Home / Ferrol / Fene / Greta esto va de bodas: la foto más gamberra para el día que nunca se olvida

Greta esto va de bodas: la foto más gamberra para el día que nunca se olvida

Imagen de uno de los reportajes de Greta esto va de bodas

RAÚL SALGADO | Fene | Miércoles 21 julio 2021 | 17:20

Alternativo es uno de los adjetivos a los que recurren en sus cuentas de redes sociales. Sirva también gamberro, diferente desde luego. Greta esto va de bodas es el proyecto en el que el fenés Ernesto Martínez se introdujo hace prácticamente tres años para cumplir su deseo de que el recuerdo fotográfico de un enlace nupcial estuviese en el límite de lo llamativo.

En este tiempo, la iniciativa ha evolucionado. Se ha consolidado como eminentemente familiar al estar a su lado su pareja, Alba, y su hermano, Isma. Su página web y especialmente su rincón en Instagram se han convertido en un gran escaparate y en un filtro para clientes potenciales que ya saben de qué va esta historia con echar un vistazo.

Así se presenta el equipo de Greta esto va de bodas

El de San Valentín cuenta que lo de la cámara se lo inculcó «mi padre a mi hermano y a mí, le gustaba mucho; fue nuestro primer mentor». Entre risas constantes, porque asegura que escapar de las complicaciones es esencial, cuenta que su etapa formativa le llevó a introducirse de lleno en este ámbito y ya «me molaban las bodas».

Con trayectoria en la música desde su adolescencia, supo mezclar esas diferentes fuentes artísticas de las que se fue nutriendo. Las creaciones de los momentos más espontáneos de un enlace acaban transformándose en collage con recursos gráficos que evocan al cómic o referencias cinematográficas como telón de fondo.

Otra imagen de uno de los enlaces de Greta esto va de bodas

«Sabía que quería dar otra forma y contar las cosas de otra manera, acercarse más a la realidad de una boda», estima Martínez, que repasa el recorrido de una «empresa familiar» que creció «sobre todo a partir de la pandemia». Se subió al tren su hermano, «tiene muchísimo más talento que yo», y erige al trío resultante como la versión audiovisual de Casa Amador.

Si el negocio de la plaza del Callao es símbolo de marca histórica y consolidada que funciona «como un pepino y de ahí no se sale». ¿Sois gamberros? Responde que quieren «diferenciarnos; intentas buscar tu esencia, pero lo que sucede ese día lo hacéis vosotros». El equipo puede «tener parte de importancia, pero lo que sucede es lo que reflejamos».

Invitados y parejas comparten protagonismo en las imágenes (foto: Greta esto va de bodas)

«Cada vez viene peña más loca, nos estimula mogollón; para nosotros, es una fiesta para compartirla con quien quieres que esté ese día contigo», indica sobre el tamiz en Instagram. Es un sector, además, que está cambiando «muy rápido; a la hora de las entregas, tener inmediatez, tener el trabajo pronto».

Entregan material en el entorno de una semana después de la cita e invita a que no se ponga «el freno», a dejarse llevar. Abundan en sus cuentas «fotos del baile, que la gente está como las maracas», y eso decanta la balanza, «esto es lo que hay». A unos les sorprende que no queden relegadas, a otros les deja impresión positiva.

Ernesto Martínez, a la derecha, con su hermano Isma (foto: Greta esto va de bodas)

Su agenda les lleva principalmente por diferentes puntos de Galicia y este verano «está yendo mejor de lo que imaginábamos hace meses», declara Ernesto Martínez. La base, «adaptarse; es fundamental, pero ahora es una de las actitudes más importantes». No en vano, se adaptan desde las parejas a los negocios que acogen los eventos.

Para Martínez, «buena actitud y adaptación» como resumen. Se mantiene la antelación en el cliente, «normalmente de un año para otro o dos», pero la situación sanitaria ha alterado las previsiones en varias ocasiones por cambios de fecha o avisos de que se contraerá matrimonio incluso en el plazo de un mes.

El proyecto nació hace prácticamente tres años (foto: Greta esto va de bodas)

Arrancan una carcajada en la red social de más impacto, «un filón, bestial». «La utilizamos mogollón, la gente cada vez contacta más por ella; para nosotros es un escaparate fundamental, en los mosaicos siempre procuramos meter lo más cuadro y lo más exagerado en los collages», insiste.

Pese al sempiterno menos es más, aboga por el exceso. Por introducir «mogollón de información, imágenes… hacemos todo lo contrario, vamos a meter todo el fregado posible». La pregunta sería «qué más cabe», la respuesta depende de cada novio o novia. Esto va según los gustos, esto va de bodas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies