Home / REC360 / Crónica / Gonzalo Golpe, pintor digital: «Mi última obra a escala real mediría 50 metros»

Gonzalo Golpe, pintor digital: «Mi última obra a escala real mediría 50 metros»

SANDRA REGO | Martes 24 marzo 2015 | 19:30

Gonzalo Golpe es artista. Pintor, concretamente. Y para sorpresa de muchos y envidia de algunos, es capaz de vivir de sus obras. Tomamos un café -un té para él- en el lugar donde realizó su primera pieza remunerada, el clásico Marqués. Ese cuadro del fondo que ocupa toda la pared de la cafetería en el que se puede ver un ferrocarril, es del hombre que entrevistamos en Ferrol360.

A pesar de haber estudiado Bellas Artes en Pontevedra, no os imaginéis un artista bohemio que trabaja frente al lienzo. Gonzalo utiliza su ordenador, una pizarra táctil y Photoshop, para trasladar su talento al ordenador y conseguir que sus creaciones hayan terminado en los lugares más recónditos del planeta. Desde aparecer unos diseños con su firma en el videojuego Riddick, basado en la película protagonizada por el americano Vin Diesel, hasta en la carátula de un grupo yanki llamado Jon and the Jones. Incluso le ofrecieron crear un diseño para unos vehículos militares en Arabia Saudí, aunque finalmente el proyecto no se llevó a cabo.

Pero, vayamos por partes. Gonzalo Golpe lleva una larga trayectoria dedicándose a su pasión, dibujar. Sin embargo, pocas veces ha salido de Ferrol para ello. Él difunde sus obras a través de su página web y las redes sociales y, al ser un artista polivalente, se va adaptando a las oportunidades que le llegan a través de las ondas wifi y que no suele rechazar. Videojuegos, novelas gráficas o matte paintings, son algunos de los proyectos en los que se encuentra involucrado y que, a continuación, os desglosamos. Se ruega no perderos el más mínimo detalle.

Novela Gráfica
Se trata de un cómic cuyo núcleo es Nikola Tesla, padre de la civilización eléctrica y a quién «se le considera el Leonardo Da Vinci contemporáneo». Gonzalo nos cuenta que la historia de ciencia ficción, que está creando de la mano de la empresa Moonbite games & Animation, «se basa en un futuro hipotético en el que los nazis van a la Segunda Guerra Mundial gracias a la ayuda de Tesla». El tiempo de la novela es mil años más tarde tras la victoria de los nazis en la 2GM. Golpe es el dibujante de este proyecto, del que también ha surgido crear un teaser de animación sobre la misma historia.

Videojuego
El juego lleva el nombre de Skizo, cuya temática es de terror, pero aplicado a la realidad virtual. El objetivo es captar la experiencia «de entrar en la mente de un psicópata». Este trabajo todavía se encuentra en la fase de creación, pero Golpe, como director de arte, asegura que les «queda poco para poder enseñar algo». Además, también existe una idea paralela al videojuego que mantiene el mismo argumento, una película con imágenes reales. «Skizo juega una parte muy importante en la película», señala el artista, que añade, «en breves se grabarán algunas de las escenas de la película en Barcelona para anunciar» el proyecto y así, buscar algún tipo de financiación.

Proyecto 1
El trabajo más personal e íntimo de Gonzalo Golpe, que comenzó en el año 2011 para transmitir la idea de comunicación y unidad de los seres humanos. Se trata de retratos que empiezan y terminan en el retrato siguiente, por lo que nunca tiene un punto y final. Golpe lo define como una metáfora «de lo infinito de la creatividad». Su intención es continuar con esta creación toda su vida. La idea de unidad derivó en otra idea que Gonzalo intenta transmitir en una frase: «Todos somos iguales, pero cada uno tiene su papel, nuestra forma de ser, como en una obra de teatro». A partir de ahí, intentó expresar la creatividad en sí y la evolución como artista. Esta obra, si la pusiéramos en escala real, ya mediría más de 50 metros de largo. Gonzalo se imagina ver el proyecto impreso a lo largo de la Carretera de Castilla, tal como los versos pintan los pasos de cebra en Madrid.

Ahora
Una galería que se encuentra dentro de su página web y que trata su evolución como artista con pinturas digitales que muestran el presente de la sociedad. La primera imagen que ha realizado es un retrato de Pablo Iglesias, que como todo lo que rodea al líder de Podemos, obtuvo un gran número de visitas. «El ahora es algo que no solemos vivir mucho», explica. A lo que añade que, «vivimos en el futuro y el pasado, pero en el ahora pasamos muy poco tiempo».

También, en 2007 participó con el Concello de Ferrol realizando matte paintings, para la Comisión de Patrimonio Histórico para la Candidatura de la urbe naval como Patrimonio de la Humanidad. Los matte paintings vienen siendo como unos paisajes de fondo que se realizan mediante el trabajo entre fotografía y pintura, que Gonzalo lo define como «el arte invisible»; es decir, «son buenos cuando las personas no se dan cuenta de que son fondos irreales».

A Gonzalo le gusta adaptarse a un ritmo de trabajo continuo. Trabaja en solitario, pero a la vez colabora con compañeros a kilómetros de distancia; él se da sus propias vacaciones y descansos y afirma que «en este oficio lo bueno es no parar». Como director de arte en los últimos trabajos y junto a sus compañeros, son ellos mismos los que se ponen las fechas límite de entrega, normalmente ajustándose a plazos de festivales o concursos.

Su inquietud es dibujar lo abstracto, el vacío, la paz o la conciencia. Gonzalo lo llama «la inteligencia perfecta», es «como intentar mostrar un lenguaje artístico» y lo compara con la punta del iceberg que se ve en la superficie, pero queriendo alcanzar todo lo que se esconde bajo el agua.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies