Home / REC360 / Crónica / Cómo late O Parrulo

Cómo late O Parrulo

Imagen del O Parrulo-Peñíscola Globeenergy (foto: Mero Barral / Ferrol360)

RAÚL SALGADO / MERO BARRAL | Ferrol | Sábado 28 noviembre 2020 | 22:50

Tiene varios talismanes O Parrulo en época de maleficios más allá de las paredes de su pabellón. Reta al duro inicio liguero de un curso suficientemente complicado en el deporte y en lo que no lo es y fía su rumbo a una progresión que este sábado ha dado otro paso de gigante para afianzar su modelo de juego.

Con Miguel Muñoz como capitán, el eterno goleador, saltaron tras un minuto de silencio por Maradona. En realidad, la ausencia de ruido ya era dominante en otro duelo a puerta cerrada. Asombra esa intemperie. Los de Héctor Souto empezaron presionando con más de un hombre, atreviéndose a un fútbol directo.

Sin embargo, el Peñíscola pronto reforzó las vigilancias, pobló su porción de cancha y se encaramó con el exparrulo Iván Rumbo. Ahora bien, al cuadro azul, pese a su posición en la tabla, le faltaba consistencia, contundencia y unión entre ejes de su quinteto. Adri, inconfundible al caracoleo, abrió sin pudor hacia Isma y Miguel Muñoz remató alto. Solamente era la primera.

Imagen del O Parrulo-Peñíscola Globeenergy (foto: Mero Barral / Ferrol360)

O Parrulo entregó su grupo a la ofensiva y consiguió el encierro. Morioka clamaba al técnico para terminar una jugada antes de volver al banco, todo se oye. Adri resistía todo: el asedio, el agarrón, retener el esférico verde mientras vibraba el parqué. En los palos, seguro Marc García. Diego Núñez, además, se bastaba él solo para acabar en el guante del meta visitante.

La cita demandaba ritmo, más incluso que el solicitado por el entrenador de Peñíscola, Manolín. Exigía constante movimiento, como si no lo hubiese. El descaro de Iago Rodríguez, la clase de Isma como frente de guerra mientras los castellonenses plantaban otra meridianamente clara. La constancia desembocó en un deseado 1-0, disparo soberbio.

Era de Adri, lo culminó Ique. En unos segundos, el oponente destiló artillería y devolvió las tablas. Dispuesto a ser algo más que dibujante, el internacional ferrolano avanzó en el campo de batalla y rubricó el de la ventaja segundos antes del descanso y un gol olímpico nada más regresar del vestuario.

Imagen del O Parrulo-Peñíscola Globeenergy (foto: Mero Barral / Ferrol360)

La calma del marcador y la que aportaba la solvencia vista sobre la pista jugaban en contra de Peñíscola. El latido de O Parrulo era constante y aunque no hubiese hinchada aplaudía a rabiar el personal autorizado a entrar a A Malata. Con el 3-1, había mayor exigencia por arriesgarse en el Peñíscola, que prontó se desmaquilló la frustración.

Los locales, por más que ensancharon su vigor defensivo, se toparon con un puñado de genialidades en cuestión de unos pocos minutos fatídicos. El peligro se transformó en un 3-2, Paniagua hizo de las suyas para empatar y Souto dictó tiempo muerto. Unas virguerías obligaban a resetear y no era poca cosa.

La emoción y la locura primaron hacia el final, propio de un partido de final de curso por la electricidad en cada ángulo. Orzáez desarboló todo el entramado, pero hubo reacción. Vaya si la hubo. El técnico de Chantada echaba vistazos constantes a la dosificación de sus rotaciones y la frase de que los suyos iban a dar la cara se quedaba al fin corta.

Imagen del O Parrulo-Peñíscola Globeenergy (foto: Mero Barral / Ferrol360)

La exigencia está marcada a fuego en O Parrulo, que no escrutaba al límite simplemente sus opciones de empatar, quería dar la vuelta a la tortilla. Al fin, el arbitraje fue justo y Thalles hizo suyo un penalti. Una cara distinta para los minutos cruciales. A la escuadra, repitió Thalles e Isma redondeó a puerta vacía.

Para postre, la entrada fugaz de Víctor Espíndola, que paró a la heroica un doble penalti. Por si alguien no lo sabía, el equipo blanco se maneja con maestría en situaciones de histeria. Tanta tensión acumulada hacía inevitable la celebración tras una victoria merecida que le eleva en la tabla como tanto quería.

FICHA TÉCNICA

O PARRULO | Marc García, Iago Rodríguez, Isma, Adri y Miguel Muñoz -cinco inicial-; también jugaron Ique, Diego Núñez, Thalles, Morioka y Víctor Espíndola

PEÑÍSCOLA GLOBEENERGY | Molina, Iván Rumbo, Walex, Igor y Rubén Orzáez -cinco inicial-; también jugaron Tuli, Luciano Gauna, Paniagua, Bruno Gomes, Miguel Fernández, David Señoret y Agustín Plaza

GOLES | 1-0, Ique, minuto 11; 1-1, Walex, minuto 11; 2-1, Adri, minuto 19; 3-1, Adri, minuto 21; 3-2, David Señoret, minuto 27; 3-3, Paniagua, minuto 28; 3-4, Rubén Orzáez, minuto 29; 4-4, Thalles, minuto 33; 5-4, Thalles, minuto 37; 6-4, Isma, minuto 38

ÁRBITROS | Felipe Mandorrán (Euskadi) y Moreno Durán (Navarra), que amonestaron a los locales Isma y Diego Núñez y a los visitantes Tuli, Rubén Orzáez y Rahali -que estaba en el banquillo-

INCIDENCIAS | A Malata, partido jugado a puerta cerrada

(Fotos: Mero Barral© – 2020. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies