Home / Actualidad / La policía desalojó a los preferentistas en un pleno que se quedó medio vacío

La policía desalojó a los preferentistas en un pleno que se quedó medio vacío

Incidentes en el pleno de Ferrol (foto: Marta Corral)

Incidentes en el pleno de Ferrol (foto: Marta Corral)

Público congregado en el salón antes del pleno (foto: Marta Corral).

Público congregado en el salón antes del pleno (foto: Marta Corral).

REBECA COLLADO | Jueves 27 junio 2013 | 15:47

Todo indicaba que la celebración del pleno del Concello de Ferrol iba a ser movida. Y las apuestas se cumplieron. El gobierno local decidió desalojar a los afectados por las participaciones preferentes, ya que impedían el normal funcionamiento de la sesión. Y es que cada vez que el alcalde de la ciudad, José Manuel Rey Varela, intentaba hablar, los preferentistas gritaban consignas como “preferentes solución, banqueiros a prisión”.

Su desalojo provocó que otros colectivos que se encontraban en la sala, como los trabajadores de Megasa y policías y bomberos de la localidad, decidieran marcharse, mostrando así su apoyo. También abandonaron sus escaños los concejales de PSdeG-PSOE, EU-IU y BNG, que criticaron la situación vivida en el consistorio. Por su parte, PP e IF continuaron con el pleno y aprobaron todos los puntos del orden del día por unanimidad.

En apenas media hora se produjeron distintas situaciones: los colectivos protestaron en el salón de plenos; el portavoz de IF, Juan Fernández, abandonó su asiento; el alcalde declaró un receso, al que no se sumaron los portavoces de EU-IU y BNG; el concejal de Seguridad y el regidor trataron de hablar con los manifestantes, que hicieron oídos sordos y continuaron con sus protestas; y finalmente se dio la orden a los policías locales para que desalojaran a los preferentistas.

Y es que el gobierno local tenía claro que el pleno de esta mañana se tenía que celebrar, ya que, según afirmó el alcalde, “he cumplido con mi obligación, que es mantener la normalidad democrática, entre ellas, el normal funcionamiento del pleno, y el mantenimiento del gobierno de la ciudad”. Rey Varela aseguró que se garantizará el acceso público a los plenos, descartando la celebración de los mismos a puerta cerrada, aunque confirmó que se  continuará con la restricción de aforo.

Incidentes

Los afectados por las participaciones preferentes se quejaron del trato recibido y aseguraron que “maltrataron a algúns dos nosos, recibimos un trato violento, sen chegar a pegar, tamén é verdade” comentó Manuel Cebral, miembro del colectivo. Ante el desalojo de los preferentistas, y en señal de solidaridad, los trabajadores de Megasa y policías locales y bomberos de Ferrol, también se marcharon.

Javier Sandá, miembro del sindicato CSIF, afirmaba que se trataba de “un gesto de solidaridad con la gente que se estaba manifestando porque no queremos ser testigos de situaciones como esta”. Una situación que provocó tensión también entre el público produciendose cruce de acusaciones e insultos. Una mujer pidió a la Policía Local que identificase a uno de los manifestantes, Alexandre Carrodeguas, porque según ella la había insultado.

Cuando Carrodeguas se disponía a abandonar el consistorio la Policía lo paró para pedirle la identificación, y así la mujer pudiera interponer la denuncia. Alexandre Carrodeguas se negó a identificarse de nuevo ya que lo había hecho anteriormente a la entrada. Por su parte, aseguró que parte del público estaba increpando a los manifestantes.

Reacciones

Los grupos políticos no tardaron en hacer saber su opinión sobre el desalojo. La portavoz del PSdeG-PSOE, Natividad González Laso, aseguró que “la posición de desalojo es la peor que se puede adoptar”. “No nos satisfacen situaciones de violencia y por eso nos ausentamos”, añadió. El edil de EU-IU Javier Galán afirmó que “a cidadanía precisa solucións” y que “non se lles está a apoiar nas súas problemáticas”. Sobre la restricción de aforo comentó que “ao final óptase por botar á cidadanía, e a solución non é chamando á Policía”.

Por su parte, Iván Rivas, portavoz del BNG, aseguró que “o desaloxo non é un comportamento admisible, e menos nun acto público como é o pleno”. El edil de IF Juan Fernández, por su parte, consideró que “si seguimos así, esta ciudad será ingobernable”. En su opinión, “desalojar fue un acto de gran valentía”, criticando el abandono de los grupos de izquierdas. Ha mostrado su esperanza en torno a la posibilidad de poner fin “a este tipo de situaciones”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies