Home / Deportes / Baloncesto / El Baxi y los ojos vendados

El Baxi y los ojos vendados

Imagen del Baxi-Valencia (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Imagen del Baxi-Valencia (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

RAÚL SALGADO / RAÚL LOMBA | Ferrol | Domingo 30 diciembre 2018 | 21:40

El Baxi lucha con los ojos vendados. Así cualquiera atina. Con la negativa a que haya refuerzos y una posibilidad cierta de perder la categoría que algunos parece que no quieren ver, un grupo de jugadoras se asoma cada semana, en la última hasta en dos ocasiones, a un precipicio en el que les toca dar la cara. Y no tienen toda la responsabilidad.

La gestión errática ha marcado un inicio de temporada que aboca a una condena sin remedio evidente. Ese contexto sobrevuela cada duelo de las universitarias. Exhiben un aplomo que quién sabe cómo se lleva en la intimidad, completan un trabajo colectivo que ha evolucionado con claridad en las últimas semanas.

Pero no basta. Y no se trata del tan manido talento, el asunto es que los mimbres no son los adecuados. Llámenlo como deseen. Con esa losa encima, los encuentros se convierten en ascensores, en arreones para la esperanza y minutos subsiguientes de enemistad manifiesta con el tablero.

Imagen del Baxi-Valencia (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Imagen del Baxi-Valencia (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Sonaba el «I will survive» de Gloria Gaynor en A Malata. La megafonía optó por cambiar su lista de canciones. Se insistió en ciertos temas definidos por la motivación. La defensa era la clave ante el Valencia y la derrota podía entrar en lo previsible, aunque quizá no por un doloroso 46-75. Otra herida más.

Da igual, la afición reitera su aliento. La entrada sigue siendo buena en las gradas y las veteranas tiran del carro. La apuesta por otras individualidades se ha erigido en roca infranqueable, con facilidades para que el contrincante desarbole y saque partido a la contra.

Así lo hicieron las naranjas. Como misiles en campo minado las levantinas, buscando un maquillaje en el electrónico las locales. El 14-22 del primer cuarto, el reflejo de una superioridad que no era rotunda. La labor atrás no perdió por completo el centro de atención en esos minutos.

Imagen del Baxi-Valencia (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Imagen del Baxi-Valencia (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

La falta de definición para no perder el tiempo es una de las pesadas adversidades que asolan al Baxi. Sirven para ampliaciones de ventaja que pueden ser letales. Más insoportables si el Valencia se vio parcialmente atenazado en los compases de arranque, un amarre que condicionó y una pizarra de Sandra Prieto manchada de personalidad y ganas de aplomo.

Conteniendo como podía enfados repentinos, la entrenadora escrutaba la mirada de Ricardo Aldrey. La mezcla de apreciaciones, el hombro que es mano cuando todas y todos se funden en un mensaje de apoyo. Una sonrisa que puede encender a todo un pabellón cuando Shelby Cheslek empujaba. Cuando Patri Cabrera firmaba triple.

Era, con todo, una construcción endeble, necesitada de columnas vertebrales. De ideas que ya se afinan, pero que no se trazan en línea recta. Los renglones torcidos del cuadro naval se convirtieron en llagas con el 24-43 del segundo segmento. Fallo tras fallo.

Imagen del Baxi-Valencia (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Imagen del Baxi-Valencia (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Las naranjas pasaron a encestarlo casi todo y la defensa del Baxi se fracturó a paso lento, aunque firme. Incapaces de exprimir las inconcreciones foráneas en la reanudación, el crono extendió su malévola influencia. El paso de los segundos tiene regalo envenenado si no hay carne en el fuego.

Empecinadas en hacer difícil lo que aparentaba sencillo, se vieron atadas por corsés conocidos; entre ellos, una ausencia de rotaciones que es muerte en vida. La réplica al 35-56 del tercer período ya nacía con sentencia, la determinada por no encadenar ya no puntos, sino tan siquiera cierta continuidad ante canasta. Un sufrimiento en días de alegrías.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*