Home / Actualidad / La plantilla de Reganosa contra Yolanda Díaz: «É unha vividora do público e minte»

La plantilla de Reganosa contra Yolanda Díaz: «É unha vividora do público e minte»

yolanda diaz reganosa

MARTA CORRAL | Ferrol | Domingo 27 octubre 2019 | 12:25

Parafraseando a Shakespeare, «algo huele a podrido» en Punta Promontoiro. Durante este último mes de octubre hemos visto cómo Reganosa volvía a la palestra informativa y no, precisamente, de la mano de quienes llevan dos décadas luchando para que la instalación salga del interior de la ría de Ferrol. Fueron sus trabajadores, representados por el comité de empresa, los que daban la cara por primera vez para pedir ayuda porque veían peligrar sus empleos.

Lo hacían cuando la comarca todavía estaba encajando el golpe en el corazón minero de As Pontes, en un momento de gran sensibilidad con la clase trabajadora, y coincidiendo en día y hora con la comparecencia de prensa programada por el Comité Cidadán de Emerxencia para dar cuenta de las alegaciones que habían registrado 19 colectivos contra las nuevas autorizaciones solicitadas por Reganosa.

Con cinco sentencias desfavorables dictadas por el Tribunal Supremo, la regasificadora está centrando sus esfuerzos en legalizar su situación a través de la evaluación de impacto ambiental, un trámite que 20 años después sigue antojándose complicado teniendo en cuenta las características de su ubicación en la ría de Ferrol: población a menos de 100 metros de la planta, un Arsenal Militar a poco más de un kilómetro en línea recta y un complejo petroquímico a 300 metros, entre otros.

El apoyo de los alcaldes

En aquella rueda de prensa, el comité de Reganosa deslizó que las sentencias judiciales y la lucha de los colectivos sociales que están en contra de la planta estaban orquestadas por Enagás para intentar quitarse de en medio la única regasificadora que no controlan en toda la península: «Todos sabemos cómo está o sistema gasista en España, a quen pertence, e Reganosa é a única pedra que ten no camiño para o control total».

Los representantes de los trabajadores empezaron a reunirse con los regidores y lograron el apoyo público de la alcaldesa de Mugardos, Pilar Díaz, y del primer edil de Ferrol, Ángel Mato. El caso de la primera es especialmente llamativo si tenemos en cuenta que su formación, Izquierda Unida, siempre ha mantenido una postura contraria a la planta. De hecho, dos meses antes, Galicia en Común había presentando varias iniciativas en el Congreso encaminadas al cierre de Reganosa.

Pero Díaz les mostró su «total apoio» afirmando que no hay «ningunha sentenza xudicial» que inste a su paralización y señalando que la comarca «non pode permitir perder máis postos de traballo». En la misma línea se pronunció Mato, poniendo la planta como un símbolo de la competitividad de nuestro territorio que genera puestos de trabajo cualificados y de calidad, cuando también el PSOE de Ferrol instó al Estado en su momento a cumplir con las sentencias del Supremo.

No está de mas recordar que Reganosa y el Concello de Mugardos firmaron un acuerdo el pasado mes de mayo para rehabilitar el cine Zárate y hacer allí una biblioteca. Además, la concejala popular en la villa, Begoña Roldós, aseguró este mismo mes de octubre tras la comisión pertinente que la empresa le habría dado al Gobierno local un cheque de 60.000 euros para gastos relacionados con la cultura y fiestas.

126 trabajadores y sumando

En una comarca donde hace décadas que el trabajo no sobra, la línea que nos brinda la ética es especialmente delgada en este caso. Justo en este mes de octubre, Reganosa contrataba a nueve ingenieros recién titulados llegando así a los 126 empleados, su máximo histórico. Su director general, Emilio Bruquetas, anunció además que la compañía abrirá en breve otro proceso de selección de trabajadores.

Instalaciones de Reganosa (foto: Mero Barral / Ferrol360)

Instalaciones de Reganosa (foto: Mero Barral / Ferrol360)

El comité de empresa, que hasta la rueda de prensa del 4 de octubre no había sido protagonista en la agenda de los medios, se ha instalado magistralmente para quedarse y reivindicar sus puestos de trabajo con una sorprendente maquinaria comunicativa: cuentas en las redes sociales, notas de prensa y comunicados reaccionando a todos los movimientos que tengan que ver con la planta. El último de ellos, especialmente duro, iba dirigido a desprestigiar la figura de Yolanda Díaz.

«Levamos xa cinco sentenzas do Tribunal Supremo que lle dan a razón ao Comité Cidadán de Emerxencia»

Díaz ha reiterado esta misma semana que Reganosa es una «auténica bomba de reloxería», defendiendo que «saia da ría de Ferrol» porque «é un perigo ambiental e un perigo para as nosas vidas. E aínda maís, porque Reganosa tamén é un exemplo de corrupción político empresarial sostenido e intolerable». Las declaraciones de la portavoz de Galicia en Común se sucedieron al hilo del inicio en la Audiencia Provincial de A Coruña del juicio contra dos altos cargos de la Xunta de Galicia, accionista mayoritaria de la planta, acusados por la Fiscalía de falsear documentos y ocultar informes contrarios a un dragado irregular que se realizó en la ría.

Según Díaz, la operación se llevó a cabo para facilitar el tránsito de los gaseros hasta Punta Promontoiro y se realizó con explosivos para demoler agujas de roca en el otoño de 2011 en un espacio con la protección de Lugar de Interese Comunitario (LIC) que es la Costa Ártabra. «Levamos xa cinco sentenzas do Tribunal Supremo que lle dan a razón ao Comité Cidadán de Emerxencia da ría de Ferrol e a pesares de iso, tanto o Partido Popular como o PSOE tentaron legalizar unha bomba de reloxería no interior da ría», aseveró.

«Yolanda acumula ducias de mentiras no seu historial»

La respuesta del comité ha sido contundente: «Sen rubor, servindo intereses inconfesables alleos a Galicia, pide o peche da terminal». El comunicado de los trabajadores incide en que Díaz «reincide na mentira, unha constante na súa carreira sobre a moqueta» y está solicitando de facto con sus palabras «a destrucción de centos de postos de traballo na que é a súa terra natal aínda que agora, por intereses persoais, se teña desentendido dela para conservar os seus ingresos públicos e privilexios como deputada pola provincia de Pontevedra».

El comité censura el «maltrato» que aseguran somete Díaz a Ferrolterra y le recuerdan que la suya es una «posición de illamento» porque alcaldes y dirigentes de todos los partidos, incluyendo IU, han respaldado la continuidad de la planta. Desmienten asimismo que Reganosa sea un peligro, aseverando que lo avalan «os máis de 12 anos de funcionamento da instalación sen un só episodio de afeción ao medio natural e os case 350 gaseiros recibidos sen un só incidente de seguridade».

«Debe pensar esta vividora do público que os ferroláns son parvos», critican, asegurando que «son ducias de mentiras as que acumula no seu historial esta política profesional desacreditada por completo». La última, que tachan de «ridícula», es «intentar facer ver que no 2011 fíxose un dragado na ría de Ferrol para que os gaseiros entraran e saíran da terminal de GNL cando levaban catro anos facéndoo sen problema».

Conviene apuntar que el primer gasero que entró en la terminal de Mugardos en enero de 2008, el LNG Sokoto, tenía capacidad para cargar 130.711 metros cúbicos de GNL y en abril de 2017, nueve años después, Reganosa alcanzó un hito recibiendo al Al Utouriya, el buque gasístico más grande que ha atracado allí hasta la fecha pudiendo transportar entre los 210.000 y los 217.000 metros cúbicos.

2 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con los trabajadores.

  2. Cada un mira do seu, evidentemente: pero tamén pode haber un equilibrio. A xente afectada pola planta de Reganosa non pide a aniquilación de ninguén. Tan so que se traslade a onde non sexa un risco. De feito, hai subvencións estatais coma o ReIndus que contempla o traslado de empresas. Sen embargo, o Comité de Empresa, lonxe de buscar unha postura de equilibro que puidera satisfacer tódolos intereses, actúa como se non houbese máis alternativa que tragar a ubicación actual como única solución á defensa duns postos de traballo que están tan en risco como os de Endesa, e non por capricho de ninguén, senón xa por falta de planificación ante o que é a política enerxética que se está a impoñer a nivel mundial. Debería preocupar máis aos traballadores que se dea palmas a unha postura sobre a que non hai nin defensa nin respaldo cando autoridades de instancias superiores, como as Europeas, poñan as cousas máis difíciles a negocios que non están a demostrar ser rendibles. Receita para un drama.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies