Home / Ferrol / La violación de una niña de 15 años en Ferrol llega a la Audiencia Provincial

La violación de una niña de 15 años en Ferrol llega a la Audiencia Provincial

FERROL360 | Domingo 26 septiembre 2021 | 16:16

Este lunes 27 de septiembre la Audiencia Provincial de A Coruña juzga desde las 9:45 horas a un hombre acusado de agresión sexual para el que la Fiscalía pide 30 años de prisión por agredir a una menor de 15 años y coaccionarla con mensajes a través de WhatsApp.

Se trata de un asunto que procede el Juzgado de Instrucción número 2 de Ferrol. En el escrito de la Fiscalía se detallan los hechos que nos remontan al 3 de agosto de 2019, en torno a las 18:00 horas. El encausado acudió aquel día a uno de los lugares que sabía que frecuentaba la víctima, de 15 años.

Estaba ella con un grupo de amigas y él la convenció para que le acompañase a hablar. Se fueron ambos a un entramado de portales ubicados en Ferrol y allí «la agarró fuertemente por la cadera arrinconándola contra la pared, tras tocarle diferentes parte íntimas de su cuerpo tales como los pechos y los genitales», recoge el escrito.

El Ministerio Fiscal añade que estos tocamientos sucedieron «primero por encima de la ropa y después, habiéndole bajado la ropa que vestía, unas mallas, y su ropa interior, y la forzó a mantener relaciones sexuales con él, penetrándola por vía vaginal». Tras ello, tiempo después la cogió «sujetándola por la cabeza que dirigió hacia sus genitales forzándola a realizarle una felación».

Después de lo sucedido, la niña fue atendida por los servicios sanitarios y, según el escrito, a consecuencia de la violación «sufrió un estado de shock que le impidió hablar de lo sucedido». El acusado, una semana después, «frustrado por una nueva relación que ella mantuvo con un joven de su edad», le llegó a enviar hasta 19 mensajes por WhatsApp.

Advertimos que el contenido que vamos a reproducir de dichos mensajes puede herir la sensibilidad de las personas. Copiamos directamente del escrito de Fiscalía:

«Eso es ser una puta, si yo te llevo la cabeza hasta la polla, me la chupas, ah, está bien saberlo, mira te va a salir caro, aún encima me dices por la edad, voy a hacer que se entere todo Ferrol, van a saber lo puta que eres, me está dando asco estar hablando contigo, tú no querías seguir liándote conmigo porque te gusta andar follando por ahí pero te vas a cagar, que va a alucinar, se va a enterar todo Ferrol de que te follé y de que me la anduviste chupando por todo el PARQUE DE ————; tú no quisiste seguir liándote conmigo por eso voy a hacer que te arruinen la vida, te vas a cagar, si vamos a puta, puta yo, no te inventes cosas, es porque eres una puta y punto, y las que son así como tú lo que se merecen es que se entere todo Ferrol para que luego no os quiera nadie, que se enteren hasta vuestros padres de que la estáis chupando sin condón, putas, que sois unas putas, ya verás, por mi madre que se van a enterar que lo voy a poner en mi estado de whatsapp, en el Facebook y en el Instagram, me la chupó, se la chupa a todo Ferrol, te vas a cagar por puta, carallo, ya no contestas, los lees y no contestas, quién tiene miedo, a que sí, por joderme, porque a XXX la quiero mucho, la quería mucho, y me cae muy bien, sólo por ir tú de bocazas y contárselo, por chivata de mierda, mira lo que te va a pasar, ahí sí que te hundiría la vida, mira lo que mi mente puede hacer, sólo por quererme vacilar, ya saber que lo voy a hacer, porque te lo mereces, en unos momentos hablará tu padre contigo, por mis muertos que te voy a arruinar la vida, ¿jugar con mis sentimientos?, eso no te parece grave, tú eres puta, más puta soy yo; aún te tenía que hacer cosas peores».

Estas amenazas, insultos y falta total de respeto despertaron en la víctima la necesidad de contar lo sucedido a su círculo íntimo, un paso que demostró una enorme valentía por su parte y que propició la denuncia interpuesta el 25 de septiembre de 2019.

Por auto del día siguiente se acordó libertad provisional para el acusado y la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio y no acercarse a menos de 200 metros. Al hombre se le juzga por dos delitos de agresión sexual por los que le piden un total de 28 años de prisión, y por un delito de coacciones por el que piden 2 años más de condena.

Se reclama la prohibición e comunicarse con la víctima por cualquier medio, especialmente las redes sociales, y aproximarse a menos de 200 metros de ella, por tiempo superior en 15 años al de la pena de prisión. Asimismo, la Fiscalía pide una indemnización a la víctima por 10.000 euros por los daños morales causados y el pago al SERGAS de la cantidad que determine.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies