Home / REC360 / Crónica / El Racing nunca encuentra fiesta en Ibiza

El Racing nunca encuentra fiesta en Ibiza

Imagen del Peña Deportiva-Racing (foto: Germán Lama/ Ibiza Photo Agency)

R. M. / GERMÁN LAMA | Santa Eulària des Riu | Domingo 8 diciembre 2019 | 16:05

En el imaginario popular, una visita a Ibiza siempre es sinónimo de alborozo y jolgorio. Para todo el mundo, menos para un Racing de Ferrol que seguro que da gracias de no tener que volver a pisar la mayor de las Pitiusas en lo que queda de curso.

En su primer partido en la isla, hace unos dos meses, sumó la que es todavía hoy su última derrota como visitante, por dos a cero contra la a priori todopoderosa UD Ibiza de Amadeo Salvo. Diez semanas después, y tras cuatro victorias consecutivas a domicilio, ha tenido que ser de nuevo en la isla donde se ha truncado la racha. Al menos, ésta vez no perdió.

Arrancó un punto en un escenario dónde pocos lo harán. Delante, estaba una de las revelaciones del curso en toda la Segunda B. La Peña Deportiva, un semidesconocido club de un pueblo, Santa Eulària des Riu, a 15 kilómetros de la capital ibicenca que tan sólo ha probado las mieles de la categoría de bronce 4 veces en su historia.

Imagen del Peña Deportiva-Racing (foto: Germán Lama/ Ibiza Photo Agency)

Las tres anteriores, además, acabaron en doloroso descenso. Sin embargo, este año, recién ascendidos, como el Racing, han puesto la directa, liderando el Grupo 1 las primeras jornadas y ocupando casi siempre una de las cuatro posiciones honrosas de la tabla.

Y buena parte de la culpa de su buena marcha la tiene su estadio Municipal, una auténtica ratonera de pequeñas dimensiones y desgastado piso sintético que no invita precisamente a emular al Brasil del 70.

Emilio Larraz, que ya sabía lo que le esperaba (visitó Santa Eulària con el Ebro ahora hace dos temporadas), planteó un partido muy diferente a los que intenta que se vean en A Malata. Apuesta clara por el juego directo e intentar aprovechar las prestaciones en ese otro fútbol de dos hombres como Joselu y Juan Antonio.

Imagen del Peña Deportiva-Racing (foto: Germán Lama/ Ibiza Photo Agency)

El primero no tuvo su día, mientras que el segundo, también buen conocedor de la idiosincrasia peñista por su pasado en el vecino Formentera, tuvo algo más de protagonismo. Atrás, con las bajas por sanción de Seoane y Quique Fornos, planteó una línea con Villarejo y Pau Bosch en los carriles y Rivada y Garrido en el eje.

Pasaron apuros. Muchos. Los solventaron a medias. La Peña en su fortín (sólo ha perdido un partido en casa, ante el Celta B) tiene la lección bien aprendida y es un bloque correoso como pocos. Para más inri, en su primera aproximación, un centro del internacional por Guinea Ecuatorial Jordan Gutiérrez impactó en la mano de Rodellar.

El árbitro no dudó y permitió a Pepe Bernal anotar su sexto penalti de la temporada. El gol generó zozobra en un Racing que no le cogía el gusto al partido. De hecho, tuvo que agradecer a Diego Rivas dos buenas manos a sendos lanzamientos de falta directa que parecían colarse.

Imagen del Peña Deportiva-Racing (foto: Germán Lama/ Ibiza Photo Agency)

La primera parte agonizaba con una Peña muy cómoda y un bloque ferrolano sin muchas ideas. Pero en esas, una jugada algo intrascendente acabó significando el empate.

En una pelota sin dueño caída del cielo en el área, Juan Antonio quizá hace falta a De Val, pero el colegiado no lo entendió así y el cuero cayó a Fer Beltrán, que en una posición muy forzada acertó a meter la punta de la bota para anotar el 1-1 con suspense. Con ese marcador nos fuimos al descanso, y con la sensación de que el botín, visto lo visto, era más que suficiente.

En la reanudación no cambió demasiado el escenario. En ocasiones más voleibol que futbol, los minutos se consumían entre intentos tímidos intentos locales y guerras particulares de Juan Antonio contra el mundo.

Imagen del Peña Deportiva-Racing (foto: Germán Lama/ Ibiza Photo Agency)

En uno de los azotes peñistas, la suerte sonrió al Racing cuando Marc de Val se topó con el poste de Diego Rivas cuando la parroquia local ya vislumbraba el tanto. Emilio Larraz agitó el equipo dando entrada a toda su artillería. Pablo Rey y Sanma botaron al verde (por decirlo de alguna manera, lo de «verde»), pero tampoco tuvieron su día.

De hecho, tras un ataque a balón parado local, a Pablo Rey le cayó en el centro del campo un balón rechazado que parecía un regalo de Navidad anticipado. Tenía todo el campo para él, sin rivales en el horizonte.

Pero su conducción no fue del todo veloz y su elección tampoco, al optar por darle la pelota a Marcos Álvarez, que acababa de entrar, dando tiempo a un rapidísimo Andrada a corregir el desajuste defensivo blanco y enviar al limbo la única ocasión gallega, gol aparte, del partido. El Racing acabó firmando un empate que le sabe a bastante.

Imagen del Peña Deportiva-Racing (foto: Germán Lama/ Ibiza Photo Agency)

Curiosamente, son las primeras tablas que firma lejos de Ferrol en la Liga, y el tiempo seguramente acabará dejando la sensación de que el punto fue bueno. Veremos dónde acaba esta sorprendente Peña Deportiva, nacida para sufrir pero acostumbrándose poco a poco a celebrar.

El Racing, a lo suyo, sigue en tierra de nadie, octavo, exactamente a la misma distancia (6 puntos) del play-off que del descenso.Tras la derrota ante el Marino, había que evitar una nueva derrota, y se evitó. No pasará a la historia del fútbol ferrolano el duelo en Santa Eulària. Mejor, seguro, volver a Ibiza de vacaciones.

FICHA TÉCNICA

PEÑA DEPORTIVA | Seral, Andrada, Abel, Borja Navarro, Copete, De Val, Pepe Bernal, Fran Núñez, Fraile (Pipo en el 70), Jordan (Pierce en el 89) y Nacho

RACING | Diego Rivas, Pau Bosch, Garrido, Rivada, Villarejo, Rodellar, Fer Beltrán, Raúl Tavares (Pablo Rey en el 79), Dani Abalo (Sanmartín en el 75), Juan Antonio y Joselu (Marcos Álvarez en el 83)

GOLES | 1-0, Pepe Bernal de penalti, minuto 15; 1-1, Fer Beltrán, minuto 41

ÁRBITRO | Campos Salinas, que ha amonestado al local De Val en el minuto 87 y a los visitantes Rivada en el 38 y Pau Bosch en el 80; expulsó con roja directa a Álex López en el 90 por protestar con vehemencia desde el banquillo

INCIDENCIAS | Municipal de Santa Eulària des Riu, 400 espectadores

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies