Home / Deportes / Baloncesto / Armada Invencible de Esteiro

Armada Invencible de Esteiro

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Movistar Estudiantes en Esteiro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Movistar Estudiantes en Esteiro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

RAÚL SALGADO / MERO BARRAL | Ferrol | Sábado 7 octubre 2017 | 23:00

En la cresta de una de sus mejores olas, el Star Center Uni Ferrol ha prolongado su pleno de victorias. No conoce la derrota en lo que va de temporada, tres de tres, y el triunfo de este sábado ha sido más que trabajado. Pelea hasta el último suspiro por parte de un rival necesitado de aliento y una contienda sentenciada prácticamente en los últimos segundos.

El 73-63 final ante el Movistar Estudiantes permite saldar con balance muy positivo un duelo que se ponía cuesta arriba en varias ocasiones. Era el debut por este curso en Esteiro y las de Lino López, en una tarde de octubre que era más propia del verano, lograban un pabellón con excelente entrada. De nuevo, una grada que arrastraba en los peores instantes.

Cola que daba la vuelta al recinto y el engranaje del club habilitando asientos extra en el interior. Así se abría otro año para la ilusión, estreno que se sustentaba en buena medida en pilares como Alexis Prince o María Araújo. Máximas anotadoras, harían las veces de faro en pasajes de tormenta.

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Movistar Estudiantes en Esteiro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Movistar Estudiantes en Esteiro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Prince se convertía en la primera de la campaña en traspasar el aro. Un 2-2 tras haber comenzado por delante el Movistar Estudiantes. Se erigía en aguijón ofensivo ante una acertada labor de las madrileñas atrás. La parroquia, el definitivo factor agitador, máxime frente a determinadas decisiones arbitrales. Más de una y más de dos.

Rachael Vanderwal deshacía un férreo sistema con el que poblaban sus espacios las visitantes. Se le resistían al arranque los disparos a María Araújo, que acabaría siendo puntal indispensable. Enmendaba Alexis Prince, entraba Ana Calvo como revulsivo y su incorporación resultaba providencial. El Uni consumaba la remontada.

Forcejeos por el balón, arrastrándose por el suelo, demostraban un duelo vibrante. Retener la ventaja provisional contra estrenar el casillero de triunfos, así partían los dos equipos. Triple de Araújo y se ratificaba el despegue, no sin antes persistir las capitalinas en su pulso.

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Movistar Estudiantes en Esteiro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Movistar Estudiantes en Esteiro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Patricia Cabrera también se transformaba en inyección de adrenalina para desgastar al Movistar Estudiantes. Eso sí, no había bajón completo con Tatiane Pacheco en su formación. Todo un torbellino, versátil como pocas, asimilaba su versión más dañina. El cerrojazo y algún guiño colegial aportaban el resto.

La propia Cabrera ayudaba a quitarse el agobio al filo del cierre del primer cuarto. Para abrir el segundo, salían guerreras las ferrolanas y pronto recortaban distancias. Alexis Prince, otra vez, encabezaba la consolidación de las de Esteiro, cuya pugna seguía apretada.

Marina Delgado y Natalia Rodríguez intentaban culminar los cimientos y Bea Sánchez acababa tendida en el parqué. Es de hierro. Se despega el Uni y al Estudiantes se le resistía algo más el aro. Pese a todo, el marcador igualado no cambiaba de registro y un enérgico Lino López tiraba de pizarra al borde del descanso. Quería romper la persecución rival.

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Movistar Estudiantes en Esteiro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Imagen del Star Center Uni Ferrol-Movistar Estudiantes en Esteiro (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Con un 40-37 en el ecuador y Alexis Prince como estandarte, las ferrolanas asistían al retorno más enchufado del Movistar Estudiantes. Encestaban primero las locales, que entraban luego en terreno pantanoso y pasaban a conceder y definir en menor cantidad. Acertaba María Araújo, pilotando la locomotora, y se encendía Esteiro; le secundaba Prince y más de lo mismo.

El diferencial era entonces menos favorable de lo que se veía en la pista. Pequeños desajustes, aunque fuesen superiores físicamente las anfitrionas, impedían la picardía y una ventaja clara. Faltaba fortuna en el tiro exterior y las madrileñas salían beneficiadas en un duelo de idas y venidas. Último cuarto y la victoria temporal se cocinaba lentamente.

Al Uni le correspondía el pasaje del desenlace. Rápidas réplicas de las telefónicas serían frenadas por Rachael Vanderwal para atisbar un final feliz. El aro del fondo norte, eso sí, se usaba en demasía. Se permitía en exceso. La visión nítida al disparo se recobraba en el último minuto, derivando en un triunfo de fortaleza. Saber aguantar hasta el momento decisivo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*