Home / Ferrol / Ferrol / Corren, saltan, conducen, aprenden y se divierten. Todo para los peques en el centro de ocio infantil El Bosque Verde

Corren, saltan, conducen, aprenden y se divierten. Todo para los peques en el centro de ocio infantil El Bosque Verde

REBECA COLLADO| Ferrol | Viernes 21 noviembre 2014 | 11:40

Entrar en el complejo de ocio infantil El Bosque Verde es como entrar en un mundo pensado especialmente para los pequeños de la casa: amplias zonas de juego, consolas, parque de bolas y una pista de karting indoor. ¿Se puede pedir algo más?

Cuando acudimos a conocer las instalaciones para poder contaros qué se cuece en este centro de ocio coincidimos con la visita del CEIP Recimil y el CPR Belén. Entramos casi al mismo tiempo y en las caras de los pequeños se reflejaban las ganas y la alegría por montar en los karts, tirarse por el tobogán del parque y jugar hasta decir basta. Seguro que ese día ni uno quiso faltar a clase.

Una vez dentro del centro comercial de Parque Ferrol dividieron a los chavales en varios grupos. Unos fueron a tomar algo y desayunar a la zona de restauración de El Bosque Verde, otros acudieron a la escuela de educación vial y otros a descargar adrenalina en el parque infantil La Cabaña.

Kids Karting El Bosque Verde

Sin lugar a dudas el circuito de karting atrapa la atención de todos los niños que pasan por estas instalaciones. Está dirigido a chavales de entre 3 y 12 años de edad y su objetivo es que se puedan iniciar en este deporte con la misma facilidad que en cualquier otro.

Tiene tres variantes, sistema de cronometraje y está equipado con todos los elementos necesarios para organizar competiciones oficiales. Los coches son eléctricos y hay dos modalidades: los baby, para pequeñajos de 3 a 6 años y los coches junior, para niños de 6 a 12 años.

Ernesto Vázquez, encargado del circuito, nos explica que estos coles participan en esta experiencia a través de la escuela de educación vial y comenta que «es una unidad didáctica que pueden preparar en el aula y después vienen aquí y la siguen desarrollando. Siempre siguiendo los contenidos de la DGT».

Los peques tienen dos formas de aprender y adentrarse en este deporte: conducción libre o escuela de pilotaje. La primera consiste en una master class en un aula virtual y conducción en el circuito durante 30 minutos por un precio módico de 9,95 euros. «Los que no pueden venir a la academia pueden ir cogiendo clases. Si lo hacen muy a menudo quizá puedan seguir el ritmo, aunque los contenidos no son iguales», dice Ernesto.

El monitor también explica que el Kids Karting El Bosque Verde no consiste en «coger un alquiler de simplemente echarte a la pista» aunque reconoce que los fines de semana hay demanda de este tipo de servicio. «La gente viene todos los fines de semana y pregunta cuánto cuesta y durante cuánto tiempo es» y les explican que es una clase de media hora pero también con contenidos teóricos. 30 minutos conduciendo en la pista no lo pueden aguantar, concluye Ernesto.

Escuela de pilotaje

La segunda forma es la escuela de pilotaje con clases teóricas, entrenamiento en circuito y competiciones internas. En este caso, son dos clases a las semana por 50 euros al mes. Ernesto indica que la escuela de karting es una academia, igual que de cualquier otro deporte. «Puedes venir desde 0 e ir subiendo de nivel de forma progresiva».

En este sentido, nos dice que es mejor dejar a un lado la competitividad porque «esto es más como una escuela de fútbol o de tenis y la idea es que disfruten de este deporte, que en Ferrolterra le encanta a la gente, porque aquí hay mucha afición».

Pero no podemos olvidar que esta es una afición cara y que las familias tienen que hacer un desembolso importante para comprar el material. Por eso Ernesto apunta que todo son facilidades porque «los niños pueden venir aquí y los padres no tienen que disponer de nada. Esta es una forma asequible, y no hay que gastar barbaridades para que luego queden los karts parados en casa».

Los peques que acuden a la escuela tienen clases teóricas y prácticas. Así, les enseñan la postura de conducción, las diferentes técnicas de trazadas, frenadas y adelantamientos y también tienen una profesora de educación física para que les explique como relajarse, como manejar el tema de hombros y cuello.

Le preguntamos a Ernesto si se mantienen atentos a las explicaciones o si miran cada dos por tres de reojo a la pista. «Ellos vienen aquí, se sientan y tienen el modo aula atendiendo a las explicaciones. Puedes mantener su atención durante unos minutos y como es una cosa que les gusta están encantados».

Los niños lo pasaron en grande en el parque infantil (foto: R.C.)

Los niños lo pasaron en grande en el parque infantil (foto: R.C.)

El momento más esperado por todos: subirse al coche (foto: R.C.)

El momento más esperado por todos: subirse al coche (foto: R.C.)

Después llega la hora de la verdad y hay que subirse al coche. Les colocan todas las medidas de seguridad con el casco, protectores de costillas y pegatinas en los zapatos: azul de acelerar y rojo de frenar. En algunos ves la emoción por dar unas vueltas y en otros… en fin, el miedo es libre. «Vienen niños que no se han montado nunca y otros que son muy hábiles y ya han andado en motos pequeñas. Hay de todo, pero suelen ser esponjas», dice Ernesto.

¿Y cuáles son las habilidades o aptitudes más adecuadas para el karting?

«Aquí no hay que ser ni más alto ni más fuerte. Yo te pongo al volante, con los pedales a tu altura y luego es tu cabeza y la concentración. Ahí está la diferencia entre un buen piloto y otro. Y de esos niños que dices tú: mira que facilidad tiene, ha resuelto todo, la cabeza le va a llevar donde quiera, yo creo que el 70-80 % son niñas».

Ernesto asegura que un circuito como este: cubierto, en el que los niños reciben explicaciones de personas que entienen del deporte no hay ningún otro. «Yo no conozco ninguno en España en el que hagan esto, que estén en un aula, se les expliquen las cosas, los vistan, los preparen, den una vuelta con ellos a la pista andando para explicarles todo y después los monitores los paren cada vez que tienen un error y les expliquen como solventarlos», apunta el monitor.

Así, explica que «lo que hay son alquileres puros y duros, que si sabes das muchas vueltas y si no sabes a lo mejor te quedas en una curva enganchado hasta que te quitan». ¿Entonces cómo se aprendía? «Hablando con amigos y echándose a las cunetas», dice riéndose.

La Cabaña

El parque infantil La Cabaña está pensado para niños desde los 3 hasta los 12 años. Los bebés también pueden entrar, pero acompañados porque si los monitores tienen un grupo no pueden atender a un único peque.

Este recinto ofrece varios servicios y al mismo tiempo cuenta con zonas diferenciadas. De esta forma, hay un parque de bolas con un tobogán y múltiples juegos, una zona de discoteca y consolas para los más mayores y otra zona en la que realizar actividades dirigidas.

«Si el niño se queda una hora sólo va a querer jugar en el parque de bolas pero si está más rato jugamos con ellos a los juegos de mesa, de puntería, con la consola y muchos otros», explica María Prado, encargada.

Y es que los niños pueden jugar en el parque por horas o también existe la posibilidad de celebrar cumpleaños, fiestas temáticas y party nights. María nos comenta que los cumpleaños pueden ser sólo de La Cabaña o también con el karting. «Duran 3 horas y media y jugamos con ellos, los pintamos, hacemos globos». También tiene una merienda con tarta de cumpleaños.

La party night que es otro tipo de celebración y no tienen por qué ser un cumpleaños. Simplemente es una fiesta destinada para los más mayores y se celebran los viernes de 21:30 a 00:00 horas. «Les ponemos la música y se pueden disfrazar de lo que quieran», nos comenta María.

Otra opción son las fiestas temáticas, «en las que la decoración y los juegos van todos en línea con la temática elegida y que puede ser de piratas o deportes, por ejemplo», señala María. Ellos tienen un baúl lleno de disfraces, así que hay multitud de posibilidades.

Las fiestas se celebran todos los días de la semana en horario de tarde y los fines de semana también existe la posibilidad de hacerlo por la mañana. Eso sí, es necesarios realizar una reserva y dejar una señal de 50 euros, que después se descuenta del precio final. Se pueden consultar todas las condiciones aquí.

Además, con las consumiciones de El Bosque Verde, con un ticket de cinco euros, los niños pueden disfrutar de una hora gratis en La Cabaña. También con las compras de Carrefour que superen los 30 euros los peques podrán disfrutar de dos horas gratis, si son dos niños será una hora.

Un mundo de diversión en el que pueden disfrutar, jugar, aprender y vivir lo mejor de la niñez por unas horas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies