Home / Sociedad / Juzgados / El juicio por la muerte del menor en Pontedeume en julio de 2011 arranca el viernes

El juicio por la muerte del menor en Pontedeume en julio de 2011 arranca el viernes

FERROL360 | Lunes 31 marzo 2014 | 12:55

Un jurado popular juzgará desde este viernes en la Audiencia Provincial de A Coruña a un matrimonio de Pontedeume por la muerte de un joven de 17 años la madrugada del 10 de julio de 2011. El menor habría asaltado su domicilio aquella noche, calificando la Fiscalía y la defensa esos hechos como homicidio. Sin embargo, solicitan la absolución, frente a las acusaciones particulares.

Estas últimas, en representación de los padres y hermanas del chico, piden 20 años de prisión por un delito de asesinato, según recoge Europa Press. Con arreglo a los escritos de calificación provisional, J. A. F. C., de 68 años de edad, fue alertado por su mujer, M. C. F. G., de 67, de que alguien había accedido a su casa.

El Ministerio Fiscal alega que el acusado contaba con una capacidad visual limitada y que casi no tuvo tiempo para ponerse las gafas, pese a lo cual se dirigió a la habitación en la que permanecía el joven, que estaba a oscuras. El sexagenario se abalanzó sobre el acusado, llegando a cogerlo por el cuello, según la Fiscalía.

Se inició entonces un forcejeo y, para el ministerio público, tomó para su defensa el varón un cuchillo con una hoja de 27 centímetros, facilitado por su esposa al estar atemorizado por lo que define como un mal grave e inminente contra su vida e integridad física y la de su mujer. A su entender, temía por su vida y, ofuscado, asestó varios golpes con el mismo desde la puerta del cuarto, en la que se amparaba la víctima.

Muerte

El menor salió de la vivienda y falleció en sus cercanías. Fiscalía y defensa piden que se apliquen las eximentes de legítima defensa y miedo insuperable, añadiendo el letrado de los acusados la de estado de necesidad. Afirma que su cliente actuó tras verse sorprendido por la súbita aparición del muchacho y que su única intención era defenderse y proteger a su mujer, pese a que asevera que estaba presa del pánico.

Sin embargo, las acusaciones remarcan que el menor recibió siete puñaladas y que no pudo defenderse. Así, creen que no hubo riesgo para el matrimonio y que este no pidió ayuda sanitaria tras la muerte. Es más, reseñan que habrían limpiado concienzudamente la casa y el cuchillo. Por ello piden para él, como autor de la muerte, y para ella, como cooperadora necesaria, 20 años de prisión por un delito de asesinato.

El padre del menor, en cambio, solicita 12 años de cárcel, mientras que por el delito de omisión del deber de socorro se reclama una multa de 3.600 euros. Madre y hermanas del fallecido solicitan también 2 años de prisión por un delito de encubrimiento para la hija de los acusados y su esposo, agente de la Guardia Civil.

Sobre estos últimos, la defensa opina que nunca conocieron la gravedad de las lesiones hasta que trascendió el óbito. Las acusaciones de madre y hermanas exigen 150.000 euros de indemnización para la primera y 40.000 euros para cada una de las tres hermanas, mientras que el padre eleva la cantidad a 200.000 euros. El juicio finalizará el 10 de abril.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies