Home / Deportes / El Racing de Ferrol cae con las botas puestas y repetirá en Segunda B

El Racing de Ferrol cae con las botas puestas y repetirá en Segunda B

RAÚL SALGADO | @raulsalgado | Ferrol | Sábado 24 mayo 2014 | 20:53

Tenía que remontar, perdió por 2-0 el domingo pasado en Tarragona. El Racing salió con el saco lleno de ganas, pero no fue suficiente. Salió en tromba desde los compases iniciales y dejó varias ocasiones de peligro en una primera parte que no fue especialmente brillante por parte del Nàstic. El rival de esta primera ronda del play off de ascenso a Segunda División A apostó por lo seguro y no generó oportunidades sobresalientes.

Manu Barreiro escogió el rol de atacante tranquilo, intentando avanzar hacia la portería rival con sigilo, pero cayó varias veces víctima de una defensa más o menos efectiva. Los de Aira quisieron abrir la cuenta goleadora hacia el objetivo deseado, aunque carecían del potencial requerido dos de sus más reseñables puntales, un Dani Rodríguez muy adelantado y el capitán Pablo Rey.

Con la cabeza convertida en una bola de billar, un Antonio López sin pelo retrasó su posición en un partido planteado con calma por el berciano, pese a la necesidad del cuadro de A Malata. Ante unos 6.000 espectadores en el estadio, portadores del aliento demandado, también brillaba la ilusión en un duelo que no se esperaba a principios de temporada, recién ascendidos desde Tercera División.

Jugadas aisladas

Tiró muy alto un Iván Forte que se lanzó al ataque con escenas aisladas en el diseño verde, mientras que Rubén Comesaña volvió a asumir mucha carga de trabajo, pero más asistido y relajado que en la cita de Cataluña. Desde el minuto 32, el árbitro, no muy discutido hasta entonces, comenzó a recibir la presión del público, que pedía su salida.

Según se acercaba el descanso, se intensificó la descarga de adrenalina sobre la zona contraria. López llegó a amagar ante su propia portería, toda la vida pasó por los ojos de la grada en apenas un segundo. Amarraba el resultado de hace una semana el Nàstic, que no puso tan siquiera el primer pedazo de carne en el asador.

Como era de esperar, tanta precisión racinguista pasó factura al comprobar que no llegaban los frutos. Víctor Vázquez daba vueltas sobre su propio eje buscando un resquicio por el que meter el cuerpo. La segunda parte empezó con menos chispas en el ambiente, quizás porque ya se viese la estación de destino y el paulatino desgaste hizo mella.

Juego limpio

Se entendieron a la perfección Rey-Cabarcos y el betanceiro Rodríguez, entre atisbos de juego en términos generales muy limpio y entradas de Marcos Álvarez y Fernando Pumar, puede que algo más discretos que de costumbre. Recuperó fulgor el cuadro naval en el 55, con sucesivos acercamientos del ortegano y de Barreiro, con el consiguiente despertar de los incondicionales que animaban.

Por tanto, Ian Mackay estuvo en condiciones de ver el enfrentamiento con tranquilidad desde su atalaya, comprobando las evoluciones, por ejemplo, del siempre veloz Diego Vela. Otro Diego, Dopico, saltó al césped en sustitución de Antonio en el 61. Quedaba todavía cerca de media hora y el reloj se llenaba de cansancio ante la falta de novedades.

Quiso venirse arriba luego el Nàstic, casi por primera vez en los 90 totales, pero no pasó de mero espejismo. Entre incipientes lamentos, entró Jorge Rodríguez por Rey, pero se desgajó parcialmente el sistema ofensivo y el cántabro se quedó muy solo. Como en un campo de batalla, fueron a más las molestias, encontronazos y amagos de lesión.

Accedería a continuación Iago Iglesias por Víctor Vázquez, que abandonaría el lugar en camilla. Al grito de «sí se puede», la tarde, que comenzó inesperadamente soleada, fue apagándose y tornando hacia el gris, demostrando que no podía ser. No hay, sin embargo, motivos para la tristeza, solo para pensar que el año ha sido muy completo y que lo mejor está por llegar.

El Racing de Ferrol no pasó del empate inicial en A Malata (foto: Gimnàstic de Tarragona)

El Racing de Ferrol no pasó del empate inicial en A Malata (foto: Gimnàstic de Tarragona)

La victoria catalana el pasado domingo representó una losa para el Racing de Ferrol en A Malata (foto: Gimnàstic de Tarragona)

La victoria catalana el pasado domingo representó una losa para el Racing de Ferrol en A Malata (foto: Gimnàstic de Tarragona)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies