Home / REC360 / Crónica / ‘La buena muerte’, una hora disfrutando del más allá de la mano de Cristina Moreira

‘La buena muerte’, una hora disfrutando del más allá de la mano de Cristina Moreira

Cristina Moreira en el estreno de 'La buena muerte' el pasado sábado en el Jofre (foto: Alicia Seoane)

TEXTO y FOTOGRAFÍAS: ALICIA SEOANE | Ferrol | Lunes 30 enero 2023 | 13:38

Durante la semana previa al estreno, hablamos con Cristina Moreira sobre su propuesta y su título tan sugerente y provocador: La buena muerte. Para los que acostumbran a ver a la actriz en un formato de monologuista, en esta pieza se ha permitido estar acompañada de la dramaturga Cristina Celada de El Pollo Campero, comidas para llevar; Laura Iturralde, una crack gallega de la iluminación que ha llevado a escena espectáculos como la obra de Fariña o el espectáculo de las Tanxugueiras del Benidorm Fest, y en el vestuario Marcelo Rodríguez, diseñador ferrolano. Todo el equipo ha trabajado para aportar un toque de belleza a esta comedia.

Gracias a la residencia técnica que les facilitó el Jofre, pudieron hacer el ensayo y el estreno en el propio teatro, algo de lo que Cristina Moreira se siente muy agradecida. Para ella, la muerte forma parte de la vida y con esta pieza quería poner en escena todas esas pequeñas muertes cotidianas: «Tenemos muy anclado una forma de entender la muerte, es inevitable que haya un sufrimiento, pero esta pieza es un canto a la vida, una forma de decir que de todo se sale».

A las ocho y media comienza el show, mucha gente se encuentra a las puertas del teatro impresionados por la capacidad de convocatoria de Cristina Moreira. Las luces están apagadas y el público espera, intrigado, su aparición mirando al frente. El Jofre es uno de esos teatros con solera, hay que tener muchas tablas para subirse a este escenario y poder mantener el tipo durante una hora a cuerpo abierto. La actriz ferrolana aparece entre la gente, en medio de la oscuridad e iluminada solamente por una linterna, corriendo de un lado a otro, deseando sacarse la muerte de encima. Tras un combate divertido, lleno de súplicas que no tienen desperdicio, por fin se muere y «no fue para tanto», dice sollozando.

Impresiona la iluminación que acompañó cada secuencia del trayecto de Moreira en su paso por el más allá a través de su propia vida. Con La buena muerte, acierta a dar en el clavo de muchos temas cruciales en la vida de las personas, como elegir ser algo que nuestros padres no desean y aún así tirar adelante, matar a ese padre, con tanto humor y desparpajo que nos olvidamos de lo mal que se pasa. Con el mismo atino que fue paseando por todas las mentiras que nos vendieron a toda una generación: aprender idiomas, vivir en la gran ciudad, explotarse a sí mismo a base de trabajar en lo que deseas y ser el más precario, conseguir la pareja estable, preparar comidas y cenas, pensar que ser madre es una decisión que finalmente nunca encaja bien en ningún momento de la vida. La culpa, la disculpa… En fin, un ensayo cómico sobre la mala vida y la buena muerte.

La pieza está cargada de referencias a nuestra ciudad, al carácter del alcalde, al cierre de la Biblioteca Pública ―Moreira siempre reivindicativa―, a los personajes que en nuestra ciudad habitan y nunca mueren ―los Nores― o a la sensación de que en Ferrol se caen las casas y nadie vive en ellas; pero, el trasfondo, es una pieza exportable a cualquier otro lugar, pues trata temas cruciales sin caer en lo facilón, ni tampoco en lo dramático.

Moreira ha puesto en escena pequeños dramas contemporáneos en clave de humor, de una forma honesta y sin pretensiones. Quienes la conocemos un poco, sabemos que ha estado en lo mejor de su propio personaje, generosa en su forma de contarlo y valiente en el escenario. Pero, sobre todo, ha demostrado ser una artista capaz de llevarse una hora al público más allá de sus propias vidas.

La buena muerte, la mala vida quizá ambas o ninguna. Sea como sea, tras este estreno, Cristina Moreira puede descansar en paz.

3 comentarios

  1. Insufrible hora de patochadas sin chicha envueltas de falsa y previsible profundidad, lastima que la oferta cultural se mida en estos términos…

  2. Has de ser la que se graduó de artes escénicas con baja calificación … Por que si a cultura te refieres ni para emitir una crítica eres objetiva y mucho menos culta.
    Y hablas de cultura? Señora vaya a dormir

    • Desconozco quienes son las opinadoras, pero creo que en España aún existe la libertad de expresiòn y de opiniòn. No es preciso descalificar a nadie por ser libre, a Laura está bien claro que no le ha gustado e irá a dormir cuando le apetezca, ya está bien de descalificaciones y de ordenar a los demás lo que tienen que hacer.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies