Home / Ferrol / Fene / Bodegas Barral: vinos desde Fene para el mundo

Bodegas Barral: vinos desde Fene para el mundo

Manuel Domínguez junto a sus hijos, Manuel y Laura, que continúan el negocio familiar (foto: Alicia Seoane)

TEXTO y FOTOS: ALICIA SEOANE| Fene | Jueves 8 abril 2021 | 11:20

La nueva normalidad no ha cogido desprevenidos a los regentes de Bodegas Barral, un negocio familiar pionero en el envío de vino a domicilio a toda la península desde sus instalaciones ubicadas en Fene. Ellos llevan acercando este servicio a las casas desde hace 80 años.

Los tiempos cambian, la mentalidad y la forma de acercarse al mundo vitivinícola son totalmente diferentes a los ochenta. Los suegros de Manuel vivían por aquel entonces en Betanzos, donde tenían una bodega en la que elaboraban su propio vino.

Ellos han conocido el proceso: desde que los abuelos pisaban la uva con los pies hasta lo que hoy es Bodegas Barral, una tienda gourmet y su distribuidora de todo tipo de vinos para toda clase de paladares. Su espacio —situado en Rúa do Penedo 30, en la parroquia de Barallobre—, es fruto de ocho décadas de esfuerzo y dedicación.

Bodegas Barral transportaba vino a granel y lo servía en las casas en barriles de madera, desde Miño hasta Ortigueira. Aquel método ha ido evolucionando hasta convertirse en lo que hoy es una seña de identidad de la casa: los Bag in Box, una bolsa de vino envasada al vacío, introducida en una caja y con un grifo incorporado para servirse directamente.

El invento conserva el vino fresco, una exitosa innovación que marida perfectamente con todo tipo de eventos, negocios y hogares. Sus elaboraciones, además, son variadas y al gusto del consumidor. Se puede escoger entre varios tipos de uva y todos tienen un sabor exquisito para consumirse a diario. Además, para que nunca falte una copa, se puede adquirir en formatos de 5 a 15 litros. Los precios van desde los 8 euros hasta los 37.

Una oda al buen beber y el buen comer

La tienda gourmet situada en la planta superior es una auténtica maravilla para los amantes del vino. Perderse entre sus más de 1.400 referencias y dejarse envolver por los aromas de una cultura que ha cambiado mucho en los últimos años en un viaje sensorial privilegiado.

«Si hace 20 años le dices a mi padre que vamos a vender botellas de vino de 300 euros no lo hubiese creído», admite Manuel Domínguez, añadiendo que «hoy las formas de consumo han cambiado. Antes se bebía vino a diario como el que bebía agua, pero ahora mucha gente entiende el vino como un producto exquisito y nadie se lleva las manos a la cabeza por pagar diez euros por una buena botella».

Apunta además que «aunque ha descendido el consumo diario, se ha incrementado la calidad y la curiosidad por descubrir nuevos vinos, distintas variedades». Esta ya no es solo una bebida, es una cultura y tiene una historia que contar.

Un cambio de hábito en la compra

Durante el estado de alarma, la tienda —con la que podemos contactar en su nueva página web, a través de Facebook, en el teléfono 981 360 656 o en el correo info@bodegasbarral.com— continuó ofreciendo sus 28 rutas de distribución a domicilio y la demanda del servicio incluso aumentó. Para ellos, la suerte es que «la nueva normalidad ya era cosa del pasado».

En aquellas semanas, cuando muchos negocios se vieron obligados a reinventarse, en Bodegas Barral ya tenían el trabajo hecho desde hace mucho tiempo. Cayeron en la cuenta, eso sí, de que era vital hacer más accesible la compra de sus productos a través de su tienda online.

«Hemos visto que la gente sigue acercándose hasta aquí a ver los vinos y otros de nuestros productos, como los quesos gallegos o los licores, pero mientras que siga habiendo cierto miedo tenemos que ponerlo todo a disposición de nuestros clientes con un solo clic», reflexionan.

El día que vuelvan las catas

Una de las ventajas que ofrece la tienda online es la distribución de las pequeñas joyas de bodegas más pequeñas y con añadas más limitadas que no cuentan con un gran mercado fuera de Galicia. Bodegas Barral las acerca a la mesa del consumidor desde cualquier rincón, todo un lujo.

Hoy en día la gente también valora más la formación y el conocimiento sobre el vino y en Barral han querido contribuir a la difusión de los secretos de este mundo organizando catas que han funcionado muy bien: «En cuanto podamos recuperaremos las presenciales».

Mientras tanto siguen ofreciendo sus conocimientos a través de sus redes y las catas online, una forma estupenda de descubrir los placeres del vino aunque sin el chinchín del inicio. El futuro ya es pasado y nada, ni siquiera la nueva normalidad, nos va a hacer renunciar al placer de disfrutar de un buen queso, una buena copa y una mejor compañía. Salud.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies