Home / REC360 / Entrevistas / Ángeles Santiago de Nuca y Nena: «Lo que empezó como un hobby ahora es mi profesión y no voy a parar»

Ángeles Santiago de Nuca y Nena: «Lo que empezó como un hobby ahora es mi profesión y no voy a parar»

Ángeles Santiago es la artesana de Nuca y Nena (cedida)

FERROL360 | Jueves 13 mayo 2021 | 9:58

La frase de Confucio «elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida» encaja perfectamente con la artesana Ángeles Santiago, responsable de Nuca y Nena. Entre abalorios, acero, cerámica y cuero se le pueden pasar las horas del día en un suspiro mientras trabaja en sus creaciones de complementos hechos a mano.

Disfruta cada paso del proceso creativo de la pieza, de la elección de los colores y materiales, de su montaje y hasta de su disposición, cuidada al detalle, para las fotografías o en el puesto cuando acude a ferias. Y ese mimo con el que trabaja se transmite en cada creación.

Ángeles crea desde cero todo tipo de complementos hechos a mano, artesanos y originales tanto para chicos como para chicas y no se olvida de los más peques de la casa. Pulseras personalizadas, collares, pendientes, llaveros e incluso se atreve con los tocados. Emplea materiales hechos en diferentes países como Grecia, Holanda o España.

Nuca y Nena se puso en marcha como negocio en el año 2013 después de pasar una temporada en fase de pruebas creando piezas para familiares y amigos. «Vi que realmente me gustaba, que me llenaba y que me podía dedicar a ello», cuenta Ángeles Santiago. Una afición convertida en trabajo después de muchos años y esfuerzo, «con 14 años ya hacía mis pendientes, me iba al desván y cogía trozos de aluminio para hacerlos».

En aquel momento no se planteó que esa afición podía ser una salida profesional porque «ser artesana no se veía como una profesión». ¿Y ahora? ¿Está valorada? Ángeles asegura que hay gente a la que le encanta, que valora todo el proceso que conlleva crear una pieza singular, sin embargo, apunta que todavía hay personas que no reconocen todo el esfuerzo que hay detrás de sus creaciones e incluso le han llegado a regatear.

«Les dices el precio y no les interesa. Vale. Pero hay quien intenta regatear y cuando les quieres explicar por qué vale lo que vale te discuten. Ahora ya he aprendido que no merece la pena dar explicaciones», reflexiona. De esos momentos un tanto desagradables, con los que irremediablemente ha tenido que aprender a lidiar, guarda mil anécdotas que va recopilando en un diario. Lo cuenta divertida aunque lamenta que no todo el mundo sepa valorar y apreciar el trabajo de los artesanos.

Así luce el puesto de Nuca y Nena en las ferias (cedida)

Complementos que diferencian

La artesana asegura que una de las piezas que más suelen gustar son los collares largos «solo hago uno de cada modelo, así que son únicos y originales, nunca hay dos piezas iguales y eso a la gente le gusta». De hecho, Ángeles comenta que es una de las preguntas que más le hacen, si solo hay una pieza y la suya es distinta a las demás, «si solo la van a tener ellas».

Y es que en una época en la que las tendencias de moda marcan mucho a la hora de vestir y a veces nos encontramos que llevamos todas la misma cazadora o los mismos tenis, con los complementos parece que nos atrevemos más a imprimir nuestro sello personal al estilismo. «Hay mucha gente a la que le gusta destacar un poco más, aunque solo sea por los complementos y luego lleve la misma camiseta que 400 personas. Pero llevar siempre algo encima que destaque, que te diferencie», señala Ángeles.

Y a la hora de elegir esas piezas distintivas «somos mucho de ver, tocar y probarnos las cosas», dice Ángeles. Las ferias en las participaba hasta que llegó la pandemia eran el escaparate de Nuca y Nena y además Ángeles disfrutaba los ratitos con los clientes para charlar y explicarles cómo ha sido el proceso de creación de la pieza. «Echo mucho de menos las ferias, el contacto con la gente», dice.

Ángeles reconoce que los primeros meses de la pandemia fueron durísimos para el negocio. «Los ingresos fueron cero», afirma, pero la ilusión y el empuje de dedicarse a lo que le gusta le dan la fuerza para seguir adelante. «Lo que empezó como un hobby ahora es mi profesión y tengo claro que ahora no voy a parar», recalca.

Uno de los colgantes de Nuca y Nena (cedida)

Lazamiento web

En este año complicadísimo Ángeles ha sabido aprovechar el tiempo y no estar en absoluto parada. Quizá ha dejado un poco más apartadas las herramientas manuales que utiliza habitualmente y ha dedicado tiempo y empeño a otra herramienta fundamental en estos días como es el lanzamiento digital de Nuca y Nena.

Ángeles cuenta que desde hace algunos años le rondaba en la cabeza la idea de poner en marcha una página web donde poder mostrar su trabajo y vender sus creaciones. Un proyecto que se iba quedando en el tintero por la importante inversión que requería y porque «soy muy autodidacta y siempre me gusta hacer las cosas yo misma. No quería una web que después no supiera manejar en el día a día».

Así que se formó y el pasado otoño lanzó su página web. En ella podemos encontrar todos los productos que comercializa Nuca y Nena. Un escaparate para bichear con tiempo y saltar de un artículo a otro y que está teniendo buena acogida, «la web se empieza a mover poco a poco. Veo que hay mucha gente que entra y mira los productos»

«El siguiente paso será incorporar la pasarela de pago para ofrecer la compra online directamente desde la web», cuenta. Aunque todavía no tenga activada la venta en la página sí atiende pedidos desde el email y sus páginas en Facebook e Instagram. «Ahora hay mucho interés en la venta online», algo que para ella es importante porque asegura que casi trabaja más para fuera de Ferrol y comarca que para la zona. «El último encargo lo recibí de Pontevedra y de Lugo tengo bastante gente».

Era imposible despedir la conversación con Ángeles sin caer en el topicazo y preguntarle por el nombre de su negocio. Se ríe y reconoce que sí, que es la pregunta que nunca falla y que todo el mundo le hace. «Tuvimos una perra que se llamaba Nuca y que estaba siempre pegada a mí. Y Nena es en honor a mi hija porque siempre la llamo así». No hay mejor manera de unir sus dos tesoros a su pasión.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies