Home / Ferrol / Ferrol / Boss Ferrol cumple 23 años con ganas de seguir en la brecha

Boss Ferrol cumple 23 años con ganas de seguir en la brecha

REBECA COLLADO | Ferrol | Viernes 19 junio 2015 | 18:09

El 6 de junio de 1992 abría en la Avenida de Esteiro un bar llamado Boss Ferrol. Un negocio que ponían en marcha los padres de Julián Freire, responsable de la cafetería, pensando en el futuro de sus dos hijos. Sin embargo, sólo uno fue el que continuó con la empresa y la ha llevado a cumplir nada más y nada menos que 23 años.

En este tiempo, Boss Ferrol se ha convertido en uno de los lugares de referencia de la ciudad para ir a tomar desde un café, a unas cañas o a comer una de sus conocidas «sartenadas». Cuando llega el buen tiempo, a determinadas horas, es difícil encontrar sitio en su terraza y si hay partido de fútbol es mejor ir un buen rato antes para coger mesa.

En 23 años la clientela ha ido cambiando, pero algunos se han mantenido fieles desde el primer día. «Tengo un cliente, Manolo, que entró cuando inauguramos y viene todos los días, esta es su casa», comenta el responsable del local.

También dice que hay una pareja que empezó a frecuentar la cafetería cuando eran novios y ahora ya van con su hijo. Y añade que «muchas generaciones de estudiantes de la facultad e institutos han pasado por nuestros antiguos sofás».

Adaptándose a los tiempos

Julián nos cuenta que hace seis años decidió darle un giro al local y modernizarlo. Amplió el espacio, remodeló las instalaciones y renovó por completo el mobiliario. «Llega un punto en el que la cosa tiene que ir para arriba y hay que hacer cambios», dice el responsable del negocio. En ese momento, con la reforma, «se incorporó la cocina, el rediseño y ampliación de las instalaciones y terraza».

Y ahí, en la cocina, es donde Boss Ferrol busca diferenciarse. «La variación en carta y la calidad del pincho que servimos son cosas que nos diferencian», señala Julián. Además, de cara a este verano incorporarán diferentes eventos, entre ellos, la coctelería los sábados por la noche, a partir de las 23:00 horas, y también planean realizar algunos cambios en la carta y en la terraza.

Dos décadas dan para muchas anécdotas. Sin embargo, Julián prefiere no desvelar ninguna por si a alguien le pudiera sentar mal. En todo caso, reconoce que hay muchos momentos de risas y también alguna que otra situación tensa. Pero en general, asegura que el balance es más que positivo.

Julián Freire en su local situado en la Avenida de Esteiro (foto: R.C.)

Julián Freire en su local situado en la Avenida de Esteiro (foto: R.C.)

Si algo valora por encima de todo, además de a los clientes, es a sus empleados. En la actualidad, tiene siete personas a su cargo entre camareros y personal de cocina y asegura que son «un equipo compenetrado y nos llevamos muy bien». Afirma también que «siempre tuve buena gente» y que «podría irme un mes de vacaciones a Japón sabiendo que el negocio queda en buenas manos».

Cuando le preguntamos si aguantará otros 23 años más, Julián responde que espera llegar a la jubilación disfrutando con su trabajo y que la clave, lo más importante, «es estar a gusto con lo que haces y hacer las cosas bien» .

Pero sin lugar a dudas, indica que su intención es continuar con el negocio y seguir ofreciendo a sus clientes ese lugar al que ir por las mañanas a tomarse su café, a reunirse con los amigos un sábado a primera hora de la noche o disfrutar de una tarde tranquila en la terraza.

Porque ellos, los clientes, son lo más importante. Por eso, Julián se muestra agradecido con «todas las personas que han sido y son clientes del Boss».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies