Home / Actualidad / La muerte de una mujer horas después de ingresar en el Marcide acaba en condena al Sergas

La muerte de una mujer horas después de ingresar en el Marcide acaba en condena al Sergas

FERROL360 | Martes 11 julio 2017 | 16:50

El Sergas tendrá que indemnizar a un vecino de Narón al ser condenado por el fallecimiento de su esposa, F. M. M. A., de 72 años, «a las pocas horas» de su ingreso en el Hospital Arquitecto Marcide. La asociación El Defensor del Paciente, cuyo bufete colaborador presentó la demanda, ha comunicado este martes que el caso se remonta al 14 de julio del 2013.

Fue entonces cuando la mujer llegó al recinto con dolor abdominal tipo cólico, vómitos y diarrea de varios días de evolución. También tenía hipertensión, diabetes mellitas y bradicardias y estaba «muy afectada y con palidez cutánea». Recibió el alta en Urgencias a las 15:35 horas y fue trasladada a Cirugía, pautándose calmantes y ordenándose pruebas de imagen.

Así, se le practicaron sendas radiografías de torso y abdomen y fue remitida a planta sin que las pruebas devolviesen «un resultado concluyente sobre la causa de la sintomatología presentada». Dos horas y media después de pautarse el tratamiento, se detectó a las 23:20 horas una «situación de parada cardiorrespiratoria».

Relato

Siempre con arreglo al relato de El Defensor del Paciente, también se evidenció «mientras se realizaba un electrocardiograma que presentaba bradicardia extrema». «No respondió a las maniobras de reanimación y falleció a las 23:30 horas», ha añadido la asociación.

Sería a posteriori cuando se confirmaría la existencia de «neutrofilia, leucocitosis y datos de fallo cardíaco que fueron obviados», mientras que el control de enzimas con sangre extraída reveló lesión. Un juzgado condena ahora a indemnizar al cónyuge «por tratarse no de mala praxis médica, sino de pérdida de oportunidad terapéutica».

El colectivo sostiene que la adopción de «medidas oportunas tras la práctica de esa prueba» habría permitido que la mujer siguiese viva. No detalla el importe de la indemnización, pero afirma que la sentencia «satisface en parte y devuelve la dignidad a la familia».

«El dinero no es lo que les movió a reclamar; si bien se trata de una suma razonable, se pretende que se reconozca la mala praxis», ha subrayado. No es fallo firme y ha sido recurrido por la propia familia «por entender que la mala praxis existió, tal y como señala el perito judicial, y no fue únicamente una pérdida de oportunidad terapéutica».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*