Home / Ferrol / Ferrol / La procesión de la Caridad y el Silencio tiñe de solemnidad las calles de Ferrol

La procesión de la Caridad y el Silencio tiñe de solemnidad las calles de Ferrol

REBECA COLLADO | Ferrol | Sábado 19 abril 2014 | 22:40

Minutos después de las 20:30, la procesión de la Caridad y el Silencio partía de la iglesia de las Angustias para recorrer las calles del centro de la ciudad. La única procesión de este Sábado Santo congregó a más público del habitual. Acostumbrada a ir «un poco sola», en esta ocasión fueron muchos los que no se quisieron perder uno de los actos más solemnes de la Semana Santa.

Después de ver la procesión en las inmediaciones del templo, el público asistente tomó dos caminos: uno hacia la concatedral de San Julián y otro hacia la calle Real, a la altura del Casino Ferrolano. Son los puntos álgidos de la procesión, aunque sin duda San Julián es el más codiciado.

Al paso de la Virgen de la Caridad y el Silencio por el Casino Ferrolano, una soprano acompañada de un violinista le dedicó una canción. Muy despacito, el trono se fue acercando hasta acabar justo a la altura del Casino.

Ni un murmullo, hasta los más pequeños estuvieron en silencio escuchando la sentida y potente voz de la cantante. Tampoco hubo aplausos al término de la canción porque el recogimiento de los cofrades invadió al público y como si de un pacto se tratase todos entendieron que no era necesario.

El momento más esperado por los miembros de la Cofradía de las Angustias tenía lugar en la concatedral de San Julián. Con un martillo llamaron a las puertas del templo en nombre de la Virgen para hacer entrega de la arqueta con los donativos recogidos a lo largo del día al Hermano Mayor del Santo Hospital de Caridad. Entonaron una Salve en honor de la Virgen y la procesión continuó su camino de regreso a las Angustias.

«La cara de esta Virgen me pone los pelos de punta», comentaban entre los asistentes. Dolor, tristeza y soledad son algunos de los sentimientos que podemos ver reflejados en su rostro. Sencilla, sin adornos, enlutada… una Virgen que llega al corazón.

Procesión de la Caridad y el Silencio a su paso por la calle Real (foto: Rebeca Collado)

Procesión de la Caridad y el Silencio a su paso por la calle Real (foto: Rebeca Collado)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies