Home / Ferrol / «Están dejando morir a mi padre en el Marcide»

«Están dejando morir a mi padre en el Marcide»

Hospital Arquitecto Marcide en el Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol (foto: Mero Barral / Ferrol360)

M. CORRAL | Ferrol | Miércoles 6 octubre 2021 | 2:45

«Recurro a la prensa porque, si no hago todo lo posible me voy a sentir como si no hiciese nada». Al otro lado del teléfono suena la voz de Rocío desesperada, impotente, «indignada y cabreada», precisa. Su padre espera desde hace 13 días el traslado desde Arquitecto Marcide al Complexo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS) para que le practiquen una prueba vital para el tratamiento de su pancreatitis.

Me explica de carrerilla, sin escatimar datos, el relato de la pesadilla que ella y su familia está viviendo desde que su padre tuvo que ingresar el 13 de junio en el hospital ferrolano por una inflamación del páncreas «muy complicada». Permaneció allí hasta el 16 de septiembre, cuando lo enviaron para su casa de nuevo, una noticia que sonó esperanzadora al principio. Sin embargo, tan solo 6 días después volvió regresó por urgencias.

Ese 23 de septiembre, tras practicarle una punción que dio un resultado nulo, los especialistas de la planta de Cirugía donde lo había ingresado le comunicaban que sería trasladado al CHUS. En paralelo, mientras su padre recibía la visita del personal de Nutrición para ajustar la alimentación, Rocío destaca que ningún profesional de Digestivo se presentó allí y se percatan entonces de que «este paciente no es de nadie», describe.

Tres reclamaciones sin contestación

Su primera reclamación está puesta el 30 de septiembre, después de una semana esperando el traslado a Santiago. Un traslado que, en condiciones normales, se produce a los tres o cuatro días de ser solicitado. El 1 de octubre llegaría la segunda reclamación, alegando que «la familia considera que un paciente con 106 días de hospitalización debería de tener un carácter urgente y prioritario y a día de hoy seguimos esperando».

El día 5 de octubre, este mismo martes, Rocío ha registrado la tercera comunicación, dirigida a la Unidad de Páncreas del Servicio de Digestivo del CHUS, explicando de nuevo el historial de su padre y añadiendo que «no nos creemos cuando dicen que en los hospitales dejan morir a la gente, pero yo lo empiezo a pensar porque la situación es desesperante, estamos vendidos y no podemos hacer nada, solo poner reclamaciones».

Ninguna de las tres comunicaciones de Rocío con el Sergas han obtenido respuesta y ella quiere saber «si es verdad que han solicitado el traslado o si nos están mintiendo». Por eso se dirigirá al director del hospital ferrolano y también a la inspección médica porque, reitera, «me da la sensación de que lo están dejando morir, van a acabar con él». Su padre, con 73 años, perfectamente consciente, cada día está más débil al no poder alimentarse con normalidad y perder movilidad mientras espera a recibir una asistencia médica a la que tiene derecho y que lo está dejando en la estacada.

Un comentario

  1. a disfrutar lo votado …. cuando todo sea privatizado seremos privados de todo. lo siento por tu padre Y los cientos en circunstancias parecidas. suerte y no dejeis de luchar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies