Home / Actualidad / El BNG se queda solo al frente del gobierno de Fene al cesar el alcalde al resto de ediles

El BNG se queda solo al frente del gobierno de Fene al cesar el alcalde al resto de ediles

MARTA CORRAL | Fene | Miércoles 10 agosto 2016 | (Actualizado Jueves 11 agosto 2016 a las 9:13)

Ruptura del pacto en el seno del gobierno de Fene. El alcalde, Juventino Trigo, confirmaba este miércoles en rueda de prensa que en la tarde del martes había firmado la resolución de cese de los ediles socialistas y de Somos Fene que formaban parte del Ejecutivo local. Así, los nacionalistas, se quedan con sólo cuatro ediles al frente del consistorio.

El motivo que ha esgrimido Trigo no es otro que la «perda de confianza nas persoas, que supón a paralización do Goberno», acusando además, a sus ahora exsocios, de «facerlle o xogo ao PP». Para comprender las palabras del regidor tenemos que remontarnos al pleno celebrado el pasado día 4 de agosto en el que el propio Trigo, según él con el beneplácito del resto de grupos de gobierno, incluyó en forma de moción la aprobación de los presupuestos tras haberse debatido, dice, en Xunta de Portavoces.

Cuando en la sesión tocó votar la aceptación de dicha moción por la vía de urgencia, tanto PSOE como Somos Fene se abstuvieron, dejando al BNG solo, apoyado únicamente por la edil de Esquerda Unida y contando con los siete votos contrarios de los populares, no pudiendo celebrarse entonces el debate presupuestario.

«Os orzamentos foron negociados durante catro meses cun calendario de aprobación pactado co Goberno e a Xunta de Voceiros», reiteró Trigo, señalando que él es «unha persoa de palabra» y pecó de ingenuo al confiar «nos compromisos que se adquiren dentro do goberno»: «Os grupos municipais de Somos Fene e do PSOE, e particularmente os seus voceiros, actuaron como a min non me gusta. Demostraron que non cumpriron coa súa palabra e deberían explicar a que se deben os seus cambios de opinión», manifestó el regidor.

Sometido a presiones

Juventino Trigo no dudó en reconocer que se había sentido presionado por sus socios, aclarando que es consciente de la necesidad de apoyos para sacar adelante los asuntos municipales en sesión plenaria, «pero non son alcalde a calquera prezo, non estou disposto a someterme a determinadas presións e demandas que non sexan as necesidades dos veciños e veciñas de Fene».

Reconociendo que hasta el momento habían surgido discrepancias en el seno del tripartito que lograron subsanar, el regidor explica que el punto de fricción podría haber llegado después de que sus socios intentasen incluir en el texto presupuestario dos días antes «cousas que nada teñen que ver directamente cos orzamentos» y sí con el acuerdo programático, aunque evitó ser más preciso.

Afirmó que las cuentas municipales estaban consensuadas desde el 14 de julio y supondrían la mayor inversión realizada en el municipio, con casi 12 millones de euros presupuestados. «Era moi difícil votar en contra», dijo, apostillando que la abstención refleja «cobardía e falla de argumentos políticos» y por eso «o boicotearon», concluyó.

Puertas abiertas si sus socios recapacitan

«Non hai liñas vermellas, hai responsabilidade e sentido común», avanzó Trigo, asegurando que van a respetar «ao 100 %» el acuerdo programático para seguir centrados en los servicios públicos, la transparencia, la creación de empleo o la participación, por lo que instan a sus ahora exsocios a que «avalíen a situación con obxectividade e tomen medidas, resolvan os seus problemas internos e volvan ao Goberno».

Consciente de la «aritmética municipal», mantiene «abertas as portas aos grupos asinantes do acordo», incluida Esquerda Unida que lo rubricó aunque no formó parte del pacto de gobierno por el veto ejercido por Somos Fene, «coa vontade de restablecer pontes de confianza».

De hecho, reconoció el primer edil, las delegación retiradas a ambas formaciones han quedado sin repartir de nuevo, «por se nos vindeiros días se quere volver a negociar, estamos abertos ao diálogo». Eso sí, con responsabilidad, porque «se estamos no Goberno non estamos nun patio de colexio», criticó.

Preguntado por si teme una moción de censura, Trigo aseveró que «isto xa non corre da nosa conta», alegando que «aquí estamos para traballar e cumprir». Sólo si no pudiese cumplir con los vecinos de Fene se plantería él tirar la toalla: «A dimisión viría cando non cumpres o que prometes», zanjó.

¿Quién ha cesado?

Los ediles cesados de la Xunta de Goberno Local que han visto revocadas sus delegaciones estuvieron convocados a una reunión con el alcalde el martes a las 10:30 horas para poner las cartas sobre la mesa y, según Trigo, intentar salvar la situación ofreciendo algún tipo de alternativa que, aunque registrándose algún tímido encuentro, no ha fructificado. A las 16:00 horas el regidor firmaba la resolución de cese.

Así, el portavoz del PSOE, Antón Noceda, deja de dirigir el área de Desenvolvemento Territorial e do Medio, así como las subáreas de Obras y Servizos. El también socialista Joaquín Julián Ayala Garrido cesa de Benestar Social e Igualdade y su compañera de formación, Amalia García Balado, de Cultura e Ensino.

Los dos ediles de Somos Fene, Xoán Manuel Rodríguez Bastida y César Daniel Castro García, se despiden de Dinamización Social e Transparencia. El primero de las subáreas de Deportes, Participación e Información Cidadá, Transparencia e Comunicación, mientras el segundo lo hace de Xuventude y Promoción Económica.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies