Home / Ferrol / Ares / La ayuda de bañistas permite el rescate con éxito de un delfín varado en Ares

La ayuda de bañistas permite el rescate con éxito de un delfín varado en Ares

Imagen del delfín encontrado en Ares (foto: Esther Pérez / Cemma)

Imagen del delfín encontrado en Ares (foto: Esther Pérez / Cemma)

FERROL360 | Lunes 21 agosto 2017 | 19:35

La Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños, la Cemma, ha aplaudido este lunes el «exemplar comportamento de bañistas», completado con las indicaciones de este colectivo, ante el rescate de un delfín varado en Ares. Aconteció este domingo entre las playas de A Miranda y A Barrosa y en una «zona acantilada da costa» del municipio aresano.

Así, el punto carece de «acceso dende terra a causa dos cantís de máis de 30 metros de altura». Una familia que se acercó «coa súa embarcación á costa para dispoñer de augas claras e pouco profundas» se encontró con este ejemplar. Aunque otro barco se situaba ante el arenal, no hizo «caso á situación» ni alertó de los hechos, ha añadido.

Los ocupantes se «tiraron á auga para socorrer ao cetáceo; comprobaron o seu estado, trataron de levalo para a auga e chamaron ao 112 para pedir instrucións». A su vez, el servicio público de emergencias advirtió a la Cemma, con quien mantiene un convenio para estos casos, respondiendo un técnico a la alerta. También se avisó a Protección Civil de Ares.

Maniobra

El lugar, «inaccesible», complicó la maniobra al impedir cualquier «operación de evacuación», pero también hubo «dificultades para chegar por mar» y ante el «tamaño do animal». El hecho de que acaeciese en domingo, la falta de disponibilidad del barco y su distancia hasta unidades móviles también condicionaron los movimientos.

Se trata de un macho de delfín común adulto de más de 2 metros de longitud y 100 kilos de peso. El varamiento, que se habría extendido por más de seis horas, podría deberse a un «despiste que levou a que quedara atrapado na baixamar nunha zona rochosa, o que lle provocou lesións epidérmicas, comprometendo a súa saúde».

Los bañistas lograron «estabilizar a temperatura do golfiño», introduciéndolo en el mar para «acompañalo e facerlle masaxes e movementos» para su desentumecimiento y la incitación a la natación. Tras casi dos horas, fue reintroducido a 500 metros de costa, tras la isla de A Miranda. La Cemma completó un seguimiento por tierra y mantiene la «alerta por se puidera volver».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies