Home / Cultura / La pandemia no logra detener la primavera en Canido

La pandemia no logra detener la primavera en Canido

M. CORRAL | Canido | Viernes 1 mayo 2020 | 12:45

Cuando a las 00:20 de aquel 25 de abril sonó el Grândola, Vila Morena en Rádio Renascença los portugueses supieron que era la segunda y última señal de la cuenta atrás para la revolución que acabaría con la dictadura de Salazar. La canción de José Afonso se convirtió en un símbolo de la llamada a la revolución más bonita del mundo.

En Canido, cuando el mes de mayo se asoma, un símbolo se erige en el corazón del barrio: el Cruceiro se cubre de flores. Se pone guapo a sabiendas de que sus vecinos pasarán a su alrededor unos días intensos de celebración, vino y rosas. Avisa, envuelto en verde, que es la hora de abrir las ventanas para que la onda expansiva de la primavera lo inunde todo.

Este año los negocios estarán cerrados. Paula no abrirá la ventana de El Clavel para pasarnos dos tercios y Fina no nos recordará, en mitad del estrés, que deberíamos de haber reservado una mesa con tiempo. No habrá niños pintando el suelo con tiza, ni bailes agarrados, ni maio interactivo en el calle Alegre ni toldo solidario en la Tahona. Por no haber, parece que tampoco habrá sol. Y no, no se pondrá la mesa kilométrica que compartían los vecinos en un patrón que se antojaba eterno y servía también para felicitar a las madres.

Empezan os Maios…que nada nos quite as ganas de bailar!!

Publiée par El Clavel De Canido sur Jeudi 30 avril 2020

Sin embargo, a pesar de todo, este viernes el Cruceiro ha amanecido envuelto en flores. Con un adorno más sencillo del habitual, sí —fruto, seguramente, de la nocturnidad, las prisas y las floristerías cerradas—, pero sin lugar a dudas firme candidato a ser el maio más recordado de la historia. Porque su aparición es la clave esperada para ponerlo todo en marcha, para que empiece la fiesta y la orquesta arranque con sus primeros acordes. Porque este año hay muchas cosas que no habrá, pero hay dos que sí serán: os maios y el paseo.

Los primeros, en las ventanasMaios nas Xanelas—, uniendo las casas del barrio en un bosque animado con flores de cartulina. El segundo será este sábado y domingo. No pudo haber coincidido mejor la primera salida permitida por el Gobierno. Aunque sea de 6:00 a 10:00 y de 20:00 a 23:00 horas para los adultos, los vecinos de Canido están deseando recorrer las calles para verlas bonitas, celebrando como cada año la Santa Cruz, Os Maios y, en definitiva, la llegada de la primavera que ningún virus ha podido detener en el barrio alto de Ferrol.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies