir clases de francés en empresas de la zona.

«La verdad es que en estos años no hemos parado de crecer, pero con la pandemia optamos por ampliar el profesorado para poder desdoblar las aulas presenciales de forma segura, sin superar grupos de 4 o 5 personas. Ahora Vincent y Declan trabajan la parte del speaking y listening con el alumnado, y nosotros la parte más gramática. Una combinación que está siendo un éxito».

Una gran oportunidad

Durante el confinamiento y el verano de 2020 tomaron conciencia de que sus clases online no tenían limitación geográfica y su alumnado potencial se ampliaba exponencialmente por todo el mundo. «Lanzamos entonces ya unos cursos intensivos de verano, que vamos a repetir también este año, y la demanda fue increíble», explican.

«Invertimos en una mentora de márketing digital y hemos hecho una nueva web mucho más visual. Además, tenemos Facebook e Instagram, donde procuramos publicar un poco de todo: desde ejercicios hasta dinámicas o trucos, para hacer el aprendizaje más dinámico». Gracias a ello, Augus y Rüdi ahora tienen alumnos y alumnas viviendo en varios puntos del planeta.

Quizás el caso más curioso sea el de dos alumnas de origen catalán que viven en Cambridge y Oxford y dan sus clases de inglés con ellos en la modalidad online: «Nuria, una de ellas, tiene un marido ferrolano y quiso buscar algo relacionado con Ferrol y nos encontró a nosotros. Creo que, aunque estés en el país donde se habla el idioma hay gente que necesita un profesor más familiarizado con los españoles para sentirse más arropados».

El presencial triunfa entre los más jóvenes

Ahora que se han convertido en una especie de profesores youtubers que deben ser más creativos al otro lado de la cámara podría pensarse que han descuidado su labor docente presencial, pero nada más lejos de la realidad. Del centenar de alumnos y alumnas a los que dan clases, la mayoría de ellos siguen acudiendo puntualmente al centro Babblers.

«Nos hemos dado cuenta de que la modalidad online ha encajado muy bien para personas adultas, que estudian o trabajan, y necesitan esa flexibilidad de horarios y no tener que desplazarse hasta aquí. Sin embargo, niños y adolescentes prefieren venir, y sus familias también porque, además de estar más atentos, también les ayuda a conciliar».

Otra de las ventajas de este centro es que el ambiente es muy familiar y cercano gracias a los grupos reducidos: «Parece que fue ayer cuando empezamos y hay alumnos que llegaron siendo niños y ahora están a punto de entrar en la universidad», dicen orgullosos, bromeando con que a ese tipo de estudiantes los han condecorado con «las tres bes, por las tres bes de Babblers».

Rüdi y Augus, que animan a todo el mundo a vencer la vergüenza para cumplir su cuenta pendiente con el inglés, agradecen también haber pasado esta crisis pandémica al lado de otros emprendedores como ellos con los que han podido intercambiar impresiones. Lo han hecho a través de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Ferrolterra, que ha estado organizando también cursos online y asesorando: «Nunca tiran la toalla y se agradece», dicen, añadiendo con sorna que «mientras no nos echen por la edad, seguiremos allí».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies