Home / Ferrol / Ares / Algo más que un juego de niños

Algo más que un juego de niños

MARTA CORRAL | Ferrol | Viernes 12 diciembre 2014 | 9:03

«Llegamos todos, ¿no? Y entonces viene la profe y nos pone una canción. Y nosotros dibujamos lo que queramos. Y decimos si nos pone tristes. O si nos da risa. O también vemos fotos». Jon, 8 años.

«Y entonces con una mano hacemos así. Y con el pie hacemos así. Y luego todos a la vez. Y suena muy fuerte. Primero hay mucho ruido. Luego ya menos porque ya nos lo sabemos». Gabi, 7 años.

«Nos pone música de África o por ahí. Y tenemos que movernos muy rápido y estar atentos a lo que manda. Siempre da mucha vergüenza, pero después no». Daniela, 9 años.

«Cogemos cosas de la basura y las pintamos. Y después la profe nos ayuda a que quede bonito. Les metemos bolitas para que suene muy fuerte cuando lo movemos». Adri, 8 años.

¿Cuántos gallifantes os llevaríais? ¿Ninguno? No os preocupéis, es normal. Al final de este reportaje os diré a qué se refieren estos cuatro niños si después de leerlo todo aún estáis en blanco. La verdad es que no es fácil averiguarlo. No porque ellos no lo estén expresando correctamente, sino porque los adultos ya no estamos preparados para entenderlo. Vemos sombreros donde en otro tiempo hubo una boa tragona que se había zampado a un elefante.

El cuento es una de las grandes puertas que abre la imaginación

El cuento es una de las grandes puertas que abre la imaginación

¿Os acordáis de cuando erais niños? Unos seres bajitos que se empapaban cual esponja de todo lo que ocurría a su alrededor y eran capaces de focalizar su atención durante horas si algo les interesaba de verdad o de desconectar al segundo si algo les parecía aburrido. La mal llamada imprudencia infantil no es otra cosa que la sinceridad y espontaneidad que vamos perdiendo cuando cumplimos años.

Al crecer nos vamos despojando de todo aquello que no encaja en nuestra sociedad institucionalizada. Fabricamos adultos que son fotocopias. Les decimos a nuestros hijos que compitan, que estudien para tener un trabajo, que se desarrollen para no desentonar cuando lo grandioso es combinar una extensa gama de colores.

Aunque formulada en los años 80, la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner aún se aplica tímidamente en países como España y no tiene cabida en el sistema educativo imperante, que parece seguir defendiendo que todos los niños son iguales, cuando es obvio que cada pequeño alberga intereses y motivaciones muy personales.

La teoría defiende que cada uno de nosotros tenemos ocho inteligencias que trabajan conjuntamente y que pueden desarrollarse hasta un nivel adecuado. La inteligencia lingüístico-verbal que nos ayuda en actividades como la escritura, la lectura o la memorización. La inteligencia lógica-matemática que nos facilita la resolución de problemas, trabajar con números y experimentar. La inteligencia espacial que aglutina nuestras competencias a la hora de dibujar, orientarnos, soñar despiertos o jugar a un videojuego. O la que nos hace destacar en la danza, el deporte o el teatro que es la inteligencia corporal-kinestésica.

La inteligencia musical nos ayuda a reconocer sonidos o cantar, mientras que la interpersonal es aquella que nos convierte en seres sociables que pueden comunicarse, liderar un grupo o resolver conflictos. El contrapunto es la inteligencia intrapersonal, mediante la que nos conocemos a nosotros mismos y podemos auto analizarnos. Finalmente, poseemos la inteligencia naturalista, que nos proporciona las habilidades necesarias para interactuar con el medio en el que vivimos y aprender de él mediante la percepción.

Unos bailan mejor, a otros se les da muy bien la informática y otros se pirran por las manualidades. Se trata de descubrir el talento de cada uno (cedida)

Unos bailan mejor, a otros se les da muy bien la informática y otros se pirran por las manualidades. Se trata de descubrir el talento de cada uno (cedida)

Seguro que, llegados a este punto, te habrás dado cuenta cuáles son las inteligencias que más está desarrollando tu hijo en la escuela, ¿verdad? Y también tendrás claro cuáles son las que se le dan realmente bien y con las que disfruta. Ahora dime, ¿son las mismas? ¿Coinciden? Estoy por asegurar que no y que, quizás, hasta ahora no lo habías visto tan claro. Es más fácil si se mira a través del cristal adecuado.

Descartando el colegio -en el que producen estupendos súper niños que saben matemáticas, inglés, lengua y ciencias, pero que no tienen ni papa de hablar en público, pintar con acuarelas o tocar el piano-, los padres sois los grandes responsables de escarbar en las inteligencias de vuestros hijos, encontrar aquello que los hace únicos y proporcionarles un espacio para que su talento crezca.

Nada fácil, ¿no? No lo es. Y mucho menos en este mundo loco en el que vivimos demasiado rápido y con poco tiempo para lo realmente importante. Los padres necesitáis que os echen un cable. Que os faciliten las cosas. Y no me refiero a depositar a vuestros hijos en cualquier actividad en la que pasen el día mientras trabajáis, sin un objetivo claro, sin aprovechar el tiempo.

Necesitáis a alguien que os diga: «A Jon se le da realmente bien la música y la lógica, tendremos que incidir ahí». O, por ejemplo, «Daniela es muy tímida, pero en cuanto suena la música se olvida de que está rodeada de gente». Que sepas que aunque Adri vaya muy justa en matemáticas, es una artista plástica en potencia o que Gabi deja de molestar a sus compañeros y está muy tranquilo cuando ve fotografías.

Un apoyo cerca de casa

Aunque todo esto nos suene a pedagogía súper moderna que sólo se aplica en los países nórdicos, empiezan a surgir algunos lugares en los que se han dado cuenta de la necesidad de proporcionarles a los pequeños un refugio en el que puedan desarrollarse. Y están aquí, a nuestro alcance.

La apuesta más fuerte en este sentido la están llevando a cabo en el centro multidisciplinar Espacio Vivo, cuyas actividades para el público infantil están confeccionadas en base a las inteligencias múltiples, dirigidas a grupos reducidos y moldeadas para cubrir las necesidades de los padres: ábaco Soroban, baile coreográfico, Cativos Creativos, estimulación musical, yoga integral, informática, Arte Diferente o los Sábados Vivos, talleres variados que se realizan las mañanas de los sábados.

El equipo de Espacio Vivo está compuesto por psicólogos, pedagogos, educadoras sociales y profesionales de distintos ámbitos, como la filología, ingeniería y arquitectura, artes escénicas, educación infantil o disciplinas deportivas. Todos ellos con un mismo objetivo común: que los pequeños aprendan mientras se lo pasan bien y consigan dar rienda suelta al genio que llevan dentro, sea cual sea su talento.

Paula, Eli, Pipo y Bárbara son los encargados de realizar las actividades en el campamento con los pequeños (cedida)

Paula, Eli, Pipo y Bárbara son los encargados de realizar las actividades en el campamento con los pequeños (cedida)

Con el objetivo de trabajar las diferentes inteligencias de cada niño, lograr que pasen unas Navidades memorables y facilitarle a los padres y madres la conciliación, se han sacado un nuevo as de la manga y nos proponen que nuestros hijos se metan en la piel de los componentes de Mayumana en un campamento que promete ser memorable: Nadal de Batukada, para peques de 4 a 12 años.

Aprenderán a hacer ritmos con su cuerpo y a tocar percusión, crearán sus propios instrumentos con materiales reciclados, bailarán al son de la batukada e identificarán las emociones que les transmite la música. Todo, pudiendo elegir entre acudir al campamento que se celebrará en las instalaciones del centro en el barrio de A Magdalena de Ferrol o en el que se va a llevar a cabo simultáneamente en la Asociación Parroquial San Román de Doniños.

Desarrollarán experimentos y proyectos para poner la inteligencia lógica al servicio de la creatividad. La inteligencia artística servirá a los pequeños para construir sus propios instrumentos musicales y decorarlos como más les guste. Trabajarán la inteligencia interpersonal e intrapersonal conociendo y conviviendo con sus compañeros a la vez que vencen sus miedos y vergüenzas para aprender a expresar sus emociones.

La inteligencia corporal se trabajará a través del baile, la lingüística con canciones y teatro, la musical jugando con los ritmos y la percusión y, la naturalista, reutilizando y reciclando materiales desechables para generar una conciencia ambiental.

En verano, los niños que acudieron al campamento de Espacio Vivo, conocieron a fondo su ciudad incluso en el plano (cedida)

En verano, los niños que acudieron al campamento de Espacio Vivo, conocieron a fondo su ciudad incluso en el plano (cedida)

¿Cómo conseguirán todo esto?

El equipo de profesores realiza una media de diez reuniones antes del campamento para planificarlo, repartirse tareas, consensuar los contenidos y no dejar nada al azar, esforzándose en que las actividades cumplan con sus objetivos.

Los cuatro profesionales que estarán con los pequeños tienen una amplia trayectoria en diferentes ámbitos educativos y están coordinados y supervisados por una educadora y un psicólogo. Un valor añadido que nos garantiza que todo lo que aprendan nuestros hijos -que a esas edades absorben cada conducta, juego o historia que les llega de los adultos-, va a contribuir a su desarrollo personal.

Bárbara Fernández, que trabajará con ellos desde el prisma de la filosofía infantil, es también educadora social y formadora en TIC. Pipo Arribe -que los iniciará en el mundo de la música-, es filólogo, escritor, músico y actor radiofónico. Paula Grandal, con la que perderán la vergüenza a través del baile, es profesora de educación primaria y de baile moderno. Y Eli Bellón -que será la encargada de argallar y proponerles los talleres manuales-, es arquitecto técnico, profesora de ábaco, artes plásticas y diseño.

Al pertenecer a áreas muy diferenciadas, tratarán el tema central del campamento -la música-, desde perspectivas diferentes y, lo más importante, se registrarán las habilidades de cada uno de los pequeños en una ficha personalizada. Así, al finalizar el campamento, los padres recibirán una valoración completa elaborada por el psicólogo de Espacio Vivo, Xoan Carlos Meizoso, en la que se mostrarán las competencias de cada niño en función de sus inteligencias múltiples.

¿Dónde apunto a la niña?, ¿qué días son?, ¿cuánto me cuesta?

Tanto para formalizar la inscripción como para recibir más información puedes acercarte a Espacio Vivo (calle Tierra esquina calle Sol), llamar por teléfono al 981 944 912, mandar un Whatsapp al 608 065 276, enviar un correo electrónico a vivo@espaciovivoSDH.com o comunicarte con ellos a través de su FacebooK o su Twitter.

El campamento durará 7 días: 22, 23, 24, 26, 29, 30 y 31 de diciembre, en horario de 10:00 a 14:00 horas; pero también cuentan con servicio de madrugadores desde las 8:30 horas por 1 euro más. Las plazas son limitadas y los grupos muy reducidos, para atender mejor las necesidades de cada pequeño.

Si preferimos apuntar a nuestro hijo al campamento que se celebra en el centro de Ferrol nos saldrá por 60 euros y si preferimos llevarlo a Doniños, nos costará 45 euros si somos socios de San Román y 50 euros si no lo somos. Además, hay descuentos de un 10 % para hermanos.

A estas alturas, supongo que ya sabrás a qué se referían Jon, Adri, Gabi y Daniela al comienzo del reportaje, ¿no? ¿En serio? Bueeeeno, aquí van las soluciones 🙂

sopɐlɔıɔǝɹ sǝlɐɔısnɯ soʇuǝɯnɹʇsuı ǝp uoıɔɐɹoqɐlǝ ǝp ɹǝllɐT – ıɹpA

ǝlıɐq ǝp ɹǝllɐT – ɐlǝıuɐD

lɐɹodɹoɔ uoısǝɹdxǝ ʎ soɯʇıɹ ǝp ɹǝllɐT – ıqɐG

lıʇuɐɟuı ɐıɟosolıɟ ǝp ɹǝllɐT – uoJ

La cooperación les enseña que unidos a sus compañeros se pueden hacer grandes cosas (cedida)

La cooperación les enseña que unidos a sus compañeros se pueden hacer grandes cosas (cedida)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies