Home / REC360 / Entrevistas / «El mayor sentimiento es ver la fe y la devoción que el pueblo de Ferrol tiene hacia nuestras imágenes»

«El mayor sentimiento es ver la fe y la devoción que el pueblo de Ferrol tiene hacia nuestras imágenes»

MARTA CORRAL | Ferrol | Lunes 26 marzo 2018 | 16:30

Paco Balseiro está al frente de la Cofradía de Dolores desde el pasado mes de octubre, pero pertenece a la hermandad de Amboage «desde pequeño». Su trabajo en A Coruña le impide atender estos días a las muchas entrevistas que le solicitamos desde los medios de la ciudad, así que nos toca madrugar un sábado para poder conversar con él en una de las cafeterías de la plaza, donde el trajín acierta a decirnos que ya estamos en Semana Santa.

Admite que no suele mostrar su nerviosismo, «pero siempre tienes la preocupación, aunque confío mucho en la gente y sé que todo va a salir bien, si el tiempo nos deja». Con experiencia en otras juntas de la cofradía y dos décadas mandando el trono del Cristo de la Misericordia, reconoce que su papel en esta Semana Mayor va a ser muy distinto. «Los quebraderos de cabeza son mayores», reflexiona, al tiempo que reconoce que «no me gusta mucho ir en la Presidencia, las cosas como son. Soy más de pasar discretamente, pero bueno, es una obligación que tengo y la cumpliré gustosamente».

Este año Dolores ha logrado preservar el número de cofrades y aspirantes e incluso aumentarlos, así que rondan, en números redondos, el millar. A mayores, sumarían también a los miembros de la banda Ferrol, que pertenece a la hermandad. «Tengo que reconocer que el gran peso del trabajo lo está haciendo el equipo de la Junta de Gobierno y los grupos de trabajo. Yo solamente soy el que doy la cara, aunque evidentemente superviso todo. La gran labor es la de ellos y yo cumplo con mi papel de relaciones públicas con las administraciones».

Candidatos, equipo de trabajo y simpatizantes de la candidatura 'Cofradía para Tod@s' al finalizar el recuento de los votos en la entrada de la Domus el pasado 1 de octubre (cedida)

Candidatos, equipo de trabajo y simpatizantes de la candidatura ‘Cofradía para Tod@s’ al finalizar el recuento de los votos en la entrada de la Domus el pasado 1 de octubre (cedida)

La situación en Dolores ha vuelto a la normalidad

Balseiro no quiere obviar que «llevamos pocos meses, así que hemos intentado hacer todo lo que hemos podido en este tiempo». De hecho, sorprende que tanto su equipo como el de la candidatura que no alcanzó la victoria el pasado 1 de octubre hayan disipado sus diferencias y las aguas en la cofradía vuelvan a estar en calma. «No tengo quejas de nadie, es lo que hemos planteado desde el principio: borrón y cuenta nueva. La cofradía está abierta a todo el mundo, quien quiera venir a colaborar, esta es su casa, incluso el que no sea cofrade».

La intención de su equipo siempre ha sido «sacar la cofradía adelante», afirma, ahondando en que la entidad está «en un momento muy delicado». Así, entre las primeras decisiones que han tomado estuvo el cambio de sede, abandonando el bajo en alquiler de la calle Gravina. «Si no puedes pagar una cosa tienes que ahorrártela y estás obligado a irte a donde te ayuden. En este caso José Fernández [Jofer] es el que nos ha facilitado un local gratis y es un ahorro grande que nos viene más que bien».

Con todo, a pesar de que las cuentas en Dolores no pasan por el mejor momento, eso no ha impedido estrenar patrimonio también este año aunque, como precisa Balseiro, «se trata de donaciones de cofrades, lo cual hay que alabar porque todas son costosas. Creo que los cofrades se han dado cuenta de que la cofradía no puede hacer inversiones a día de hoy». No es de extrañar, que en ese punto tampoco puedan colaborar como lo desearían con el arreglo del templo, cerrado al culto por daños estructurales y pendiente de financiación para poder iniciar los trabajos, presupuestados en unos 300.000 euros, según la Diócesis.

Fachada de la iglesia de Dolores desde la plaza de Amboage (foto: Diócesis Mondoñedo-Ferrol)

Fachada de la iglesia de Dolores desde la plaza de Amboage (foto: Diócesis Mondoñedo-Ferrol)

La iglesia de Dolores y la Casa de Hermandad

«La cofradía a día de hoy no puede más que brindar su colaboración para facilitar colectas o acciones parecidas, pero no podemos apoyar económicamente. No hemos hecho ninguna inversión en la iglesia durante este tiempo porque no se ha podido, así que imagínate asumir su rehabilitación. La cofradía, si tiene un posible superávit, que creo que sí que lo va a tener -pagando las deudas que había-, tiene que ir destinado a ir haciendo hucha, ahorrando para conseguir nuestro objetivo prioritario: tener Casa de Hermandad», explica Balseiro.

Continúa asegurando que «lo que no podemos hacer es estar siempre dependiendo de los demás, que es lo que llevamos haciendo toda la vida. Que si la Administración nos deja tal, que si el particular nos deja cual, que si tal empresa… Eso es básico, tenemos que mentalizarnos de que nos hace falta invertir en tener esa Casa de Hermandad». Lo que sí, Balseiro cree que «todo el mundo», debería de poner su granito de arena para que la iglesia luzca su mejor cara lo más pronto posible.

«Sobre todo con el tema de Patrimonio de la Humanidad deberían implicarse todas las administraciones. Yo entiendo que será así. Ya, a título personal, ninguna persona está obligada a ello. Se hace una colecta y quien quiere colabora y, quien no quiera, no. No entiendo discrepancias inútiles. La iglesia es un templo del centro de Ferrol, ¿vamos a dejarlo caer? Entiendo que no es lo ideal. Discrepancias sí, pero con respeto. Es igual que a los que no les gusta la Semana Santa. No tienes que venir a verla, pero tiene que haber un respeto. Con respeto se llega a todos lados», apunta el presidente de Dolores.

El paso de la Dolorosa durante el Santo Encuentro del pasado año (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

El paso de la Dolorosa durante el Santo Encuentro del pasado año (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

«El escudo de Ferrol es innegociable»

Además de la Casa de Hermandad, la segunda prioridad para Balseiro y su equipo es la Virgen de Dolores, una de sus titulares. «El manto y un futuro paso acorde con Ella, a poder ser de palio. Es un sueño que tenemos muchos. No sé si se podrá o no, pero bueno, con el tiempo es algo que la Dolorosa tiene que tener. El manto, llegado el momento puede ser por cuestación popular, como fue sufragado en su momento el actual, pero yo también creo que entre los cofrades podemos llegar a asumirlo», explica.

¿Ese nuevo manto llevará como este el escudo de Ferrol? Balseiro sonríe y sentencia: «Por supuesto, eso es innegociable». La Virgen de los Dolores, que no ha podido salir en procesión el pasado viernes a causa de la lluvia, espera en San Julián junto al Cristo de la Misericordia, la otra imagen titular de la hermandad. Que estén en la concatedral no conlleva cambios en la logística de la cofradía, asegura el presidente. «El corralón lo tenemos e incluso podemos usar la sacristía, así que será como siempre. Es cierto que al final de Os Caladiños se va a recoger en la capilla de la Merced, pero no hay ningún cambio más».

«Tenemos que agradecer la colaboración plena de la Merced, su ofrecimiento para todo es espectacular», dice Balseiro. No en vano, en la capilla mercedaria se han celebrado distintos actos de Dolores, como la presentación de la nueva túnica de San Juan, la saya de la Esperanza y el bordado de la túnica del Nazareno, estos dos últimos durante la celebración del 25 aniversario de la banda Ferrol en la trasera del trono de la Virgen el Martes Santo.

Cristo de la Misericordia. Jueves Santo

«Para mí el encuentro es el de la Piedad con el Cristo»

Balseiro rememora sus días de estudiante junto a Coke Blanco [mayordomo de la Virgen de Dolores también durante años], en los que pintaban los pupitres con «tronos, cofrades…». Aunque pocos saben que el ahora presidente de Dolores empezó portando a la Verónica, no es ningún secreto que es en el Cristo de la Misericordia «donde están mis sentimientos más grandes, es evidente». Por eso, para él, el momento clave de la Semana Santa ferrolana es la recogida del Jueves Santo. «Para mí el encuentro es el de la Piedad con el Cristo, es el momento más especial con mucha diferencia», admite.

De todos estos años formando parte activa de la cofradía, Balseiro reflexiona que aquello que más le ha calado son «los sentimientos. Sobre todo, las amistades que has hecho y, por supuesto, ver a la gente que cree y muestra su fe. Que, a veces, no se predica. Bueno, siempre se falla en algo, yo el primero. Pero el mayor sentimiento es ver la fe y la devoción que el pueblo de Ferrol tiene hacia las imágenes de nuestra cofradía».

Cofrades de la Virgen de Dolores en el Santo Encuentro del pasado año (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Cofrades de la Virgen de Dolores en el Santo Encuentro del pasado año (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Tercios mixtos, un futuro probable desde el consenso

Que una mujer pueda ser cofrade de los tercios de la Virgen de Dolores y del Cristo, o que un hombre vista el hábito de la Esperanza o la Amargura «es una idea que nosotros no desdeñamos en absoluto», asegura. «Yo además entiendo que debería ser así. Llevamos solo seis meses y cualquier cambio en este sentido tendría que tener un proceso. Lo ideal es que los propios tercios estuvieran de acuerdo y, a partir de ahí, presentarlo ante el Obispado y a la asamblea de cofrades. Debajo de un sayal, de un capuz, somos todos iguales. Y creo que a la mayoría de los cofrades les gustaría».

El presidente de Dolores no se atreve a dar plazos, «puede ser en dos o tres años, pero creo que va a poder ser». «En la clausura del Quinario del Cristo la imagen fue llevada por todo el mundo y eso es mostrarle a Ferrol que la cofradía es de todos. Otra cosa es que haya un tercio de portadores que es quien lo lleva en Semana Santa. Es solo una muestra de que el futuro puede ser ese, que los tercios sean mixtos, pero tiene que haber consenso. No es cuestión de imponer, pero eso creo que va a hacer que nos unamos más y la intención es esa, poco a poco creo que las cosas se van a ir consiguiendo».

¿Hay futuro en Dolores? «Con tal cantidad de cofrades jóvenes y el fomento del Grupo Joven, que lo estamos haciendo, el futuro de la cofradía es muy bueno. Nosotros solo intentamos poner unas bases y que se vayan consolidando, esté quien esté al frente. Nosotros no somos protagonistas, las únicas protagonistas son nuestras imágenes. Eso sí, vamos a necesitar la ayuda de todo el mundo: ferrolanos, cofrades, administración… Si lo logramos, el futuro es esperanzador».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies