Home / REC360 / Crónica / Jordi Évole: «Sí entrevistaría a las personas que mataron a Couso»

Jordi Évole: «Sí entrevistaría a las personas que mataron a Couso»

Évole firmando en el Libro de Honor de Ferrol (foto: R.C.)
Évole firmando en el Libro de Honor de Ferrol (foto: R.C.)

REBECA COLLADO | Ferrol | Miércoles 27 mayo 2015 | 11:49

Bromas en tono socarrón, fotos por doquier, puyitas a los que mandan y manejan la economía del país, sonrisas, algunas forzadas, y aplausos, así fue el paso del premiado este año con el José Couso de Liberdade de Prensa, Jordi Évole, por Ferrol este martes.

El presentador de Salvados llegaba a la plaza de Armas pasadas las 18:00 horas y lo primero que hacía era atender a un equipo de La Sexta que lo esperaba para hacer un conexión en directo con el programa Más Vale Tarde en el que aseguraba que «los gobiernos corruptos son los verdaderos focos de inestabilidad».

La gente se empezaba a acercar a la zona, móvil en mano hacían fotos y grababan la escena, y es que no es habitual que en Ferroliño te cruces de pronto con Jordi Évole y eso va al Facebook, Twitter e Instagram, sí o sí. Una vez finalizada la conexión en directo, el presentador se hizo multitud de fotos con todos los que se lo pidieron.

Una vez finalizada la ronda fotográfica con fans y seguidores, se dirigió hacia el Concello y subió las escaleras que lo llevaron hasta el salón de recepciones. Allí lo esperaban los organizadores del premio y la corporación municipal, además de los periodistas.

No tardó mucho Évole en sacar la lengua a pastar y cuando se sentó para firmar en el Libro de Honor de la ciudad le espetó al alcalde en funciones: «¿No tenéis ninguna firma de imputado?». Rey Varela aceptó el primer derechazo con aplomo e incluso se rió y le contestó que no.

Ya sentados para la rueda de prensa, Siro López presidente del Club de Prensa de Ferrol, tuvo un recuerdo para Luís Mera, creador de este premio, y Xosé Manuel Pereiro, decano del Colexio de Xornalistas, señaló que «a liberdade de prensa é algo que se conquista».

De nuevo le tocaba el turno de palabra al galardonado, que aseguró que recibir este premio le daba pena y rabia, porque si no se lo dieran, significaría que Couso no hubiese sido asesinado. A esto añadió que «me quiero acordar de todos los políticos que aplaudieron la entrada de su país en una guerra injusta e indigna y se han ido de rositas».

En sus respuestas a los medios de comunicación, Évole aseguró que entrevisaría a las personas que mataron a José Couso. Mirando a algunos de los familiares del cámara asesinado que se encontraban allí, reconoció que «el periodismo puede chocar con el dolor de una víctima, pero yo lo haría».

El presentador dijo no creer en la objetividad, pero sí en la honestidad. También apuntó que espera que después de Salvados, después de la situación que estamos viviendo, quede «el espíritu crítico» en la ciudadanía, porque cuando las cosas iban bien «todos hemos mirado hacia otro lado» y «si de esto no aprendemos nada, seremos un poco burros».

Sobre las presiones y la situación del sector, Évole se considera «un auténtico privilegiado en este sector. En Salvados podemos emitir lo que no le gusta al patrón». En este sentido, advirtió que «en los sitios pequeños es donde peor lo tenéis, porque está muy cerca el poder» y para las empresas y políticos es fácil levantar el teléfono y presionar para que no se publiquen ciertas cosas.

Invitó a los periodistas locales a «ejercer una cierta oposición a todo eso», a tener la oreja más puesta en la calle que en los salones porque «el ciudadano necesita respuestas a preguntas incómodas».

Y precisamente una de las preguntas incómodas llegó al final del acto, cuando un compañero preguntó al presidente del Club de Prensa y al decano del Colexio si la lectura del fallo del premio se hará en Ferrol el próximo año o si de nuevo será en A Coruña.

Évole firmando en el Libro de Honor de Ferrol (foto: R.C.)

Évole firmando en el Libro de Honor de Ferrol (foto: R.C.)

Aunque se quiso restar importancia al tema, lo cierto es que es una cuestión que genera malestar en la prensa local y que no quedó resuelta.

Finalizada la rueda de prensa, de nuevo más fotos. Políticos y periodistas no quisieron dejar escapar la ocasión de hacerse una fotografía con el premiado, que muy amablemente atendió todas y cada una de las solicitudes.

Acto en el Jofre

La entrega del premio se celebró en el Teatro Jofre y allí mismo se realizó también la ofrenda floral, que tradicionalmente se celebra en el monumento Ás Ceibes pero que en estos momentos está rodeado por las obras del Cantón. El hermano del cámara asesinado, David Couso, subió al escenario y no dudó en asegurar que «no queremos dinero, queremos justicia y por José vamos a ganar».

Las periodistas ferrolanas Lorena Bustabad y María Jesús Rico nos pusieron los pelos de punta a la prensa local con sus palabras. Sus alegatos a favor del periodismo pequeño, del que escucha los problemas de los vecinos, del que se echa horas extras a la espalda sin que sean reconocidas en ninguna parte, fueron conmovedoras para los que amamos esta profesión. Orgullo de compañeras.

El premiado subió al escenario y, como no podía ser de otra forma, no se cortó en dedicar lindezas al poder. Arremetió contra “La Caixa”, patrocinador del premio, por el drama de los desahucios, aseguró que Ferrol es una ciudad especial porque en menos de un año va a ser «el segundo Rey que abdica» y dijo que los ciudadanos tenemos mucha paciencia, pero «gota a gota se crea una marea».

Finalmente, Évole dedicó el premio a la familia de José Couso por su dignidad y su compromiso. El encargado de cerrar el turno de intervenciones fue el alcalde en funciones, que felicitó al premiado Jordi «Ébola». El público, estupefacto, no pudo contener la risa ante el despiste, o no, de José Manuel Rey Varela.

El broche de oro al acto llegó con el Concierto de la Libertad, que corrió a cargo del quinteto Hércules Brass.

Publicidad

Banner parque ferrol

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*