Home / Actualidad / Ferrol recuerda a los 15 asesinados en Canido en 1936

Ferrol recuerda a los 15 asesinados en Canido en 1936

La ofrenda floral en el nicho donde descansan los restos mortales de los represaliados (foto: Concello de Ferrol)
La ofrenda floral en el nicho donde descansan los restos mortales de los represaliados (foto: Concello de Ferrol)

FERROL360 | Domingo 18 agosto 2019 | 20:49

Alfonso Abrodes Rey, obrero de 23 años; Manuel Besteiro Luaces, radiotelegrafista de 37 años; Cipriano Canosa Caruncho, maquinista de 39 años; Juan García Niebla, maestro de 60 años; Ángel García Toribio, registrado de la propiedad y miembro de Izquierda Republicana, de 36 años; Ángel Monteagudo Carro, maquinista del acorazado España de 33 años; Avelino Parrilla Ares, suboficial de la Armada; José Pérez Cisneros, carpintero de 24 años; Alfonso Raja Coronado, auxiliar del acorazado España de 33 años; Ramón Ríos Sordo, maquinista naval, teniente de Alcalde de Mugardos y militante de Izquierda Republicana; Juan Romalde Prieto, oficial de Artillería de la Armada de 40 años; Manuel Serantes Canosa, oficial del acorazado España; Ramón Souto González, industrial y alcalde socialista de Fene, de 36 años; Jesús Tenreiro Prim, secretario del Concello de Fene, de 34 años, y Jaime Quintanilla Martínez, presidente de la Federación Provincial del PSOE, de 45 años.

Estos son los nombres, las ocupaciones y las edades de los 15 hombres asesinados en el cementerio de Canido el 17 de agosto de 1936. A ellos ha querido recordar el Concello de Ferrol este sábado, cuando se cumplen 83 años de su fusilamiento, depositando una ofrenda floral en el nicho número 937 del cementerio de Catabois donde descansan sus restos mortales.

El regidor ferrolano, Ángel Mato, ha trasladado su deseo de que en un futuro se les pueda rendir homenaje a todos ellos en el mismo lugar en el que fueron asesinados. Por ello, avanzó, se instalará en el lugar un elemento que ayude a preservar la memoria no solo de estos 15, sino de todas las víctimas que se alzaron contra el golpe de Estado de Franco. En el lugar ya existe una placa conmemorativa, pero explican desde el Concello que su intención es instalar un elemento más visible e identificable.

Los cuerpos de los 15 fusilados en Canido fueron enterrados en una fosa común en el que por aquel entonces era el cementerio municipal de la ciudad naval. Fue en 1966 cuando se trasladaron al nicho actual de Catabois después del cierre del antiguo camposanto.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies