Home / REC360 / Entrevistas / Kibus: del mercado de A Magdalena a tu casa… o a la playa

Kibus: del mercado de A Magdalena a tu casa… o a la playa

Eduardo Sanjurjo, gerente de Kibus (foto: Mero Barral / Ferrol360)

RAÚL SALGADO / MERO BARRAL | Ferrol | Viernes 18 junio 2021 | 20:40

Implantado en diciembre de 2019, el servicio de la firma Kibus en el mercado de A Magdalena afianza su éxito entre los clientes una vez superada la etapa más dura de la pandemia. Algunas costumbres han llegado para quedarse y recibir en casa producto fresco y de cercanía apetece a usuarios adultos y a otros más jóvenes.

Eduardo Sanjurjo es su gerente y avanza que este verano, que apunta maneras entre el alivio de restricciones y el buen tiempo -aquí habrá que cruzar dedos-, tendrán nuevas propuestas en la comarca. Habla de cómo ha calado la idea y dice que lo «más chulo es que la gente va repitiendo, de un pedido pequeñito pasamos a que en el mismo portal haya dos».

Y cada «pedido es de un importe mayor» y se van «convirtiendo en la forma de hacer compra de frescos» preferida para muchos vecinos de la zona. A la vista de la respuesta, puede que no tenga mucha razón al sostener que de «marketing no sabemos mucho», pero su frase tiene un motivo: «El boca a boca nos está ayudando».

Kibus opera en el mercado de A Magdalena desde diciembre de 2019 (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Operan desde una plaza de abastos que es «sinónimo de calidad» y su radio de acción abarca el entorno más inmediato a la ría de Ferrol, con Valdoviño o Ares como límites al norte y al sur. Kibus está desplegado en 13 ciudades de Galicia y del resto de España, pero Ferrol «fue la primera después de A Coruña» y eso la convierte en especial.

«Nos decían que teníamos que abrir en ciudades grandes, pero en las pequeñas se pueden hacer cosas muy chulas y Ferrol es un ejemplo», valora Sanjurjo. El camino ha requerido de paciencia y equipara su evolución al textil, a querer probar la ropa frente a la fría adquisición de las prendas por la red.

Y remarca que su proyecto «es ambicioso porque quiere romper esa desconfianza gracias a los placeros, han entendido que internet es el futuro». En realidad, juega a su favor que el «producto que nos dan es buenísimo»; no en vano, indica que no «se puede fallar en internet; al cliente hay que darle lo mejor».

El servicio de Kibus llega a 13 lugares de toda España (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Eduardo Sanjurjo aporta más ejemplos, se trata de que si alguien «elige unos melocotones de Calanda o cerezas del Jerte se le tiene que caer la baba». En ese camino a la excelencia ya van de la mano de unos 40 puestos y se exhibe «un abanico de oferta muy bueno; la compra de mercado es de confianza».

Para modernizar ese hilo invisible entre cliente y placero, «puedes elegir ese puesto e indicarle quién eres en Observaciones». Eso servirá para que el detalle final impregnado de mimo haga redonda la cesta de la compra: «Ese tipo de comunicaciones es muy enriquecedor, reduce la incertidumbre al cliente».

Y respondiendo a lo previsible, «la mayor parte de las ventas se producen entre semana, cuando menos gente va porque no puede». El horario habitual del mercado de A Magdalena impide la presencia de personas que trabajen por las mañanas, pero el impulsor de la firma insiste en que ir a la plaza es «una experiencia que no se debe perder».

40 operadores de A Magdalena están adheridos a Kibus (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Sanjurjo, en todo caso, señala que también hay compras de residentes en municipios de los alrededores y que muchos siguen «yendo el fin de semana» a A Magdalena. Si en principio «íbamos a por gente joven que tiene sensibilización por comer sano», ahora se confirma que los que mejor «saben comer sano son la gente mayor».

En ese repaso a su lista de fieles, en Kibus aparecen desde «clientes jubilados que prefieren» esta vía «porque pesa la compra» a una «chica que trabaja en Australia». Descubrieron conexiones a su página web desde el otro lado del globo y se trataba de una joven que le «compra a su madre, que no está para nuevas tecnologías».

Recibido el pedido, se despliega una «parte logística de la entrega que es fundamental». Con la covid-19 se cerró la entrada en las viviendas, pero se sigue cuidando cada punto: «Somos la cara ante el cliente y queremos que sea casi siempre el mismo repartidor; sabe que si tienes un bebé a las once está dormido, dónde colocarte las cosas…».

Todo el producto fresco del mercado tiene cabida en el servicio (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Para Eduardo Sanjurjo, casi nada es imposible: «Siendo riquiños, podemos competir contra lo más grande». Sobra decir que se mueve fruta, pescado, marisco, carne, empanadas o pan, pero cada estación tiene sus particularidades; sin ir más lejos, la sandía en verano. Y en esta temporada estival darán un paso adelante.

Kibus ultima packs «para llevar a la playa, una buena solución para entregar donde estés». Ahí entrarían bocadillos, tortillas o cervezas y sin renunciar a querer «comer sano y saludable, pero ya no sabes qué comer». Pues también hay solución si «estás harto de la ensalada»; la bautizaron como «la selección del chef». Su chef, Pedro.

«Le dices lo que quieres gastar y te orienta», asegura el gerente. Para uno mismo o para que los «hijos coman verdura»; una alternativa, «pasta con salsa de coliflor, lo que se le ocurra». Una ayuda para «tener ideas». Será cuestión de preguntar… y de elegir entre presencial o a distancia, pero con el mercado de toda la vida como prioridad.

(Fotos: Mero Barral© – 2021. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies