Home / Actualidad / El naval saluda el fin de la incertidumbre tras la «metedura de pata» de Robles

El naval saluda el fin de la incertidumbre tras la «metedura de pata» de Robles

Javier Galán, presidente del comité de empresa de Navantia Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Javier Galán, presidente del comité de empresa de Navantia Ferrol (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

FERROL360 | Viernes 14 septiembre 2018 | 00:00

En Navantia Ferrol están «contentos» tras las últimas explicaciones del Ejecutivo en torno a las corbetas para Arabia Saudí. El presidente del comité de empresa, Javier Galán, aseguró que se «vai seguir co contrato; apostabamos pola palabra que dera o presidente do Goberno diante de CCOO, UXT e CEOE».

Pedro Sánchez, según recordó, se «comprometera a que ía resolverse» el conflicto. En la antigua Bazán, mientras tanto, se propició una «tregua para que fixera o seu traballo» el Estado. Eso sí, habló de «unha metedura de pata por parte da ministra» Margarita Robles, titular de Defensa.

Cree que generó un problema «onde non ía existir», pero valoró que se empieza a «dicir por parte deste Goberno que vai saír adiante» esta carga de trabajo. El dirigente sindical reseñó que había «certa calma en Ferrol» mientras en San Fernando «había mobilizacións», pero insistió en que la «resposta debía ser unitaria».

«Non estaba en xogo só a carga de traballo das cinco corbetas, senón o propio plan industrial; deséñase en función da carga de traballo», declaró Galán. Con corbetas y F-110, subrayó, irá hacia «adiante» esa negociación del nuevo marco estratégico para Navantia.

En todo caso, se refirió a una «tensa calma; din que vai cara adiante, pero non hai contestación por parte da ministra». A su entender, los sindicatos son «conscientes de que o Goberno non vai dicir que está resolto e máis tarde vaia dicir» lo contrario.

Un comentario

  1. Lo incomprensible es: 1) que parte de la clase trabajadora, a cara descubierta, defienda este trabajo, convirtiéndose además en un peligroso “grupo de presión” al estilo de la banca o las compañías de armas, y 2) que los partidos políticos y sindicatos progresistas le hagan a este sector el seguidismo, y haciéndose víctimas condenadas a un destino divino inalterable, se justifiquen con argumentos torpes como: “lo sentimos, pero tenemos que elegir el “pan” en vez de “paz” o “si no lo hacemos nosotros, lo harán otros”. ¿Dónde está esta “vanguardia” que guíe a los trabajadores, proponiendo alternativas a un capitalismo salvaje que se mantiene explotando y armando a los pobres de unos países para que exploten y maten a los desheredados de otros?

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*