Home / Ferrol / «Esto nos ayuda a sobrellevar la falta de procesiones»

«Esto nos ayuda a sobrellevar la falta de procesiones»

El altar de culto que ha instalado la Cofradía de la Soledad enfrente del Parador (foto: Junta Cofradías)

MARTA CORRAL | Ferrol | Miércoles 31 marzo 2021 | 13:30

Aunque muchos pusieron el grito en el cielo en las redes sociales porque consideraban arriesgada la instalación de los altares de culto de las cofradías durante la Semana Santa, lo cierto es que las condiciones de seguridad en las que se están desarrollando las visitas son ejemplares y desde la Junta de Cofradías y Hermandades agradecen la enorme acogida y el respeto que está mostrando el público.

Este Miércoles Santo el protagonismo se amplía a todas las hermandades con la apertura de los altares que todavía faltaban por sumarse a la iniciativa en orden cronológico, cumpliendo con el día de salida de su primera procesión. Es el caso de la Cofradía de la Merced, que comparte la carpa de Amboage con Dolores —abierta de 11:30 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas—.

Cofradía de la Merced

En su altar ya está Nuestra Señora de los Cautivos y el Cristo Redentor. Nos contaba su Hermano Mayor, Diego Fernández, que también han expuesto estos días reposteros, el arco de campana, la cruz y los faroles de guía. Se organizan en grupos de voluntarios para controlar los accesos, medir la temperatura, velar porque se cumpla el aforo.

De ánimo, dice, «estamos mejor que el año pasado, cuando no se pudo hacer nada. Este año vemos que, pasito a pasito, se consigue algo y al menos la gente puede ver nuestro patrimonio». Ellos han podido celebrar también el acto de veneración a la Cautiva el pasado domingo y este martes la ceremonia de envío y compromiso.

Cofradía de las Angustias

La hermandad de Esteiro abre también su altar de culto este Miércoles Santo en el Santuario de las Angustias, de 12:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas. Los visitantes podrán hacer un recorrido circular en el que verán al Nazareno, el Cristo del Perdón, el Cristo Yacente, la Virgen de los Desamparados y su titular, la Virgen de las Angustias, patrona del barrio.

Un máximo de 40 personas podrán coincidir en el interior del templo y, en caso de lluvia, se han instalado unas carpas en el exterior para que los que esperan lo hagan a cobijo. Su Hermano Mayor, José Ramón Cancelo, explica que han realizado un montaje muy cuidado de los altares, justamente mientras el santuario está inmerso en sus obras de rehabilitación.

«Empezaron el 1 de marzo cavando una zanja en el costado para impermeabilizar y ahora están viendo el drenaje y probando pinturas exteriores». No obstante, los trabajos no influirán en las exposición. Tampoco lo harán en la tradición de la recogida del donativo al Refugio Pardo de Atín que, este año sí, puede recogerse en la arqueta además de en la cuenta ES10 2080 5802 4830 4000 2980.

Cofradía de Dolores

También en la carpa de Amboage, la Cofradía de Dolores hace este miércoles un preludio de su Jueves Santo. Estará expuesto el Yacente, puesto que en esta jornada tomaría parte de la procesión de la Penitencia, pero estarán a su lado la Virgen de la Piedad y el Cristo de la Misericordia, que permanecerán también mañana en sus altares. Ya el Viernes Santo estarán San Juan y la Virgen de los Dolores, y el Nazareno y la Verónica.

La vicepresidenta de la cofradía, Lola Castro Casares, ha sido una de las que han trabajado en la confección de los altares. Nos explica que han tenido que hacerlos entre muy pocas personas por los protocolos Covid. «Ha sido un trabajo increíble, planificando, cambiando, adaptando después al espacio… Lo bueno es que a nosotros es algo que nos gusta y nos ayuda a sobrellevar la falta de procesiones».

Para ella este año es más difícil que el anterior, a nivel anímico, «porque el año pasado estabas en casa y ya no podías hacer nada. Sin embargo, este puedes hacer cosas, ves a gente por la calle, hace buen tiempo… Así que para mí, al menos, es más complicado. Se nota además que la gente tiene ganas y, por lo menos, pueden ver a las imágenes».

Cofradía de la Soledad

Este Martes Santo la Cofradía de la Soledad estrenaba altar de culto enfrente del acceso al Parador de Turismo. Ya el Domingo de Ramos, en la capilla de la Orden Tercera, se expuso al culto al Ecce Homo que tendría que haber inaugurado las procesiones de la hermandad de Ferrol Vello. En esta jornada el protagonismo es para Jesús Camino del Calvario y la Virgen del Perdón y la Misericordia.

Está abierto de 12:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas. Para su Hermano Mayor, José Evia, este es un año «rarísimo» en el que los ánimos también están bajos y toca «resignación viendo lo que hay, pero también estamos animados a que todo esto vaya saliendo». Irónico, recuerda que «tenemos la ventaja de que si llueve no nos vamos a mojar».

Su carpa también está sustentada por un grupo de cofrades voluntarios y también por miembros de la Junta de Gobierno de la hermandad. Destaca que el Viernes Santo, además, expondrán la famosa talla maciza de la María Magdalena de Feal, «emblemática y preciosa».

Cristo de los Navegantes

Aunque no forma parte de las cinco cofradías, el Cristo de los Navegantes recorrería en esta jornada las calles portuarias dando muestra del fervor popular y se encuentra expuesto en la iglesia del Socorro. Precisamente, Evia realizaba ayer igualmente la ofrenda floral que tradicionalmente la Soledad realiza durante la procesión del Cristo de la Buena Muerte.

Hermandad del Santo Entierro

El Santo Entierro mantiene abierta la capilla-túmulo instalada en San Julián de 10:30 a 13:00 y de 18:30 a 20:00 horas. El Jueves Santo el horario será de 10:30 a 13:00 y de 17:00 a 21:00 horas y el Viernes Santo ininterrumpido de 10:30 a 21:00 horas. Su Vicehermano Mayor, Antonio Sixto explica que esta es la primera vez que la urna, una de las joyas patrimoniales de nuestra Semana Santa, se expone al culto tan pronto.

«La urna se preparaba el Miércoles Santo y se dejaba en el baptisterio para trasladarse, posteriormente, el Viernes Santo a la procesión o, en su defecto, a la parte delantera del altar si la lluvia impedía que saliese. Por primera vez se ha puesto el Sábado de Pasión y permanecerá en San Julián hasta el Viernes Santo, cuando se trasladará de lugar para los Oficios puesto que no se puede realizar ni siquiera procesión interior».

Apreciando que la de ellos es una cofradía «muy interior», quizás notan menos la falta de procesiones y sí ponen nuevamente en valor «el Triduo Pascual, la oración»; pero reconoce Sixto que «aunque seamos los que menos salimos, cuando podemos salir, estamos encantados». Ellos han podido celebrar también la ceremonia de recibimiento el pasado sábado, un acto de toma de hábitos y juramento de reglas donde destaca la incorporación de monaguillos y mujeres cofrades.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies