Home / Ferrol / Ferrol / Carlota Manrique: «Quería crear un centro donde se viva el ejercicio físico y la gente venga a disfrutar»

Carlota Manrique: «Quería crear un centro donde se viva el ejercicio físico y la gente venga a disfrutar»

Carlota Manrique en el aula de su centro de mantenimiento físico (foto: R.C.)

Carlota Manrique en el aula de su centro de mantenimiento físico (foto: R.C.)

REBECA COLLADO | Ferrol | Miércoles 4 octubre 2017 | 12:08

Solo hay que fijarse en el vinilo que decora una de las paredes de su centro de mantenimiento físico para saber que Carlota Manrique es pura energía, buen rollo, alegría y diversión asegurada. Su carisma y empatía enganchan y hacen que sus clases de gimnasia y pilates sean algo distinto que va más allá del entrenamiento. Un momento para desconectar, disfrutar y reirse.

Después de 25 años dedicándose al mundo de la actividad física, impartiendo clases tanto para peques como para adultos, Carlota decidió que era el momento de dar un paso adelante y plasmar su visión y experiencia en un centro propio. Así nació Carlota Manrique, centro de mantenimiento físico, que abrió sus puertas la semana pasada en la Avenida de Vigo, número 150.

«Quería hacer mi propio proyecto y darle mi toque personal. Llevo muchos años dando clases en asociaciones y gimnasios de la comarca y quería crear un lugar en donde no solo se entrene, sino que se viva el ejercicio físico y la gente venga a disfrutar», explica la directora del centro.

Y es que se trata de un centro pionero en la ciudad, distinto a los centros deportivos que existen, con clases dirigidas para adultos y niños donde además de trabajar la parte física del cuerpo también hay un importante componente psicosocial. «Me gusta hacer grupo y pasárnoslo bien dentro y fuera de las clases», señala Carlota.

En este sentido, la directora del centro apunta que «lo importante es empatizar con la gente y mis alumnos siempre me dicen que se lo pasan muy bien en mis clases, por eso no lo sienten como una obligación y no les da pereza asistir». Prueba de ello es que abrió el centro con una ocupación en sus clases elevada.

Actividades

En el centro podemos encontrar clases para todos los gustos, desde gimnasia hipopresiva; mantenimiento suave e intensivo; tres tipos de Zumba para distintas edades; Hiit, que es un entrenamiento de alta intensidad con una entrenadora personal; Krav Maga, defensa personal israelí; flamenco y sevillanas y lindy hop que son bailes swing de los años 20.

Carlota Manrique en la entrada del centro (foto: R.C.)

Carlota Manrique en la entrada del centro (foto: R.C.)

Las mañanas están más centradas en las personas mayores con actividades de pilates adaptado y gimnasia dulce pensada para personas con problemas de movilidad y que se hace sentado en una silla, entre otras. Carlota imparte las clases de la mañana y para las actividades de la tarde cuenta con un equipo de profesionales titulados y remarca que cada uno son «especialistas en su área».

Los usuarios del centro se pueden apuntar a una o más actividades, según las plazas disponibles. Algunas clases ofrecen la posibilidad de apuntarse un solo día a la semana, dos o incluso tres. Los precios, que Carlota destaca que son ajustados y económicos, varían en función del número de días y actividades a las que queramos asistir.

Emprender

Emprendedora reincidente, este es su segundo proyecto bajo su marca personal. «Con 25 años abrí un gimnasio en Valdoviño, pero por problemas de salud tuve que dejarlo», explica. Esta segunda experiencia vino un poco «a lo loco», y es que «no tenía en mente montar nada, pero se dieron las circunstancias propicias y me lancé», indica Carlota.

En este tiempo de obras, de poner en marcha todo el papeleo, de ultimar todos los detalles para que el centro estuviera a punto el día de la inauguración, «lo mejor ha sido la respuesta de la gente porque antes de abrir ya se estaba apuntando», afirma. Sin duda, un chute de motivación y un empujón importante para saber que estás en el buen camino. También valora muy positivamente toda la ayuda que ha recibido desde que se inició en esta aventura por parte de los suyos.

Lo peor, lo mismo en lo que coinciden muchos emprendedores «las pocas ayudas que hay». Carlota se queja del sistema de concesión de subvenciones porque pesa más presentar la solicitud al momento de publicarse la ayuda que los puntos que pueda tener tu proyecto. «Todo depende de si aún queda dinero o no cuando presentas la solicitud», lamenta.

«Espero ser feliz en mi centro, trabajar a gusto, dirigirlo a mi manera y que la gente disfrute y venga a pasarlo bien», concluye Carlota. Seguro que con sus ganas de currar, vitalidad y tenacidad lo conseguirá.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies