Home / Actualidad / El PP rechaza las mociones de la oposición sobre los recortes de Tranvías de Ferrol

El PP rechaza las mociones de la oposición sobre los recortes de Tranvías de Ferrol

RAÚL SALGADO | @raulsalgado | Ferrol | Jueves 31 julio 2014 | 15:43

Un pleno diferente el de este jueves. Ante la ausencia del alcalde por su permiso de paternidad, ejerció como regidor en funciones Guillermo Evia. Su ritmo es distinto al de Rey Varela, lo cual se notó en el desarrollo del debate. Había temas de calado en el, eso sí, reducido orden del día, algo que propició que la sesión se alargase más de tres horas.

El principal asunto sobre la mesa era el futuro del transporte urbano. Intervino la presidenta de la asociación vecinal de Ferrol Vello, una de las zonas que más padecen los recortes de Tranvías de Ferrol. Dijo que la «proposta de modificación non responde ás necesidades dun servizo público», que a los afectados les «falta información» y que existe un «acordo entre empresa e administración» para propiciar estas medidas.

Pidió que la prestación no se guíe por intereses exclusivamente económicos, sino de utilidad social. Los tres grupos de izquierdas presentaban mociones a este respecto. Javier Galán (IU) atribuyó al gobierno «aleivosía, premeditación e nocturnidade», además de una actitud «escurantista» y ausencia de «vontade política» en relación con los buses metropolitanos.

Líneas

Lamentó que «sen rubor» esas líneas lleguen a las flamantes áreas comerciales de A Gándara y O Boial en lugar de a zonas que lo necesitan más, como Ferrol Vello o el Hospital Naval. Iván Rivas, por el BNG, censuró que el Ayuntamiento elaborase por 10.000 euros un estudio informativo que avala frecuencias coordinadas de acuerdo a su rentabilidad, profundizando en un «servizo caótico» e «irregular».

Subrayó que Tranvías de Ferrol acumula «beneficios nos últimos tres anos», con independencia de lo que reflejen las cuentas presentadas ante las administraciones, y destacó que los servicios en horarios de mayor relevancia «dan resultados positivos». Al mismo tiempo, avanzó que la supresión de buses «levará aparellada unha redución de persoal».

Según Rivas, la concesión de la empresa marca aspectos como el número mínimo de unidades disponibles, que ahora se reduciría pese a lo estipulado en el contrato. El edil socialista Ramón Veloso, mientras, incidió en el «consenso» entre firma y consistorio sobre los recortes y reclamó que Ferrol asuma las concesiones.

Pablo Cal

El discurso más esperado era el del concejal de Transporte, que no se pronunció públicamente estos días. Pablo Cal apuntó a verso suelto dentro del PP y trazó una intervención que no dejó indiferente. Matizó que entiende «perfectamente» las quejas ciudadanas y declaró que si es rentable rescatar la concesión «por qué razón no se ha llevado a cabo».

Reiteró que paradas como las del puerto y el antiguo hospital militar «no existen en el título concesional» y que, en el primer caso, se mantenían de «manera graciosa por parte de la empresa». Sin embargo, «no se tienen que reponer». «No tengo ni idea», dijo para asombro de muchos sobre sus conocimientos en materia de transporte y los motivos por los que anteriores recortes no fueron recurridos.

Eso sí, citó un motivo: que «no ha existido nunca un técnico en transporte» en la plantilla municipal. Reconoció que «deberíamos ser los responsables de nuestro transporte urbano» ante dirigentes vecinales visiblemente descontentos entre el público, los mismos que pueden condicionar el último año de mandato.

Servicio

Cal estimó que el servicio incluye la «necesidad de que exista un equilibrio económico» en concesiones que expiran en diciembre de 2019, en el caso de Tranvías de Ferrol, y en mayo del 2021 para Rialsa-Monbús. Ya en 2012, recordó, solicitaron reestructuraciones, que «no fueron alegadas». ¿El motivo? Porque «este gobierno no sabía qué alegar» y «los estudios que había eran brindis al sol».

En caso de plantearse el rescate, el Concello necesitaría, a su entender, una «asesoría jurídica muy importante». El tema, que está a pie de calle y genera inquietud ciudadana, se completó con más datos: el contrato de Rialsa «tiene una evolución dramática», al perder el 60 % de sus viajeros desde el 2007, un recorte «siete veces superior» a otras áreas.

Habló sobre el futuro: señaló que «o logramos la integración de las dos concesiones o no vamos a tener ningún servicio que sirva para nada». Rialsa «no deja» usar la parada del Naval, una «situación sangrante» para el edil. Indicó que «no tengo ningún interés en mentir porque no tengo ningún interés en pegarme un tiro en el pie». «Estoy pasándome», dijo; «en tiempo, solo», le respondió el alcalde accidental.

De igual modo, aseveró que si hay que recortar gastos en áreas como la social para encarar el rescate «hay que pensárselo». Desde IU, Javier Galán reclamó que las empresas «cedan a concesión» si no es viable, mientras, ya fuera del guión, Vicente Irisarri pedía luces apagadas en el salón. Entraba ya bastante brillo de la soleada calle y apeló al ahorro energético. Le hizo caso Evia, para «contentar al exalcalde».

Pablo Cal avanzó que «vamos a alegar», se comprometió a informar a la oposición en comisión y finalizó asegurando que hay «ejes sin servicio en este momento» y que «la situación no es aceptable». Citó cuatro reuniones sobre el plan que la oposición dijo desconocer. El Concello quiere «defender los intereses» de la ciudad. Las mociones de PSOE, IU y BNG, eso sí, no salieron adelante.

Caranza

La Asociación de Vecinos de Caranza, tras reunirse con los ediles Pablo Cal y Rosa Martínez Beceiro al término del pleno, comunicó que no habrá modificaciones en las líneas 9 y 3, que afectan de forma directa al barrio. A su juicio, «los motivos argumentados fueron más que suficientes para convencer a Pablo Cal» para que presente alegaciones que eviten cambios o supresión de servicios.

La entidad sostiene que Cal «garantizó» que las líneas de Caranza «se mantendrán como actualmente» y que «no disminuirán las frecuencias ni se suprimirá ni cambiará la línea 3». Detallan que, «hasta donde tiene competencia y capacidad de decisión» el Concello, «apoya a la asociación en esta reivindicación». Sin embargo, el colectivo también alegará al plan.

Guillermo Evia presidió el pleno de Ferrol (foto: Raúl Salgado)

Guillermo Evia presidió el pleno de Ferrol (foto: Raúl Salgado)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies