Home / Actualidad / La primera remesa de jackets para East Anglia One reúne en Fene a Navantia, Iberdrola y Xunta

La primera remesa de jackets para East Anglia One reúne en Fene a Navantia, Iberdrola y Xunta

Alberto Núñez Feijoo y Esteban García Vilasánchez, durante la entrega de jackets a Iberdrola en Navantia Fene (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Alberto Núñez Feijoo y Esteban García Vilasánchez, durante la entrega de jackets a Iberdrola en Navantia Fene (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

RAÚL SALGADO / REBECA COLLADO / MERO BARRAL | Ferrol / Fene | Lunes 5 marzo 2018 | 22:05

En un día especial, los más altos representantes de Navantia, Iberdrola y Xunta de Galicia se han personado en el astillero de Fene. La planta pública ha entregado las cuatro primeras jackets destinadas al parque eólico marino de East Anglia One, fruto del acuerdo entre el grupo naval y Windar.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, cree que así se «demostró la capacidad industrial y el potencial tecnológico que existe en Ferrol». Tras valorar «la experiencia que hoy tenemos en este ámbito», ha considerado que se renuevan y amplían «los trabajos que venimos realizando conjuntamente desde hace más de 3 años».

Porque salía a relucir, era inevitable, la apertura del vínculo entre las partes con el plan Wikinger, «un esfuerzo que ha merecido la pena». Contempló «70 aerogeneradores, capaces de darle energía a 350.000 hogares», pero el reto actual es todavía mayor.

Entrega de jackets a Iberdrola en Navantia Fene (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Entrega de jackets a Iberdrola en Navantia Fene (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Galán ha citado sus 42 plataformas, de 65,5 metros de altura y 845 toneladas de peso, «más de 200» por encima de las de Wikinger. No en vano, las «instalaciones son mayores», también las turbinas. Todos sus componentes permiten alumbrar estructuras de 235 metros de altura, «70 torres Eiffel puestas en medio del mar».

El parque de aguas británicas llega a «30.000 campos de fútbol» de superficie, 300 kilómetros cuadrados. Será en 2019 cuando se convierta «en el más grande del mundo» de la eólica marina con sus 714 megavatios de potencia instalada, con los que se «podrá dar energía a un millón y medio de personas, prácticamente la población de A Coruña y Lugo» a un tiempo.

El máximo dirigente de Iberdrola ha abogado por seguir «actuando de elemento dinamizador de empleo en Galicia», ensalzando el «millón de horas de trabajo para Ferrol» y los «900 puestos de modo continuo» con este contrato. Por su parte, el presidente de Navantia iniciaba su discurso con carga emotiva y en lengua gallega.

Alberto Núñez Feijoo e Ignacio Galán, durante la entrega de jackets a Iberdrola en Navantia Fene (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Alberto Núñez Feijoo e Ignacio Galán, durante la entrega de jackets a Iberdrola en Navantia Fene (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

En primer término, Esteban García Vilasánchez agradecía al grupo eléctrico la «oportunidad de demostrar de lo que somos capaces» y recordaba a su abuelo, que trabajó en la antigua Astano. Ahora, «50 años después», él mismo desarrolla su «actividad profesional aquí».

De Iberdrola destacaba que apostase «por una empresa pública española para un proyecto innovador». Desea que dicha «colaboración continúe en un sector de vanguardia tan necesario para el sostenimiento energético de Europa» y aplaudía las «gestiones, interés y apoyo continuo» de la Xunta.

También tenía palabras para su socio en el programa. Con Windar les une, a su juicio, una «clara orientación hacia el cliente y cumplir con los compromisos contractuales». Finalmente, aludía, con un «gracias», a los «trabajadores que habéis participado, cerca de 900 de media», con «casi 1 millón de horas de trabajo».

Imagen de Navantia Fene durante la entrega de jackets a Iberdrola (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Imagen de Navantia Fene durante la entrega de jackets a Iberdrola (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Esteban García Vilasánchez incidía en la «gran responsabilidad y profesionalidad con que habéis ejecutado este programa; la demostración de lo que pueden hacer Navantia y las empresas de Ferrolterra». Ya hay 17 jackets finalizadas, según avanzaba, y de aquí «al verano se irá entregando el resto de las 42 hasta completar los trabajos».

Para el titular de los astilleros, la «compleja gestión de la cadena de suministro consolida a Navantia en un sector de futuro». La eólica marina, a su juicio, es «clave; complementa nuestro principal» nicho, el relacionado con la Defensa. Su alocución culminaba con el deseo de propiciar el plan estratégico, en diálogo actualmente con los sindicatos.

Tanto el presidente de la compañía como el de la Xunta aludían a las F-110. El primero las vinculaba con el «mantenimiento de un sector clave, motor del crecimiento económico»; el segundo, en el afán por la «estabilidad» de la factoría de Perlío, sin olvidar la «diversificación». Feijoo muestra «absoluto interés» por «insistir y persistir» para «conseguir» las fragatas.

Alberto Núñez Feijoo, Ignacio Galán y Esteban García Vilasánchez, durante la entrega de jackets a Iberdrola en Navantia Fene (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

Alberto Núñez Feijoo, Ignacio Galán y Esteban García Vilasánchez, durante la entrega de jackets a Iberdrola en Navantia Fene (foto: Mero Barral / 13fotos para Ferrol360)

El mandatario gallego ha declarado que Iberdrola fue «la primera en confiar en Navantia» para planes eólicos. Lo hizo cuando «las gradas necesitaban imperiosamente trabajo; estábamos ante la oportunidad de abrir nuevas expectativas». «En momentos de bonanza todos los contratos son bienvenidos, pero en vacas flacas los primeros son recordados para siempre», ha apostillado.

Sostiene que a Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, siempre le agradecerá «en privado y en público» aquella estrategia, un «compromiso con Galicia». Salió bien, opinando que así habría «más contratos»; si se hubiese hecho «regular», se habría «cerrado» esa línea. El segundo pedido, por lo pronto, «está avanzando según lo previsto».

Cree que Navantia «se ha convertido en aliado para empresas» y que sin Iberdrola «no estarían noruegos y alemanes» que luego firmaron vínculos. Augura que vendrán «más contratos de otros países», hecho valioso porque no existían «precedentes en su ejecución». El actual, agregaba, es «el mayor pedido que ha afrontado Galicia en su historia de eólica marina».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies