Home / Ferrolterra / Ferrol / El último baile de Silvia en el Baco

El último baile de Silvia en el Baco

Silvia bailando en el Baco (fotomontaje: Ferrol360)

MARTA CORRAL | Ferrol | Sábado 20 enero 2024 | 11:30

El tiempo también se mide en bailes, en bancos reconvertidos en tarimas, en fotografías analógicas colgadas en la pared de un garito. En las veces que una ha cantado No puedo vivir sin ti. Incluso en las que ha versionado la letra de Coque Malla cantando «no puedo vivir sin mí» en un acto revolucionario junto a las amigas, liberada de las ataduras que impidieron durante un tiempo escuchar el graznido de las gaviotas de vuelta a casa en la madrugada.

El Baco ha sido el escenario inmejorable para todo ello y Silvia, que este sábado bailará por última vez en él, una perfecta anfitriona. No son muchos los que saben que ella estaba ya antes de regentarlo trabajando para los antiguos dueños en ese primer local unos números más arriba, el del banco-tarima, en el que llegó a cumplir 12 años antes de bajarse al actual, que funciona desde hace nueve. Cabe García y Fredy Rocker, con artistas invitados, estarán tocando desde la medianoche para que la despedida sea memorable.

Felicito a Silvia durante nuestra infusión compartida en El Clavel de Canido esta semana porque en un país como el nuestro siempre hay que felicitar a quien causa baja del régimen de autónomos y se despide de las trimestrales. Ella todavía está en ese proceso sinuoso que nos marca el fin de las etapas vitales. Decía la canción que 20 años no es nada, pero más de dos décadas detrás de la barra de uno de los locales más famosos de Ferrol dan para mucho.

En el balance inevitable, Silvia se queda con «la gente que se ha convertido en mi amiga», esos clientes con los que ha ido forjando una amistad, como Fany Gómez, que hoy volverá a celebrar allí su cumpleaños por última vez. También menciona a quienes trabajaron codo con codo junto a ella, como Paula y Aldara, Vero, Fátima, Gupi, David o Alberto Patillas, un incombustible de la noche ferrolana. «Primero eran compañeros, ahora ya son amigos», sonríe al enumerarlos.

Se lleva «momentos muy buenos» y un máster en intervención social. Se ríe cuando le recuerdo que su cara era incapaz de mentir: si estaba contrariada, aunque no la conocieras mucho, sabías que en ese momento no podías darle la turra habitual que todos, en mayor o menor medida, damos cuando se mezcla la nocturnidad con las estrellas Galicia. Las más de las veces te recibía con la sonrisa amiga que le rasga los ojos.

Una sabe que se ha mimetizado con su negocio cuando su nombre se transforma en su honor, como le ha pasado a Silvia Baco. Así que aunque este sea su último baile en el local de Amboage, quizás no se desprenda nunca de ese apellido felizmente impuesto. Tampoco podrá despojarse de las notas nostálgicas cuando suene el Creep de Radiohead con el que nos encienden las luces y nos obligan a preguntarnos «¿qué diablos estoy haciendo aquí?».

Al Baco todavía le queda el próximo fin de semana, cerrando el 27 de enero esta etapa, pero ella ya no estará en esa traca final. A partir de entonces, podremos verla en el Drowsy Duck (El Pato Mareado) y en La Gramola para quien la eche de menos. Quiere dar las gracias a todas las personas que han pasado por su bar todos estos años: los que han bailado, reído, llorado, charlado. A los que les han roto el corazón, pero también a los que se han enamorado allí. ¿De qué sirven los bares si no podemos entrar en ellos dispuestos a darnos todos los besos? Desde aquí, le deseamos a Silvia que encuentre pronto un barquito de vela y un viento de levante que le lleve a todas partes. Mucha suerte y muchas gracias.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies