Home / Actualidad / La crisis del agua y personal eventual centran el debate en el pleno de Ferrol

La crisis del agua y personal eventual centran el debate en el pleno de Ferrol

INÉS AMARELO / MARTA CORRAL | Ferrol | Viernes 31 julio 2015 | 9:23

La corporación ferrolana afrontaba este jueves una sesión plenaria de casi cuatro horas en las que, a pesar de no figurar en el orden del día y ser un tema presentado en sendas mociones del BNG y Ferrol en Común, la crisis del agua se hizo protagonista por encima de todas las cosas. No se cobrará, por una decisión unánime del pleno, el recibo de Emafesa correspondiente a los días de restricciones y se empezarán a dar pasos en la senda de la remunicipalización.

El gobierno tendrá finalmente los cinco asesores que pretendían gracias a los dos votos favorables del BNG, que han dado luz verde a la aprobación de puestos de trabajo del personal eventual y a la modificación del anexo de personal para que pudiesen acceder a los cargos a pesar de no ser licenciados, como estaba estipulado.

Remunicipalización y medidas de control

En su moción, los nacionalistas instaron al Gobierno local a iniciar un proceso de remunicipalización del servicio y adoptar «medidas concretas», criticando que sólo se haya puesto encima de la mesa la integración en la AEOPAS (Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecemento e Saneamento) porque, a juicio de su portavoz, Iván Rivas, «iso non vai solucionar ningún problema».

Los votos a favor del bipartito y dos de los nacionalistas aprobaron este inicio del proceso de remunicipalización, con los 12 votos en contra del PP y de la representante de Ciudadanos.

Mientras, los 25 concejales del pleno sí apoyaron por unanimidad las propuestas nacionalistas de llevar a cabo una auditoría para determinar el estado de las infraestructuras de potabilización del agua, iniciar conversaciones con los ayuntamientos de la Mancomunidad para gestionar conjuntamente el servicio de aguas, constituir una comisión de investigación para aclarar lo sucedido durante la crisis y ordenar a la empresa concesionaria que proceda al descuento en la factura de este mes por los días en los que no se pudo consumir agua potable.

Además, el pleno ha respaldado auditar las cuentas de Emafesa así como sus procedimientos de contratación; considerar sistemas alternativos de potabilización que no dependan del cloro, que ha sido el desencadenante del aumento de trihalometanos y, por lo tanto, de la restricción; demandar del Ministerio de Defensa el uso de su red de suministro de agua en caso de emergencia, sequía o falta de abastecimiento; y adherirse al Pacto Social por el Agua y a la AEOPAS.

Jaque a las mareas

El portavoz de Ferrol en Común, Álvaro Montes, manifestó que el gobierno local se ha sentido «maltratado» por la Xunta de Galicia «co tema da comunicación» durante la crisis del agua, criticando que después de requerirles información sobre las analíticas de trihalometanos se hubiesen enterado «pola páxina web e por unha rolda de prensa».

Montes acusó a la Xunta no acogerse al decreto de excepcionalidad -el mismo que recoge que no sería necesario restringir el consumo de agua al no ser los trihalometanos perjudiciales para la salud a corto plazo y en cantidades pequeñas-, con la «intención política de atacar a este goberno» y «creando unha alarma social maior có risco para a saúde».

«A súa intención era poñer en jaque a este goberno e, por ende, poñer en jaque ás mareas que son o elemento político que vos vai intentar botar en breve do goberno», espetó Montes al portavoz popular, José Manuel Rey Varela.

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, suscribió las palabras del portavoz y añadió que «as lealdades de partido teñen que ter un límite», reiterando que la Xunta «non apareceu nun problema que excedía o ámbito municipal», al tiempo que el presidente Feijóo «tomaba algo nun areal da cidade o día que estabamos en plena crisis» y el portavoz del PP en el Parlamento, Miguel Tellado, les acusaba de envenenar a la población.

Rey Varela contraatacó aconsejando al alcalde que «comprobase a ver si había membros do goberno ese mesmo día na playa» -aludiendo a la primera teniente de Alcalde, Beatriz Sestayo, que colgó una foto en Doniños el sábado 19 en las redes sociales-, y encauzó de nuevo el debate hacia la investigación en marcha: «Hay que tener un gran sentido de la responsabilidad, esto le puede pasar a cualquiera y le corresponde a los técnicos determinar qué ha pasado. Espero que aprendamos que con estas cosas no se puede jugar», dijo el ex alcalde.

Asesores/cooperantes

Con los votos del gobierno y de los dos ediles del BNG, tras un receso de algo más de un cuarto de hora de debate entre portavoces, finalmente serán cinco y no cuatro los asesores que ocupen sus puestos como jefe de gabinete de Alcaldía, jefe de Gabinete de Prensa, redactor de Gabinete de Prensa, gerente de Urbanismo y asesor jurídico de Urbanismo. Así, FeC designa a los dos jefes de gabinetes y al asesor jurídico y el PSOE a gerente de Urbanismo y a la persona que ocupará el puesto de redacción.

Parejo a la designación del personal de confianza se aprobaba la modificación de las plazas, ya que tal y como estaban redactadas en el anexo de personal eventual, sólo podían acceder licenciados, cuando dos de las personas designadas por el gobierno son diplomadas y, por lo tanto, no tendrían acceso a esos puestos.

La edila de Ciudadanos, Ana Masafret, criticó que «se adecúen puestos a personas y no personas a puestos» alegando que el Ayuntamiento «no puede ser en nigún caso una agencia de colocación para los amigos» porque no ayuda a «un proceso de regeneración democrática».

Preguntado por el concejal popular, Alejandro Langtry, el alcalde tuvo que aclarar que debido a la «dilación no nomeamento» y a los «trámites administrativos» algunos de los que ocuparán el puesto de asesor formalmente llevan ya un tiempo «cooperando co goberno», sin estar dados de alta en la Seguridad Social y sin un contrato en vigor.

Presupuestos participativos

La propuesta del Gobierno local para aprobar la valoración de los proyectos pendientes de ejecución pertenecientes a los Presupuestos Participativos de los años 2009 y 2010 se aprobó con los votos en contra del PP y los del resto

Imagen de la sesión plenaria celebrada este jueves en el concello de Ferrol (Foto: M.C.)

Imagen de la sesión plenaria celebrada este jueves en el concello de Ferrol (Foto: M.C.)

de grupos a favor, justificándose su presencia en la orden del día, según el portavoz de FeC, Álvaro Montes, porque «a participación é a centralidade na vida democrática», un extremo que defendió a pesar de las críticas recibidas tanto del Bloque Nacionalista Galego como del Partido Popular.

El portavoz del BNG, Iván Rivas, aclaró que ellos conocen los proyectos propuestos debido a «investigación propia» y no a que se las hubieses presentado desde el área, avanzando que habría que valorar si las propuestas de hace seis años tienen sentido en la actualidad o habría que replanteárselas a los vecinos.

Por su parte, la portavoz de los populares, Martina Aneiros, siguió en la línea de Rivas, pero todavía fue más contundente manifestando que «non é serio traer esta proposta a pleno». En primer lugar, explicó su desconocimiento sobre estas propuestas concretas; en segundo lugar preguntó si hay algún tipo de discriminación hacia el resto de barrios que no aparecen en estos presupuestos y, por último, afirmó que los proyectos fueron planteados hace seis años y puede ser que los propios vecinos no quieran llevarlos a cabo.

El portavoz de FeC respondió a lo anterior exponiendo que lo realmente importante es tener en cuenta la voz de los ciudadanos y mostrarse a favor de los presupuestos, intervención secundada por la teniente alcalde, Beatriz Sestayo, que acusó, además, al Partido Popular de no conocer los presupuestos pendientes durante su mandato -del 2011 al 2015-.

Debate pola lingua

El gobierno presentaba también a pleno la adhesión a la Declaración de unidade a prol da normalización da lingua galega propuesta por la Mesa pola normalización lingüística, un punto que, sumado a la moción presentada por Ferrol en Común para aplicar el Plan Xeral de Normalización la lingua galega en los concellos, convirtió el salón de plenos en un rifirrafe lingüístico, principalmente entre la edila nacionalista, Eva Espiñeira, y la portavoz de Ciudadanos, Ana Masafret; aprobándose ambas propuestas, finalmente, con votos favorables de PP, FeC, PSOE y BNG en el primer caso, y la negativa de populares y Ciudadanos en el segundo.

Masafret abrió el debate explicando que vivimos en una comunidad autónoma bilingüe y que, por lo tanto, no se le debe dar ventaja a ninguna lengua para no discriminar a la otra. Una afirmación que rebatió Espiñeira, enfatizando que se trata de un punto «moi importante» para conseguir la igualdad, sobretodo «ante os evidentes retrocesos destes últimos anos»: «O bilingüismo non existe vivimos nunha situación de diglosia. Esta declaración pide que se cumpra a legalidade».

Espiñeira insistió en la necesidad de «facer de Ferrol, unha cidade galega en galego», mencionando palabras del propio alcalde en el acto del 25 de julio y criticando que «nas pequenas cousas do día a día» no se emplee el gallego desde la Administración, poniendo como ejemplo la cuenta de Twitter de la Policía Local.

El partido popular defendió que una moción presentada desde un grupo en concreto no es la mejor arma para el diálogo y que aprobado el primer punto «no tiene mucho sentido volver al tema».

«Normalidad democrática »

Otra de las mociones del grupo municipal del BNG instaba a «recuperar a normalidade democrática en Ferrol», proponiendo eliminar medidas tomadas por el anterior gobierno del PP, como el control del público que accede a los plenos municipales o la limitación de los tiempos de intervención.

Tanto Ferrol en Común como el Partido Socialista se mostraron completamente a favor, criticando que el gobierno anterior no tenía interés en la participación ciudadana y buscaba, según Montes, «unha política representativa mentres que nós buscamos a participativa».

El anterior regidor, José Manuel Rey Varela, tachó la propuesta de medida digna de «épocas asamblearias»  y tildó a los integrantes del gobierno de demagogos al buscar el discurso político y no la política pragmática consistente en solucionar los problemas de la gente: «Cambiou o goberno e xa non temos ningún problema. Non hai centos de persoas que queiran entrar nos plenos e impidan celebralos», dijo, bromeando ante un salón de plenos casi vacío.

La moción salió adelante con los únicos votos en contra del Partido Popular.

Apoyo al Pantín Classic Pro

El pleno de Ferrol por unanimidad formalizaba también su espaldarazo a que el Pantín Classic Pro se postule como Fiesta de Interés Turístico de Galicia, ya que es la única prueba puntuable para el mundial de surf que se realiza en España y siempre ha contado con el apoyo del Ayuntamiento a pesar de celebrarse en el municipio vecino de Valdoviño.

La ex concejala de Deportes, la edila popular Susana Martínez Galdós, mostró su apoyo a la cita, señalando que además de la calidad deportiva, es una «fuente de ingresos para la comarca» puesto que los visitantes que se acercan a ver la prueba se quedan una media de 5,2 días y se gastan más de 26 euros al día.

Un comentario

  1. El BNG, haciendo una vez más de t.nto útil, permitiendo que el gobierno del Sr. Suárez haga lo que le de la gana con los asesores, a cuenta del erario público.

Responder a Cabacho Eliminar comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies