Home / Deportes / Baloncesto / Estamos muy vivas

Estamos muy vivas

Chatilla Van Grinsven celebra la victoria del Baxi con Sandra Prieto (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Chatilla Van Grinsven celebra la victoria del Baxi con Sandra Prieto (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

RAÚL SALGADO / RAÚL LOMBA | Ferrol | Domingo 6 enero 2019 | 22:05

Casi siempre por delante, en todo momento con la cabeza centrada. Con reflejos en los peores pasajes, con un solvente entendimiento colectivo. De la primera a la última de las integrantes. Así se erigió la segunda victoria del curso para el Baxi, un 75-68 de éxtasis.

Con cinco extranjeras comenzó el periplo por 2019 y se efectivizó al filo del descanso el ansiado retorno de Natalia Rodríguez. Todas las piezas a disposición de Sandra Prieto. Fong siguió demostrando personalidad al alza y Shelby Cheslek destiló templanza.

Si alguien protagonizó los dos primeros cuartos fue Chatilla Van Grinsven. Aparentemente desorientada en los compases de inicio, sus números dejaron conclusiones diferentes. Faltaba, algo ya conocido, acierto de cara al aro, solventado paso a paso con el avance de los minutos.

Natalia Rodríguez reapareció con el Baxi tras su lesión (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Natalia Rodríguez reapareció con el Baxi tras su lesión (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Una Amarah Coleman vital destapaba de triple el electrónico frente a un Nissan Al-Qázeres que perdonó bastante más de lo esperado. El Baxi se vio penalizado por el criterio ante el tablero y diluyó en un par de ocasiones su ventaja; sin embargo, las extremeñas poco sacaron a relucir el colmillo. Menos angustia de la esperada en su juego.

Por mucho que se desperdiciasen algunas ocasiones, las universitarias iban camino a la calma. Sin superioridad aplastante, la meta estaba clara; quizá no cómo superarla. Chatilla Van Grinsven se reivindicó a solas con destreza mientras Ani Calvo festejaba 75 partidos en Liga Dia con elástica ferrolana y galones.

Dosis de efectividad, lagunas visitantes y nitidez en un marasmo de tropiezos y caídas para la escalera a la gloria. Hasta la suerte amagaba con una sonrisa si se aproximaban las cacereñas; no en vano, la defensa provisionalmente despoblada confrontó con una tranquilidad incipiente.

La plantilla del Baxi aplaude a la afición tras su segunda victoria (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

La plantilla del Baxi aplaude a la afición tras su segunda victoria (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Sonó de nuevo el himno a la resistencia de Gloria Gaynor al retorno del tiempo de ocio. Los rostros se iluminaban. Era un partido serio, ordenado, sin ruido. Tras un ajustado 19-14 del primer segmento y el más alegre 38-31 al descanso, un griterío hizo de A Malata un sitio mejor en día de helada.

La defensa sufrió otra vez para intentar olvidar que Nissan Al-Qázeres quizá no tenía su tarde más digna de mención. En bando local, el Baxi se empeñó en insistir por más que las cosas no saliesen con matrícula de honor. Había, no es detalle menor, más capacidad de rotación.

Precisamente desde ahí partió su mejor versión. Y escribir estas líneas, qué ganas había, casi se hacía sin pulsar la tecla. Doblegar a las verdes y amarillas, poca broma; eran las mismas que en aquel Open Day de la primera jornada liguera abrieron un tramo liguero tan complicado.

El Baxi estuvo por delante del Nissan Al-Qázeres con claridad (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

El Baxi estuvo por delante del Nissan Al-Qázeres con claridad (foto: Raúl Lomba / Ferrol360)

Acostumbradas a padecer, las del Baxi se armaron de una paciencia determinante. Sacaron la pantera que llevan dentro y demostraron, por mucho que el resultado se maquillase por momentos, que hay motivos. Un reñido 55-50 al tercer parcial incluyendo triple de Natalia Rodríguez, un sufrido final y unión a prueba de bomba. Esto, paradójicamente, acaba de (volver) a empezar. Para bien.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*