Home / REC360 / Crónica / Cómo hemos disfrutado

Cómo hemos disfrutado

Miguel Caeiro se abraza emocionado a Miguel Muñoz tras el O Parrulo-Viña Albali Valdepeñas en A Malata (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

RAÚL SALGADO / RAÚL LOMBA | Ferrol | Domingo 30 mayo 2021 | 21:45

Invitaba a la playa aunque ni siquiera haya llegado junio, pero era una tarde apetecible en A Malata. Para las emociones aunque lleven a la nostalgia. A la lágrima, que no es necesariamente mala. Olía a tiempos de cambio y qué difícil es aportar palabras el último día de clase cuando, además, no has aprobado.

Sin embargo, O Parrulo se ha ganado una matrícula de honor por muchos motivos. El aplauso interminable de su afición no es gratuito. Había sonrisas porque el verano ayudará a resetear y arrancar un nuevo tiempo. Olvidar lo malo porque ya es pasado. El calentamiento que tenía el ambiente de un duelo vital.

Con megáfono, un grupo de hinchas del Viña Albali Valdepeñas hizo ruido en un partido con salsa para los manchegos. No se llegó a jugar el último minuto, les valía el marcador final. El público, en pie; la despedida a la Primera División y a baluartes que se van, Miguel Muñoz y Diego Núñez, tiñó el desenlace y se transformó en pasillo para los protagonistas.

Imagen del O Parrulo-Viña Albali Valdepeñas en A Malata (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Muñoz y Núñez, como también Adri, recibieron distinciones antes de un encuentro al que O Parrulo salió también con ovación de los seguidores de Valdepeñas. Hubo dinamismo en ambos bandos y el Viña Albali se antojaba más cercano a sustanciar ocasiones. Un fallo defensivo visitante, eso sí, habría cambiado el rumbo si se hubiese aprovechado.

Kevin Chis volvió a presumir de liderazgo y Domingos repitió de inicio, uno de los ejemplos de que Maca ha tocado una tecla ilusionante que impulsa a la cantera. De hecho, debutó Borja en Primera División y da la impresión de que ninguno de la nueva generación desentona ante tal desafío. Un gramo más de rapidez hacía emerger al contrincante, pero faltaban ingredientes.

Chino como rematador y una baraja de virguerías que no dejaban gol a un equipo que se jugaba la lucha por lo más alto. Sin más objetivo, no es poco, que darse una alegría y compartirla con los suyos, los blancos tuvieron una ocasión clara con Raúl, coordinado con un buen Hélder, capaz de aguantar la presión. El joven acabaría marcando en el 5.

Los jugadores de O Parrulo, tras el partido ante el Viña Albali Valdepeñas en A Malata (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Desde el gol, la resistencia fue a más en O Parrulo frente a algún tiro alto de Viña Albali Valdepeñas. Pillería y buen ojo habían ayudado al 1-0 y Maca pedía cabeza fría. Se exigían casi como nunca. Mientras, los hinchas manchegos pedían «un empate y amigos para siempre». Los anfitriones complicaban la vida al portero rival y daban sudor en defensa.

El motor, algo más débil hacia el descanso para los visitantes. Los Chino y Cainan, cegados aunque fuesen cohetes en azul. En el espejo, un quinteto naval suelto, imaginativo; en ese mismo reflejo, la lucha perdida por intentar dialogar con un arbitraje que no tiene la vista bien graduada en unas cuantas ocasiones. Los Centeno cabalgaban de nuevo.

Los nervios por los colegiados pudieron costar un gol en un contexto de ritmo loco, pero se hizo de rogar. Ya fue en el 28. Entre balones con patadas de artes marciales, más oportunidades y mayor efectividad ferrolana. Era otro carrusel, en el que sus enemigos pacíficos ya pensaban básicamente en el empate.

Iago Rodríguez felicita a Raúl tras su gol en el O Parrulo-Viña Albali Valdepeñas en A Malata (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Alcanzada esa meta, al calor de los mismísimos «Me quedo contigo» o «Susanita tiene un ratón» en el megáfono de los de Valdepeñas, O Parrulo buscó sin un éxito pleno la misma chispa del comienzo. Deshacer las tablas se fue convirtiendo en un objetivo nublado, aunque el quinteto continuó brillante en la carga defensiva y Marc García estuvo notable bajo palos.

Los segundos finales no existieron. El telón tardó en bajar por aplausos, abrazos o lágrimas. Por la satisfacción de haber levantado pese a las limitaciones económicas un proyecto respetado y querido en media España. Viña Albali se incorporó a un hasta pronto que era forzosamente alegre por muchos resquicios. Por querer volver cuanto antes, por ejemplo.

FICHA TÉCNICA

O PARRULO | Marc García, Miguel Muñoz, Domingos, Diego Núñez y Kevin Chis -cinco inicial-; también jugaron Noel, Iago Rodríguez, Borja, Miguel Caeiro, Raúl, Hélder y Thalles

VIÑA ALBALI VALDEPEÑAS | Edu, Álex García, Rafa Rato, Sergio González y Cainan -cinco inicial-; también jugaron Catela, Dani Santos, Chino, José Ruiz, Nano y Matheus

GOLES | 1-0, Raúl, minuto 5; 1-1, Dani Santos, minuto 28

ÁRBITROS | Alberto Centeno y Jordi Centeno (Catalunya), que amonestaron a los locales Iago Rodríguez y Kevin Chis y a los visitantes Chino, Álex García y Nano, además de al técnico del Viña Albali Valdepeñas

INCIDENCIAS | A Malata, límite de 500 espectadores por las normas de la Xunta de Galicia ante la covid-19

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies