Home / Eume / A Capela / La Xunta incoará expediente sancionador a Endesa por los daños en el Eume

La Xunta incoará expediente sancionador a Endesa por los daños en el Eume

La conselleira Ethel Vázquez durante su visita este martes al río (foto: Xunta)

FERROL360 | Jueves 15 octubre 2020 | 20:07

La impunidad de Endesa en el Eume parece que tiene los días contados. La Xunta de Galicia, que declaraba este miércoles la emergencia en el río por la turbidez que afecta a sus aguas desde hace días, informó este jueves de que iniciará un expediente sancionador a la empresa —responsable de la explotación del embalse— por los daños ecológicos y de abastecimiento a la población de Pontedeume.

Horas antes de que la Xunta enviase el comunicado, la entidad ecologista ADEGA mandaba una nota de prensa denunciando que Endesa había usado el río Eume como si fuera una «cañería». Minutos más tarde, la empresa enviaba otro correo hablando de su ayuda a 100 familias gallegas con su programa de voluntariado energético. Benditas coincidencias. Eso sí, de la noticia del momento ni una sola palabra.

Explica la Xunta en su comunicado que la medida llega después de que Endesa desatendiese los requerimientos efectuados desde Augas de Galicia en relación a la gestión de la presa y avanza que incoará la sanción que corresponda en función de la valoración de los daños ocasionados. También confirma la creación de una comisión de seguimiento en la que habrá técnicos públicos de Calidade das Augas, responsables de Endesa, miembros del Concello de Pontedeume y de la concesionaria del abastecimiento en el municipio, Viaqua.

Cabanas quiere estar en la comisión

Por su parte, el Concello de Cabanas, reclama que Augas de Galicia haga públicos los resultados de los análisis realizados hasta el momento en el río, incluyendo los de sólidos y metales. Critican además que la Xunta no se haya puesto en contacto con ellos para formar parte de la comisión cuando también son parte afectada por los vertidos.

«Non imos ficar caladas e esixímoslle á Xunta unha rectificación para incluír ao Concello nesa comisión como parte afectada», señaló el teniente de Alcalde y responsable del área de Medio Ambiente, Iago Varela, añadiendo que «todos os focos están postos na falta de abastecemento de Pontedeume, mais o problema vai máis alá, e temémonos que o interese da Xunta sexa pechar o expediente toda vez que se resolva o problema da traída no municipio veciño», un extremo que no están dispuestos a permitir.

La hemeroteca de los vertidos

Los ecologistas de ADEGA creen que la turbidez de ahora es un capítulo más de la «triste historia dunha canle maltratada pola minaría e esquecida polas administracións» y adelantan que han solicitado a Augas de Galicia que se esclarezca el origen de este último vertido, «posiblemente relacionado coas operacións de Endesa de activación das válvulas do fondo do encoro», analizan.

Denuncian asimismo «a precaria situación da bacía do Eume, vítima da incompetencia, a improvisación e o desleixo das administracións» y retroceden hasta 2008 para narrar otro capítulo turbio en la historia del río. Se refieren a la inauguración del tramo de la AG-64 a su paso por el polígono de Airíos, en As Pontes, donde denuncian que se produjeron «escorrentías ácidas ao río Lavadoiro que, polo Chamoselo, chegaron ao Eume».

La «causa oficial», recuerdan, fue otra bien distinta: el drenaje del sustrato rocoso del vial sin estabilizar: «Sorpresivamente na avaliación ambiental da obra non se contemplou o problema da potencial acidificación das augas (…). A Xunta licitou pola vía de urxencia un proxecto de recollida e neutralización das augas acedas, que precisou de dous by-pass aos ríos Lavadoiro y Chamoselo, construcción de balsas, plantas de tratamento, impermeabilización, etc».

«Mais o que ía ser unha actuación provisional converteuse en definitiva: as medidas de control non conseguiron soluciionar o problema das escorrentías ácidas e así, en 2013, renovouse o contrato de tratamento, do mesmo xeito que en 2018», exponen, añadiendo que se han gastado en la zona unos 26,3 millones de euros hasta el momento, casi tantos como lo que costó la obra en sí.

Gráfico: ADEGA

La «cañería» de Endesa

Desde ADEGA insisten en que el río se ha convertido en una «cañería» de Endesa porque la empresa desatendió la gestión de los lodos que se estaban acumulando en el embalse de A Capela. Afirman que en las mediciones de PH se encontró un pico de acidez justo a la salida de las turbinas de la central del Eume, «consecuencia probábel da remobilización das lamas tóxicas depositadas no encoro por 40 anos de actividade mineira».

«Ao longo de toda a vida útil da mina, Endesa verteu non Eume non só lamas e augas de escorrentía da explotación mineira y da estación depuradora, senón tamén una serie de reactivos e substancias perigosas», denuncian, ahondando en que «esta deficiente caracterización dos resíduos podería supoñer a existencia dun risco elevado durante o funcionamento dos desaugues do fondo do encoro, como aparentemente acabou sucedendo».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

En Ferrol360 utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar el enlace para tener más información. ACEPTAR
Aviso de cookies