Home / Actualidad / ¡FE-MI-NIS-MO!

¡FE-MI-NIS-MO!

La cabecera de la manifestación de las estudiantes por la calle Real este viernes (foto: M. C. )
La cabecera de la manifestación de las estudiantes por la calle Real este viernes (foto: M. C. )

MARTA CORRAL | Ferrol | Sábado 9 marzo 2019 | 14:26

El 3 de septiembre de 2006 la selección española de baloncesto logró el oro mundial en Japón después de vencer a Grecia. Todo un país cayó rendido a sus pies, salió a la calle por un deporte que no era el fútbol y Pepu Hernández, su entrenador, aprovechó para reivindicar el juego colectivo por excelencia: «BA-LON-CES-TO».

Este 8 de marzo el feminismo pisó las calles nuevamente para hacer visible la lucha de millones de mujeres que no se conforman. Que no son hadas ni princesas a quienes mirar. Para gritar que no son la mercancía de nadie, que solo ellas pueden decidir sobre su cuerpo, que no tienen miedo y que pelearán para saldar la deuda con las que pelearon antes, levantando la voz por las que ya no pueden y con la esperanza de un mundo más justo para las que vendrán.

Llegada de la manifestación al Cantón en la mañana del viernes (foto: M. C. )

Llegada de la manifestación al Cantón en la mañana del viernes (foto: M. C. )

Las comarcas se tiñeron de lila y hablaron en femenino. Las estudiantes marcaron en Ferrol el rumbo de la primera concentración masiva del día. Mujeres jóvenes, enérgicas, luchadoras y libres de las que, las que no somos tan jóvenes, nos sentimos profundamente orgullosas. Emocionaba verlas gritas, sentir su ímpetu y su solidaridad: a estas no las va a parar nadie, semente de vencer.

También estaban muchas mujeres del naval cuando la manifestación culminó en la plaza de la Constitución. Mujeres en mundos históricamente masculinos que lidian a diario con las desigualdades en el motor indiscutible de las comarcas. Mujeres bravas.

Una de las reivindicaciones de las mujeres del naval (foto: M. C. )

Una de las reivindicaciones de las mujeres del naval (foto: M. C. )

Fueron (fuimos) unas 15.000 personas, según la Policía, las que recorrieron por la tarde las calles del centro de Ferrol en la marcha convocada por Galegas 8M. Una marea lila diversa que abrazó, como no podía ser de otra manera por el cariz integrador del feminismo, las luchas de las personas LGTBi, de las mujeres migrantes, de las nuevas masculinidades y también del movimiento vegano. Nadie debía sentirse excluido este viernes en el grito común por la igualdad y el reconocimiento de derechos.

La manifestación culminó en una gran fiesta después de leer el manifiesto. Ya lo dijo Emma Goldman, «si no puedo bailar, tu revolución no me interesa». Así que con la música de las batukeiras de la Marcha Mundial das Mulleres de Ferrolterra y de las mujeres de O aturuxo de Melpómene bailamos, nos abrazamos y reímos a carcajadas. Porque esta es una revolta feliz, dura sí, pero también con tiempo para celebrar.

La manifestación de la tarde concluyó en Amboage [foto: MMM]

La manifestación de la tarde concluyó en Amboage [foto: MMM]

Y este viernes había mucho por lo que felicitarse. Porque la práctica totalidad de los 20 concellos de la comarca hicieron actos feministas. Porque el lila está arrinconando al machismo y al patriarcado. Porque están cayendo los privilegios y estamos más vivas que nunca. Y porque ha habido muchos hombres que nos han acompañado. Porque esto, que no os engañen, no es un movimiento antihombres.

Otra batalla superada. Otro altavoz de derechos. Un vínculo más con el resto de las mujeres. Y de la forma más tranquila y pacífica. El momento perfecto para que todos escuchen al movimiento colectivo por excelencia: FE-MI-NIS-MO.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*