Home / REC360 / Crónica / Camino de espinas

Camino de espinas

Imagen del Compostela-Racing (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Joselu, con Juan Antonio en segundo plano, se lamenta tras una jugada del Compostela-Racing (foto: Mero Barral / Ferrol360)

RAÚL SALGADO / MERO BARRAL | Ferrol / Santiago de Compostela | Domingo 10 marzo 2019 | 21:15

Buscar matizaciones resulta improductivo porque un equipo siempre quiere ganar, especialmente si su objetivo del año está tan definido. Sin embargo, el Racing ha mostrado parcialmente su cara más optimista tras algunas jornadas de inconcreciones. En un duelo de tú a tú de la parte más alta, el Compostela ha desvelado un secreto a voces: hay mucha liga por delante.

Confirma que el campeonato, también en esta categoría, es cuestión de rachas y que las negativas del inicio de ejercicio pueden regresar en cualquier momento. O que la tendencia cambie hacia lo positivo. No es menos cierto que los de Emilio Larraz comparecieron con poco abrigo en días de intemperie. Casi en cuadro.

Y para exhibir que el intangible de la mala suerte parece estar a su lado, la lesión del constante Diego Rivas obligó al menos esperado de los cambios de guion. Debutó con nota Chema Leobalde. Por entonces, los capitalinos ya ganaban gracias al gol de Aythami en el 7. Reaparecían los fantasmas.

Imagen del Compostela-Racing (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Adrián Armental celebra su gol en el Compostela-Racing (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Por contra, Adrián Armental se reivindicó y dotó de oxígeno al Racing al regreso de vestuarios. Un Compostela capaz de lo peor y de lo mejor este año, como otros aspirantes al ascenso, ratificó este domingo su papel. Despegó sin rubor hasta una goleada por medio del eumés Álex Ares, erigido en verdugo.

Sin perdón, marcó en el 53 de penalti, en el 61 y en el 68. Había tiempo, aunque la pugna semejaba decantada en exceso. Fue ahí donde los verdes encontraron el impulso y cierta dosis de orgullo para galopar y convencer. Juan Antonio y Villarejo, en el 75 y el 83, pusieron a los compostelanos contra las cuerdas. Quién sabe si el partido hubiese durado más.

(Fotos: Mero Barral© – 2019. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*