Home / Actualidad / Amenaza de «guerra total» en As Pontes ante el posible cierre de Endesa

Amenaza de «guerra total» en As Pontes ante el posible cierre de Endesa

Manifestación en As Pontes en defensa de Endesa (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Manifestación en As Pontes en defensa de Endesa (foto: Mero Barral / Ferrol360)

RAÚL SALGADO | Ferrol | Viernes 27 septiembre 2019 | 22:10

La manida expresión del jarro de agua fría se queda corta. Por mucho que la noticia pudiese entrar en lo previsto. El anuncio de cese de operatividad en la central térmica de Endesa en As Pontes deja desde la tarde de este viernes un cóctel preocupante a base de inquietud, enfado y algunas lágrimas.

El recurso al eufemismo de «discontinuidad de la producción» no sirve para ocultar lo que se avecina. El conocido impacto de los vaivenes del sector, tanto precio de combustible como derechos de emisión de dióxido de carbono, redunda en que el «funcionamiento no resulta previsible en el mercado de generación en el futuro».

El grupo eléctrico ha desvelado que no augura una incidencia destacada de este paso en su margen de explotación, a estas alturas lo único que parece interesarle a los italianos de Enel desde que tomaron las riendas de la firma. El valor neto contable de sus térmicas de carbón peninsulares es de 1.300 millones de euros.

Desmantelamiento

La cifra incluye la provisión para su propio desmantelamiento, el de As Pontes y su recinto en la provincia de Almería. El revés trasciende no mucho tiempo después de que se implementasen las inversiones por unos 200 millones de euros para adaptar la planta pontesa a la normativa comunitaria.

Sin embargo, Endesa arguye ahora que el elevado montante de las emisiones hipoteca su rentabilidad. El cierre requeriría de una solicitud al Estado, escueto al deslizar este viernes que sigue con atención la noticia y que el lunes su titular en funciones, Teresa Ribera, se citará con trabajadores, agentes locales y compañía.

A preguntas de Ferrol360, el presidente del comité de empresa de Endesa As Pontes, Luis Varela (UGT), confirmó que no conocieron la comunicación del hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de modo «oficial». El diálogo horas antes con responsables del centro productivo no le «alarmó», dijo.

Alternativas

Endesa reivindica ante los sindicatos que está «probando combustibles» alternativos, aunque Varela lo tiene claro: «Vamos hacia una descarbonización, no somos competitivos». «Con tasas e impuestos estamos fuera del mercado», declara. No pueden «competir», pero apela al biocombustible dentro del nuevo contexto de economía circular.

La adaptación de las dependencias les dejaría sin «nada que nos frene la producción», pero quienes la detienen son «motivos empresariales». A mayores, confiesa que los «movimientos sociales no ayudan al carbón». Más contundente, el presidente del colectivo de transportistas del carbón alerta de una «guerra total» con este escenario.

Manuel Bouza anuncia a Ferrol360 que se analizará en las próximas horas qué hacer al respecto y habla de «golpe de Estado a Galicia». Pide a Alberto Núñez Feijoo que le «eche pelotas» y desvela que este jueves él «ya suponía que iba a ocurrir» por la paralización de las obras en los grupos tercero y cuarto desde hace «ocho días».

Reacciones

La anunciada celebración del consejo de administración de Endesa parecía ser la sospecha definitiva. Con todo, Bouza no da «por hecho que se lleve a cabo» porque tiene «mucho que decir el Gobierno; Endesa no cierra si no lo permite el Gobierno» aunque esté en funciones.

Las reacciones se han sucedido en cascada hasta la noche. Ana Pontón, portavoz nacional del BNG, afirmó que la «solución non pode ser que dun día para outro se peche sen alternativas de futuro» y censura que la firma se «aproveitou dos recursos que tiña o concello» explotando sus yacimientos mineros a cambio de «beneficios multimillonarios».

«Non pode ser que agora, sen un plan de futuro, pretenda deixar tirado a un concello como este; Ferrolterra ten sufrido durante décadas as graves consecuencias de reconversións industrais sen alternativas», reprocha. A su juicio, «non pode ser que unha empresa que se fixo de ouro agora pretenda marchar sen dar ningunha alternativa de futuro».

Postura de la Xunta

La Xunta de Galicia trasladó que ya era «pesimista» por el posicionamiento del Gobierno central, al que instó a «reaccionar de inmediato, asumir a súa responsabilidade e tomar decisións porque a súa transición enerxética non está a ser ordenada». Habla de «unha transición abrupta» y alerta de la «incertidume que están a sufrir as 750 familias que dependen de Endesa».

Su presidente, Alberto Núñez Feijoo, escribió en Twitter que está «muy preocupado por el futuro de la plantilla» al estar «en juego los proyectos de 750 familias, el futuro de una comarca y el 50 % del tráfico del puerto de Ferrol». Sostiene que el Estado «no puede seguir actuando sin pensar en lo que se lleva por delante».

Y acusa a Teresa Ribera de haber «ignorado» que As Pontes transitaba hacia su adaptación a las «exigencias europeas». «Quería el cierre y parece que lo ha logrado», ha remachado. Del Ejecutivo de Pedro Sánchez también apunta que está «golpeando de forma irreversible a la industria sin ninguna alternativa».

González Formoso

La reacción más esperada se demoró hasta el entorno de las 21:30 horas. El alcalde de As Pontes y presidente de la Deputación da Coruña, además de líder provincial del PSOE, replicó en un comunicado que exige «una respuesta clara de Endesa y del Ministerio de Transición Ecológica» sobre el futuro de la térmica.

Valentín González Formoso mostró su «gran preocupación» y no descuidó que aunque la firma «no señala la fecha de cierre sí habla de desmantelamientos futuros». Reclama una «respuesta sobre cuál va a ser el escenario a corto plazo» y el «compromiso de Administración y empresa con el colectivo más vulnerable, los trabajadores vinculados al complejo».

El Concello pontés, por lo pronto, insiste en que seguirá «trabajando con toda la sociedad» de la localidad para solicitar «medidas de compromiso con el empleo». Por último, el Grupo Común da Esquerda desveló su «preocupación» porque la «decisión depende da vontade dunha empresa».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies