Home / Cultura / El guiño a las sonrisas de la civilización herida

El guiño a las sonrisas de la civilización herida

RAÚL SALGADO | @raulsalgado | Ferrol | Miércoles 30 abril 2014 | 15:30

La sede de la Fundación Novacaixagalicia en Ferrol acoge hasta el 13 de junio la exposición Arte x Siria para recaudar fondos a beneficio de la población infantil refugiada por el conflicto bélico en aquel país. La componen obras de los fotógrafos ferrolanos Eloy Taboada y Víctor Rivera Jove, que pudieron viajar a ese lugar al amparo del Proyecto Arqueológico Medio Éufrates sirio.

Una iniciativa auspiciada desde la Facultad de Humanidades de la ciudad. Se suman al evento los pintores Francisco Carreño y Franchu Medialdea. En total, 40 propuestas. Bajo la dirección del profesor de Historia Antigua Juan Luis Montero Fenollós, la última misión de esta iniciativa única data de enero de 2011. En la primavera de aquel mismo año estallaba la contienda civil que ha traído consigo el horror.

Lo recuerdan los protagonistas de la muestra: 100.000 muertos, de los que 10.000 son menores, y la salida forzosa de 2,6 millones de sirios a las naciones vecinas, como Jordania, Líbano o Turquía. A día de hoy, tres años después, unos 5,5 millones de niños sirios sufren las consecuencias. Unos 2 millones necesitan apoyo psicológico.

Dentro del país destrozado, una generación está en peligro. Casi 3 millones de niños han tenido que abandonar sus estudios, la tasa de asistencia a colegios se ha quedado en el 6 % en las zonas más damnificadas y las infraestructuras sanitarias o de saneamiento desaparecen con el avance de las tropas. Hasta 1,3 millones de niños refugiados siguen padeciendo en sus carnes el dolor derivado de la confrontación armada.

El dinero recaudado con la venta de las obras expuestas acabará en las manos de Unicef, dotada de un programa específico de ayuda al colectivo infantil en Siria. La web arqueologiaoriente.com recuerda el trabajo en la cuna de la civilización y la pretensión con la que nace Arte x Siria.

Desde 2004, el foco se situó sobre el valle del Éufrates, en la provincia siria de Deir ez-Zor, al este del país; ahora, el drama tiñe el territorio. Tras más de un lustro de coordinación entre Siria y España para sacar a la luz los tesoros en una región casi inexplorada arqueológicamente, el valioso patrimonio hallado está ahora en peligro.

También aportaron su grano de arena el Ministerio de Cultura, el CSIC, la Xunta o el Concello de Ferrol, además del propio Gobierno sirio. Pico y pala en un entorno estratégico como frontera política y cultural en la época preclásica para saber más sobre las incipientes culturas protourbanas.

Con el avance de las investigaciones, llegaron descubrimientos sobre los imperios Asirio Medio y Bizantino, condicionados por el cauce del Éufrates. El reino de Mari salió a relucir y se pudo recordar que fue frontera común para los antiguos territorios de Mesopotamia, entre la garganta de Khanuqa o el yacimiento de Tall Qabr Abu al-Atiq.

Niñas de Tall Qabr, de Víctor Rivera Jove

Niñas de Tall Qabr, de Víctor Rivera Jove

En torno al 2900 antes de Cristo, punto clave para el trasiego fluvial de toda clase de mercancías. El equipo asistió al espectáculo de los yacimientos preclásicos, de los años 4000 a 2000 antes de Cristo, y los vestigios de la antigua ciudad bizantina de Tall as-Sin.

Con Montero Fenollós al frente, más detalles en su poder sobre las costumbres de la población y la expansión del imperio. La particular milla dorada de la gran superficie escrutada se situó en la garganta de Halabiya, con una ciudad baja a modo de atalaya, un pequeño cementerio y joyas como anillos, pulseras o colgantes de las primeras culturas islámicas.

Lo mejor estaba por llegar: vasijas de cerámica y, sobre todo, tablillas cuneiformes que encierran los secretos deseados pese a un voraz incendio que se llevó gran parte del legado. En esas tablas, de unos 3.200 años de antigüedad, se incluyen detalles tan destacados como los avances militares de las tropas enemigas de aquel entonces, los primeros textos de un lugar medioasirio del valle del medio Éufrates.

Acabarían en el Museo de Damasco para su restauración, al igual que ocurrió con las piezas de alfarería. La vista privilegiada de los profesionales observó el trazado amurallado del único ejemplo de ciudad de plan circular conocido en las cercanías del emblemático cauce.

La guerra en la república que preside con mano de hierro Bachar El Asad ha frenado nuevos y relevantes avances, lo que podría llevar a los investigadores a abrir horizontes en zonas no tan lejanas, como Palestina o Líbano. Mientras, las sonrisas de las gentes que abrieron sus vidas y sus hogares a los curiosos españoles se reflejan ahora en estampas para la solidaridad.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies