Home / Actualidad / La Álvaro de Bazán vuelve a Ferrol tras lograr la reducción de la piratería en el Índico

La Álvaro de Bazán vuelve a Ferrol tras lograr la reducción de la piratería en el Índico

RAÚL SALGADO | @raulsalgado | Ferrol | Lunes 31 marzo 2014 | 12:02

Esperaban con alegría. Familiares apostados ante los muelles del Arsenal Militar de Ferrol a primera hora de un lunes, cuestión de piel. Con unos minutos de antelación sobre el momento inicialmente previsto, la fragata Álvaro de Bazán accedía al recinto y se disponía a atracar. No podía ser una cita más tradicional: sonaba la canción más emblemática de Limones, la que lleva el nombre de la ciudad, y los demás barcos saludaban.

Alguna pancarta llamando al allegado al que se quería ver, cierto nerviosismo porque el momento había llegado. De todas las edades. Ellos, a cambio, aplauden desde el buque en cuanto detectan los rostros deseados. Seis meses después, de nuevo en casa. José Enrique Delgado, comandante de la unidad, regresa satisfecho. Utiliza grandes adjetivos para definir la misión, desde espectacular hasta impresionante.

También lo hace al referirse a los parajes que han conocido y a los desafíos que han encarado. Su período fuera de la base que les acoge habitualmente se dividió en dos fases dentro de la SNMG-2, la Segunda Agrupación Naval Permanente de la OTAN. 179 días lejos de la ría para la F-101.

La Armada exhibe datos: 30.000 millas náuticas desde aquel 4 de octubre, 140 días en la mar y escalas en 15 radas de tres continentes. Delgado descendió de la Álvaro de Bazán y destacó a la prensa el trabajo en faenas de salvamento o apoyo dentro del mando español en el despliegue. El escenario «más complejo», sin duda, el Índico. Pero el objetivo se ha cumplido: ahora «está contenida la piratería».

En el Índico

Zona de operaciones complicada porque, recuerda, ese océano es tan «enorme» que «toda Europa cabría» allí. «Parece sencillo tener controladas a las embarcaciones», sostiene, pero sobra decir que no ha sido así pese a la situación mucho más favorable. La reducción, no en vano, ha sido notable en los «últimos cinco años».

El último secuestro data de mayo de 2012. En estos seis meses, la fragata solo presenció «dos intentos», que fueron «repelidos». Ahora corresponde el merecido «descanso», al menos durante las dos semanas entrantes. En su singladura, alojó al Estado Mayor internacional que dirigió el contralmirante de la Armada Española Eugenio Díaz del Río desde junio de 2013.

El Mediterráneo fue su otro campo de acción, con el terrorismo en el punto de mira. En aguas de Creta o Turquía tomó parte en ejercicios navales; en el mar de Alborán auxilió a varios inmigrantes que navegaban en embarcaciones neumáticas. Puertos de Marruecos, Túnez e Israel también recibieron a los ferrolanos.

En diciembre se sumaron a la operación Ocean Shield, con la que la Alianza Atlántica combate la piratería en el Cuerno de África. Ayudaron entonces a un pesquero iraní en apuros, además de a otro yemení, pero también evacuaron a un marino de Ucrania con su helicóptero embarcado. Llegarían nuevas visitas, a Omán, Emiratos Árabes, Yibuti o Tanzania, entre otros lugares. Mariano Rajoy se subió al buque el 22 de diciembre.

Familiares de la dotación de la Álvaro de Bazán los recibieron en el Arsenal Militar de Ferrol (foto: Raúl Salgado)

La dotación de la Álvaro de Bazán fue recibida en el Arsenal (foto: Raúl Salgado)

La Álvaro de Bazán atracó en el Arsenal Militar de Ferrol minutos antes de las 10:30 de este lunes (foto: Raúl Salgado)

La Álvaro de Bazán atracó minutos antes de las 10:30 de este lunes (foto: Raúl Salgado)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies