Home / Eume / ¿Has explotado al máximo tu potencial?

¿Has explotado al máximo tu potencial?

JOSE BARCIA TUCCELLI | Motivación para el cambio | Jueves 26 marzo 2020 | 12:46

¿Dónde está tu meta?, ¿cuál es tu objetivo?, ¿qué te gustaría conseguir o cambiar?, ¿qué te impide lograrlo?, ¿has explotado al máximo tu potencial? Son preguntas habituales que marcan el inicio del camino de un cambio, una vez que la persona ha decidido que es el momento de dar un paso adelante en busca de nuevas oportunidades o de exprimir su rendimiento.

Todas las respuestas estarán condicionadas por nuestras creencias, máximas arraigadas en nuestro interior que pueden terminar por convertirse en un lastre. Compartimos un par de cuestiones para la reflexión y para que nos ayuden a tomar un poco de perspectiva acerca de qué es lo que realmente nos impide lograr lo que buscamos y quién es quién en esa búsqueda.

Antes de 1954 se consideraba imposible poder bajar de los cuatro minutos corriendo la milla en atletismo. Muchos grandes atletas lo habían intentado y se asumía como una barrera infranqueable. Por aquella época, Roger Bannister, tenía la convicción de que, si se daban una serie de condiciones, él podría romper con ese récord logrando así un hito deportivo histórico.

Cualquiera de ustedes habrá anticipado que Bannister consiguió su objetivo y bajó de los cuatro minutos en la milla. Pero lo significativo de esta historia no está en el hecho de que un atleta haya batido un récord, sino en que desde ese día y contando solamente al año siguiente, más de una docena de atletas consiguió bajar también de esos cuatro minutos.

Cuando los atletas vieron que sí era posible superar esa barrera atlética, derrumbaron la barrera psicológica que les impedía alcanzar ese rendimiento potencial que hasta ese momento se había quedado muy lejos de ser exprimido.

Siguiendo con ejemplos del mundo de la educación física y el deporte nos encontramos con el concepto del entrenamiento hasta el fallo muscular. Se trata de la directriz de realizar un ejercicio, por ejemplo de musculación, hasta no poder hacer ni una repetición más, de ahí lo de “fallo”. Se realiza hasta percibir la imposibilidad de seguir ejecutando el ejercicio.

Esta forma de buscar la mejora es bastante cuestionada, pero no queremos aportar nada en la controversia sino que simplemente la vamos a aprovechar para hablar de otro concepto asociado que es el “fallo psicológico”.

Lo que nos dice es que cuando creemos estar en el fallo muscular, cuando percibimos que no podemos seguir realizando el ejercicio y paramos, donde estamos normalmente es en un fallo psicológico. Físicamente sí podríamos seguir realizando el ejercicio, lógicamente por un tiempo limitado, pero como creemos firmemente que no podemos más, paramos. No sería una imposibilidad física sino percibida, por tanto psicológica.

Volvamos a preguntarnos qué nos está limitando, ¿las metas escogidas exploran todo nuestro potencial o están condicionadas por nuestros miedos?…¿qué o quién te impide lograr un rendimiento mayor?.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies