Home / Actualidad / Convertir purines en energía renovable: el nuevo reto de Reganosa junto a Impulsa Galicia

Convertir purines en energía renovable: el nuevo reto de Reganosa junto a Impulsa Galicia

Representantes de las empresas involucradas en el proyecto (cedida)

FERROL360 | Jueves 29 septiembre 2022 | 10:37

Reganosa, Repsol y Naturgy han hecho pública su colaboración con Impulsa Galicia para desarrollar un proyecto que pretende transformar a gran escala excedentes de deyecciones ganaderas y otros residuos de biometano, fertilizantes orgánicos y CO2 neutro de origen biológico. Se trata de una iniciativa concebida para optimizar gestión de purines en la comunidad gallega, disminuir la dependencia energética, cumplir la normativa europea y ayudar a la descarbonización.

Actualmente se están llevando a cabo labores de campo y ensayos, después de meses de investigación. El proyecto consiste en desplegar una red de plantas por toda Galicia que valoricen los excedentes de purines bovinos, porcinos y avícolas, mezclados con una cantidad menor de fracción orgánica de recogida separada (FORS) y residuos industriales orgánicos (RIO) del sector agroalimentario para producir energía renovable, explican desde el organismo.

Reganosa, Repsol y Naturgy han rubricado un memorando de entendimiento con Impulsa Galicia, que es una sociedad mixta promovida por la Xunta de Galicia para acompañar diversas iniciativas empresariales que transformen la economía gallega apostando por un modelo verde. En una primera fase, se planea construir una planta que produzca gas renovable y cinco de retratamiento para deshidratar el excedente de purín bovino.

La primera se emplazaría en Meirama, en Cerceda, zona incluida en la transición justa por el cierre de su térmica, y el resto se repartirían por las provincias de A Coruña y Lugo atendiendo a las localizaciones de las explotaciones ganaderas para optimizar la logística. Existe una inversión aproximada de 146 millones de euros para una primera fase en la que se tratarían anualmente 1.240.000 toneladas de purines excedentarios, produciendo fertilizantes orgánicos, CO2 neutro y unos 300 gigavatios hora de biometano que se inyectaría en la red de gas natural.

Completada esa primera fase, avanzan, la intención es ampliar el proyecto en el futuro a toda Galicia, implantando una red centralizada de tratamiento de los excedentes. El sistema garantizaría la disponibilidad para los ganaderos del purín necesario para abonar sus tierras de forma sostenible y la viabilidad económica de sus explotaciones. Según los cálculos de los promotores, podrían valorizarse alrededor de 6 millones de toneladas de residuos al año.

El cálculo redondeado de los promotores, que ya han presentado el proyecto a varios ministerios para optar a los Next Generation, es que el biometano producido equivaldría a un 7 % del gas natural de importación que ahora se demanda en Galicia y se evitaría la emisión de unas 500.000 toneladas anuales de CO2. Además, se crearían empleos de calidad y en zonas vaciadas cifrados en 600 puestos de trabajo directos y 1.900 indirectos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies